eldiario.es

9
Menú

Ex escoltas de Bilbao denuncian por ilegal el nuevo servicio de protección para Azkuna

Presentan una demanda en los juzgados por haber sido apartados de la unidad de seis agentes que protege al alcalde.

La juez reclama al Ayuntamiento el expediente que por un “error informático” no incluye su anterior puesto de escoltas.

- PUBLICIDAD -

Policías municipales que han sido escoltas de los concejales del Ayuntamiento de Bilbao consideran ilegal el nuevo servicio implantado en exclusiva para el alcalde Iñaki Azkuna. Han presentado una demanda en los juzgados de Bilbao por haber sido apartados del nuevo servicio, que es desempeñado ahora por seis agentes. La denuncia  señala también que en la base de datos del Ayuntamiento ya no consta “por errores materiales en la herramienta informática del Área de Recursos Humanos” que ocuparon el puesto de escoltas. La juez que investiga el caso, que ya tiene fijado el juicio oral para el próximo enero, ha reclamado el informe “integro” sobre los presuntos errores que han llevado a concluir al consistorio que no tenían el puesto de escoltas.

La entonces denominada Unidad de Seguridad de Autoridades estuvo compuesta por hasta 30 policías municipales de Bilbao que procedían de comisarías y cuya función era la protección a los concejales cuando persistía el terrorismo. Con la declaración de ETA del abandono definitivo de las armas, en noviembre de 2011 este servicio bajó a 16 escoltas y en diciembre de 2012 se suprimió y se creó un servicio específico de seguridad solo para el alcalde Iñaki Azkuna, llamado Unidad de Seguridad de Alcaldía. En él quedaron adscritos seis agentes, lo que ha motivado la denuncia presentada el pasado 15 de febrero y que es investigada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Bilbao.

Los denunciantes, seis de los 10 agentes que se quedaron sin ese puesto y han vuelto al trabajo en comisarías, argumentan en la demanda que el servicio de protección no ha desparecido sino que ha cambiado de nombre y resaltan que, al haber accedido a esos puestos por selección, tenían que haber optado a mantenerse en la nueva unidad. Argumentan el perjuicio económico: su salario bruto se reduce en casi 900 euros al mes. De hecho, aseguran que los puestos en las comisarías que ocupaban antes de ser escoltas fueron suprimidos como “lo demuestra el hecho de que han tenido que ser creados nuevamente” por un acuerdo municipal del pasado 19 de diciembre.

La titular del juzgado de lo contencioso número 1 de Bilbao, Elena Galán, dictó una providencia el pasado 12 de abril en la que reclama al Ayuntamiento el expediente que supuso la desaparición de la Unidad de Seguridad y la sustitución por la de Seguridad de Alcaldía, así como todas las actuaciones administrativas para comprobar los supuestos errores informáticos.

Un portavoz del Ayuntamiento de Bilbao ha señalado que, en el caso de las demandas en los tribunales, “no solemos comentar nada. Esperaremos a que resuelva el juzgado de lo contencioso”. Ha añadido que se ha convocado un concurso para adjudicar los seis puestos de escolta del alcalde. “Es el primer concurso dentro de la nueva relación de puestos de trabajos de la Policía Municipal en cumplimiento de la legalidad”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha