Una boda en Tudela provoca un brote de 23 positivos en Navarra y otro foco en Pamplona deja cinco contagios más

Realización de pruebas en una empresa de Sumbilla (Navarra)

Hace unos meses la consejera de Salud, Santos Induráin, advertía en el Parlamento de Navarra que a lo largo del verano se producirían brotes de coronavirus "fruto de la apertura de la movilidad". Y no se equivocaba, hace dos semanas se registraron dos brotes en Sunbilla y Pamplona con más de 30 positivos, y este jueves el departamento de Salud ha registrado otros dos nuevos brotes: uno en Pamplona con cinco casos y otro en Tudela, con 23.

"Sabíamos que íbamos a tener brotes y los seguiremos teniendo", ha apuntado Santos Induráin, que ha detallado que el brote de Pamplona está localizado en un ámbito familiar y el de Tudela en un ámbito social, en concreto en la celebración de una boda a la que habrían asistido dos casos positivos, que ya han sido localizados, que contagiaron a otros 21 asistentes al acto. "Estamos todavía en plena investigación del brote", ha señalado el director general de Salud, Carlos Artundo, que ha añadido que a lo largo de hoy pueden darse más casos derivados de esta boda, ya que se siguen realizando pruebas PCR a todos los asistentes y trabajadores, así como a los contactos estrechos de los positivos. Por el momento se han realizado 34 PCR, de las que 23 han sido positivas.

Se ha instalado una carpa cerca de la entrada de Urgencias del Hospital Reina Sofía de Tudela en la que se están haciendo todas las PCR. Además, uno de los positivos de Tudela ha necesitado ingreso hospitalario.

En el caso de Pamplona, el primer positivo "es importado", ha señalado la consejera, y a raíz de los contactos se han diagnosticado cuatro nuevos contagios, todos ellos del ámbito familiar. Santos ha explicado que "se trata de dos viviendas que están en el mismo barrio, pero no en el mismo bloque". Ninguno de estos dos brotes tiene su origen en brotes de otras comunidades, por lo que está descartado que el origen pudiera estar en Ordizia, ha apuntado la consejera.

Hace unas semanas Navarra ya registró dos brotes que ya se dan por controlados y que dejaron más de una veintena de positivos en las localidades de Pamplona y Sunbilla. Es este caso los brotes se produjeron a raíz de dos reuniones familiares en las que no se respetaron las medidas sanitarias como la distancia de seguridad (mínimo un metro y medio) y el uso de la mascarilla.

Tanto la consejera como el director general de Salud han incidido en la necesidad de extremar la precaución y seguir las medidas establecidas por el Ministerio para evitar más brotes. También han señalado que se está estudiando la posibilidad de hacer obligatorio el uso de la mascarilla, aunque se puedan mantener las distancias, aunque por el momento, indican solo se va a intensificar el mensaje de la importancia que tiene su uso, ya que aseguran que han detectado cierta relajación en la ciudadanía "cuando el virus está ahí". También han recordado la importancia de llamar al centro de salud ante los más mínimos síntomas, ya que recuerdan, "se han detectado casos que llevaban días con síntomas sin haber ido a hacerse la prueba".

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2020 - 19:20 h

Descubre nuestras apps

stats