eldiario.es

9
Menú

PSE ve una "irresponsabilidad" que para gobernar se "blanquee la naturaleza antidemocrática de la ultraderecha"

Denis Itxaso afirma que la "extrema derecha no quiere gobernar" ya que "se expondría al riesgo de generar desengaño y decepción"

- PUBLICIDAD -
PSE ve una "irresponsabilidad" que para gobernar se "blanquee la naturaleza antidemocrática de la ultraderecha"

El candidato del PSE-EE a la Diputación de Gipuzkoa, Denis Itxaso, ha advertido de la "irresponsabilidad" en la que incurrirán aquellos que "blanqueen la naturaleza antidemocrática de la ultraderecha so pretexto de alcanzar mayorías conservadoras que posibiliten un Gobierno a cualquier precio".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el también diputado guipuzcoano de Cultura ha considerado que la irrupción el pasado domingo de la "extrema derecha en el parlamento andaluz" es consecuencia de un cúmulo de factores cruzados "tanto propios como ajenos a la propia agenda andaluza".

A su juicio, la tormenta perfecta ha desembocado en un escenario "endiablado que obliga a las fuerzas democráticas a reflexionar sobre las devastadoras consecuencias que puede acarrear el ascenso de Vox para un país tan inflamable como el nuestro".

"Quizás lo primero que debiéramos ponderar es que, a diferencia del resto de fuerzas políticas, en la naturaleza de la ultraderecha no está gobernar sino condicionar la política, instalando un estado de opinión de emergencia nacional y, en última instancia, provocar un retroceso en los valores e ideales que cimentan el actual modelo de convivencia entre personas y territorios", añade.

Para Itxaso, la formación liderada por Santiago Abascal sabe "perfectamente que los problemas que denuncia tienen difícil y compleja solución", de tal forma que sus dirigentes son "plenamente conscientes de que la gobernanza multinivel en la que se desenvuelve la política europea e internacional obliga a negociaciones que se demoran en el tiempo y no siempre se saldan con resultados favorables a los intereses de los gobiernos nacionales".

"Pero saben también que el cabreo, la impaciencia y la desconfianza han adquirido prestigio en esta sociedad individualista. Saben que las redes sociales visibilizan sobre todo un ambiente de malestar público que tiende a retroalimentarse y que la mayoría social que confía en el sistema no se moviliza ni expresa su adhesión", añade.

"ENFADO COLECTIVO"

En esta línea, el representante socialista dice que la acción política de la ultraderecha consiste en "azuzar ese enfado colectivo, engordarlo apoyándose en noticias falsas sobre el Estado y los servicios públicos, sacar provecho de la ineficiencia de algunas estructuras paquidérmicas que no ofrecen respuestas concretas a problemas inmediatos, y socavar a través de las redes sociales el ideal de la democracia asociándola a falta de autoridad y firmeza".

"El neofascismo no ofrece recetas políticas alternativas ni un programa electoral definido, se limita a señalar el fenómeno y a elevar el tono para buscar complicidades entre las capas más vulnerables y desfavorecidas de la sociedad y también entre aquellas que consideran que tienen mucho que perder", defiende.

Por ello, considera que la "extrema derecha no quiere gobernar" y tampoco busca gobernar porque, de hacerlo, "se expondría al riesgo de generar el mismo desengaño y decepción que producen los gobiernos democráticos más pronto que tarde".

"Resulta inevitable advertir de la irresponsabilidad en la que incurrirán aquellos que blanqueen la naturaleza antidemocrática de la ultraderecha so pretexto de alcanzar mayorías conservadoras que posibiliten un Gobierno a cualquier precio", advierte, para añadir que las fuerzas democráticas deben centrarse en "mejorar el funcionamiento de las instituciones, desanudar las trabas burocráticas, buscar mayor eficacia de las políticas públicas, y mecanismos de respuesta a los problemas acuciantes de la ciudadanía".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha