eldiario.es

9

Nidos Nidos

Estas son las nuevas recomendaciones de la OMS sobre cómo deben ser los partos

"La creciente medicalizacón de los partos está socavando la capacidad de las mujeres para dar a luz e impactando negativamente en su experiencia", asegura una responsable de la OMS

No usar como referencia un ritmo de dilatación de un centímetro por hora o evitar las episiotomías rutinarias son algunas de las directrices

A pesar de que la guía española de atención al parto ya incluye la mayoría de estas recomendaciones, no existen datos actualizados que permitan verificar si se están cumpliendo

La mayoría de los partos se producen sin complicaciones

La mayoría de los partos se producen sin complicaciones

La Organización Mundial de la Salud ha publicado sus nuevas recomendaciones para la atención a mujeres embarazadas sanas, con el objetivo de "reducir las intervenciones médicas innecesarias" y ofrecer a las madres un mayor poder de decisión sobre el proceso. Según la Subdirectora General de la OMS para Familia, Mujeres, Niños y Adolescentes, Princess Nothemba Simelela, a pesar de que la mayoría de los partos de bajo riesgo se desarrollan sin incidentes, se está produciendo una "creciente medicalización" que "está socavando la capacidad de una mujer para dar a luz e impactando negativamente en su experiencia".

Según el informe publicado la pasada semana por la organización sanitaria, la mayoría de los 140 millones de partos que se producen cada año en el mundo se producen sin complicaciones. Sin embargo, en las últimas décadas ha habido "un aumento sustancial en la aplicación de una variedad de prácticas médicas para iniciar, acelerar, finalizar, regular o monitorear el proceso fisiológico del parto".

En la nueva guía se presentan 56 recomendaciones sobre atención al parto, orientadas mayoritariamente a reducir al mínimo la intervención médica en partos de bajo riesgo y en los que no se presenten complicaciones. "La idea de la OMS, y que está incluida en la guía española, es que si no hay necesidad de actuar no se debe intervenir", asegura a eldiario.es Belén Santacruz, presidenta de la sección de ecografía de la Sociedad Española de Ginecología y Jefa de Servicio de Ginecología del Hospital de Torrejón.

"Cuando aparece una mujer con un embarazo de bajo riesgo y que no presenta complicaciones durante el parto, lo único que hay que hacer es supervisar la situación para asegurarnos de que todo va bien", explica Santacruz. Aún así, esta especialista recuerda que "aún en los partos de menos riesgo, existe una probabilidad de entre un 3 y un 4 por ciento de que haya complicaciones y de que tengamos que intervenir para ayudar a la madre o al bebé".

En España apenas hay datos

Con respecto a las recomendaciones que se realizan en España, Santacurz asegura que "la mayoría de las que plantea la OMS ya se tienen en cuenta desde hace muchos años en nuestro país", y están recogidas en la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal, publicada por el Ministerio de Sanidad en 2010. "Esta guía es prácticamente igual a la de la OMS, así que hay muy pocas cosas que no estén incluidas", afirma Santacruz.

Entre las recomendaciones realizadas por la organización internacional destacan las de no realizar episiotomías de forma rutinaria (pequeña incisión en el perineo de la mujer para facilitar la expulsión del bebé) o la de no acelerar el parto innecesariamente mediante la aplicación de oxitocina u otros mecanismos.

Sin embargo, a pesar de lo que viene recogido sobre el papel, la falta de datos hace difícil valorar el nivel de cumplimiento de estas recomendaciones en la práctica hospitalaria. Los últimos indicadores oficiales ofrecidos por el sistema nacional de salud datan de 2010 y mostraban que en los hospitales españoles se utilizaba oxitocina en el 53% de los partos, mientras que el porcentaje de episiotomías superaba el 41%, cifras muy superiores a las recomendaciones de la OMS.

Aunque no hay datos más recientes con los que se pueda verificar el impacto de la nueva guía, diversos colectivos siguen asegurando que muchos centros hospitalarios aún incumplen las recomendaciones. En este sentido, estudios realizados en algunos hospitales españoles indican que estos valores se redujeron en los años posteriores a la publicación de la guía, aunque siguen siendo altos, con un porcentaje de epsiotomías de entre un 39% y un 49% y con un uso oxitocina de en torno a un 50%*.

La madre debe participar en la toma de decisiones

Además de las recomendaciones técnicas, la guía también plantea como objetivo conseguir una "experiencia positiva en el parto", definida como aquella en la que, en la medida de lo posible, se cumplen "las expectativas personales y socioculturales de la mujer, incluido dar a luz a un bebé sano en un ambiente clínico seguro y con el apoyo de un compañero y de personal técnico competente y amable".

Para ello, la OMS recomienda una atención respetuosa, manteniendo una buena línea de comunicación entre el personal sanitario y las embarazadas. Precisamente este aspecto es el que Santacruz destaca como "el mayor handicap" de la sanidad española y asegura que "se debe cuidar mucho más". En este sentido, esta especialista recuerda que "la mujer siempre debe estar debidamente informada, saber en todo momento con quién está hablando, que se respete su intimidad, que se le pida permiso a la hora de hacer una exploración, etc.".

La OMS también recomienda ofrecer a la gestante la posibilidad de participar en la toma de decisiones, "incluso cuando se necesitan o se desean intervenciones médicas". "Debemos explicar siempre las intervenciones que vamos a realizar, tratando de que se entiendan bien y llegando a consensos con la familia", concluye Santacruz.

*Los porcentajes de intervenciones médicas durante el parto difieren mucho entre  comunidades autónomas y centros hospitalarios.

Las principales recomendaciones

  • Se debe proporcionar un cuidado maternal respetuoso y mantener una comunicación efectiva entre el personal médico y la madre.
  • No se deben hacer episiotomías de forma rutinaria.
  • La primera fase del parto no tiene una duración estándar establecida. 
  • No se debe usar como referencia un ritmo de dilatación de un 1 centímetro por hora.
  • En ausencia de complicaciones no se debe utilizar oxitocina, ni otros métodos para acelerar el parto.
  • La madre tiene derecho de elegir la posición que considere más cómoda y no se le debe presionar a la hora de empujar.
  • Se debe esperar al menos un minuto para cortar el cordón umbilical.
  • Se debe facilitar el contacto piel con piel entre el bebé y la madre (o padre).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha