eldiario.es

9

El Gobierno, incapaz de pactar la nueva Relación de Puestos de Trabajo en Lanbide

ELA prepara movilizaciones "más contundentes" tras las huelgas de febrero para evitar el "ERE de reestructuración" y la "adjudicación 'a dedo'" que plantea el Ejecutivo en el Servicio Vasco de Empleo.

El Gobierno defiende que su RPT subsanará las "dispersiones, desconexiones e inseguridades organizativas actuales", empleando los criterios de igualdad, mérito y capacidad.

La nueva Relación de Puestos afectará también a las 190 técnicos y administrativos que ahora tramitan la Renta de Garantía de Ingresos y cuya situación es anómala por carecer de RPT desde que fueron transferidos en 2011.

El director general de Lanbide reconoce que "el nivel de éxito de Lanbide en la intermediación es muy insatisfactorio. Hay que reestructurar la organización para potenciar la orientación integral y personalizada".

Protesta por los recortes sociales ante una oficina de Lanbide.

Protesta por los recortes sociales ante una oficina de Lanbide.

El Gobierno vasco del PNV es ahora prisionero de una decisión tomada cuando los peneuvistas estaban en la oposición: obligar al Ejecutivo de Patxi López a convertir Lanbide en un organismo autónomo en vez de un ente público de derecho privado, mucho más ágil para la toma de decisiones en numerosas materias, entre ellas la política de contratación. Lo hicieron de la mano del PP. Esta modificación, promovida por la oposición para realizar supuestamente un control más efectivo y riguroso de Lanbide, tuvo unas implicaciones en materia de contratación que aun no se han solventado. Por ejemplo, la obligación de elaborar una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para dar cobertura a la contratación temporales o de interinos y a las funciones que los empleados de Lanbide realizan.

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, en su informe de fiscalización sobre la contratación de personal de Lanbide en el periodo 2011-2012 (Ejecutivo de Patxi López), ya puso de manifiesto las irregularidades detectadas, entre otras cosas, por no haberse aprobado la citada RPT. El informe revelaba que "no ha sido elaborada ni aprobada la RPT [Relación de Puestos de Trabajo] ni por el Consejo de Administración de Lanbide, ni por el Gobierno vasco". Y el órgano fiscalizador concluía que como consecuencia de esta situación, "no se podían haber realizado los 147 contratos temporales y nombramientos interinos hasta cobertura reglamentaria del puesto de trabajo realizados por Lanbide-Servicio Vasco de Empleo durante elperiodo analizado".

En función de cómo finalice la negociación que mantienen Gobierno y sindicatos, se determinará también el futuro de los 190 técnicos y administrativos que entraron como funcionarios interinos en 2011. "Hay toda una experiencia en ese colectivo que no se puede echar por la borda. Son las personas que, junto a otras, han estado tramitando la RGI estos años en los que hemos llegado a un nivel de paro del 17% y se están ejecutando más de 64.000 rentas de garantía de ingresos en Euskadi. Uno de los problemas es que las necesidades de Lanbide se plantearon para unos niveles de desempleo del 9% y para tramitar 30.000 prestaciones de RGI. Pero la crisis ha superado esas previsiones", explica el secretario general de UGT-Euskadi, Raúl Arza.


Movilizaciones

Las negociaciones entre los responsables del área de Función Pública que dirige el viceconsejero Andres Zearreta y los sindicatos, iniciadas a finales del pasado año, no han llegado a buen puerto. Aunque la mesa de negociación no se ha roto -las últimas reuniones se han celebrado justo antes de las vacaciones de Semana Santa-, ELA ya ha anunciado su voluntad de llevar a las asambleas de trabajadores una propuesta para endurecer las protestas y las movilizaciones. En febrero se vivieron varias jornadas de huelga promovidas por ELA y LAB, aunque los sindicatos minoritarios (CC OO y UGT) también se sumaron a algunas de las protestas.

"El problema es que donde ELA ve personas que ahora desempeñan un puesto en Lanbide nosotros vemos plazas sin nombre que hay que proveer respetando los principios de igualda, mérito y capacidad", explican fuentes del Ejecutivo, que ven muy difícil poder llegar a acuerdos con la central mayoritaria. Entre ELA y LAB suman cerca del 80% de la representatividad en la Función Pública.

La visión de ELA es justo el reverso del cuadro negociador dibujado por el Ejecutivo. Ramón Uriarte, representante de esta central en Lanbide y uno de los sindicalistas que se sienta en la mesa de negociación, cree que lo que está planteando Función Pública con su propuesta de RPT es un "ERE de reestructuración" en el que las plazas "se adjudican 'a dedo'. Esto da una idea clara de la voluntad del Gobierno de utilizar la discrecionalidad a la hora de adjudicar las plazas", explica Uriarte a eldiarionorte.es. Uriarte ha asegurado que los sindicatos "no lo van a consentir" y van a exigir que se apliquen los principios de "igualdad, mérito y capacidad". Nuestra propuesta a las asambleas de trabajadores es realizar protestas "más contundentes" tras las huelgas de febrero y evitar así los planes del Ejecutivo en el Servicio Vasco de Empleo.


"Dispersiones organizativas"

El director general de Lanbide, Adolfo Alustiza, ha reconocido que la situación administrativa actual de la contratación y de los puestos y tareas de cada plaza ha dejado al Sevicio Vasco de Empleo con serias "dispersiones, desconexiones e inseguridades organizativas". Actualmente trabajan en Lanbide 874 personas (cuatro de ellas alto cargos). En los servicios centrales hay 220 puestos (el grueso hasta 152 en Vitoria) y en las 42 oficinas locales con las que cuenta Lanbide trabajan 632 personas. Finalmente, hay dos centros de formación con 22 puestos (14 en Sestao y 8 en Lasarte.

Y el Gobierno no está satisfecho con la actual organización interna, que provoca "distorsiones" e "inseguridades organizativas". De hecho, Alustiza reconoce también que "la ausencia de una unidad capaz de coordinar las actuales 42 oficinas locales de empleo distorsiona la aplicación de criterios objetivos y el análisis de posibles desviaciones con ratios de eficacia". Por estas distorsiones, el máximo responsable de Lanbide reconoce que "el nivel de éxito de Lanbide en la intermediación es muy insatisfactorio. Hay que reestructurar la organización para potenciar la orientación integral y personalizada buscando la eficacia de la intermediación laboral".

La RPT que promueve el Gobierno incluye un total de 868 plazas, prácticamente las que existen ahora en Lanbide (874).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha