eldiario.es

9

Violencia en el deporte vasco: 80 espectadores y 2 clubes sancionados

Las sanciones pueden alcanzar los 3.500 euros o un año de acceso prohibido a recintos deportivos

Los casos más comunes son los insultos y amenazas, las agresiones, las peleas y el consumo de alcohol y drogas; en los clubes, se les persigue por permitir la entrada a los campos con bengalas

Detenido en Benacazón el presunto autor de la agresión en Bilbao antes del Athletic-Betis

Un ultra del Betis agrede a un joven en el centro de Bilbao

La violencia y los incidentes en los espectáculos deportivos son una realidad en Euskadi, sobre todo en los campos de fútbol. Hay insultos, peleas, agresiones, lanzamiento de objetos y hasta quien cuela bengalas (o clubes que lo permiten). En el año 2016, el último completo con la estadística cerrada, el Departamento de Seguridad abrió 82 expedientes por infracciones previstas en la Ley contra la Violencia en el Deporte de 2007, 80 a espectadores y dos más a las entidades organizadoras, según los datos a los que ha tenido acceso eldiarionorte.es.

Las cifras muestran que la abrumadora mayoría de los problemas se concentraron en el fútbol, cuyos partidos coparon el 96% de las incidencias (79 casos por solamente tres del baloncesto y ninguno del resto de disciplinas). Por territorios, el grueso de las sanciones se produjo en Bizkaia (46), aunque en Álava hubo una proporción importante (24), el doble que en Gipuzkoa (12), que además tiene dos equipos en Primera División, la SD Eibar y la Real Sociedad.

Con diferencia, la más común de las sanciones se debió a “insultos y amenazas” (22 casos). También se han registrado “agresiones” (15), “peleas y desórdenes públicos” (11) y consumo de bebidas alcohólicas o drogas (10). El resto de casos fueron “rotura de objetos y daños materiales” (6), “vigilancia al equipo contrario para preparar una agresión” (5), lanzamiento de objetos al terreno de juego (4), estar borracho en el recinto deportivo (3), saltar al campo (1), introducir “artefactos pirotécnicos” (1), colarse sin entrada (1) o impedir el trabajo de los agentes de la autoridad (1).

Ésos son los 80 casos referidos a espectadores. Las sanciones que recibieron fueron bien pecuniarias (multas de un mínimo de 150 y de un máximo de 3.500 euros en función de la gravedad de los hechos) o bien de prohibición de acceso a espectáculos deportivos. En este caso, 10 personas han sido vetadas. El mínimo es de un mes y el máximo de una temporada completa.

Finalmente, la estadística revela que en dos ocasiones las sanciones han recaído sobre los propios clubes. Se trata de casos en los que los organizadores han mostrado “deficiencias en el control de acceso”, lo que ha permitido “la introducción y encendido de objetos pirotécnicos”, fundamentalmente bengalas.

Se da la circunstancia de que, además, el Departamento de Seguridad ha empezado ya a cobrar a los organizadores de distintos eventos, entre ellos los deportivos, en caso de que se requiera una seguridad adicional a la ordinaria, como ocurre con los rescates en montaña si se constata una negligencia del ciudadano. En 2016 se tramitaron un total de 11 expedientes “de cobro de servicios añadidos especiales". Se trata de que las entidades privadas paguen 31 euros por ertzaina y hora si se precisan más medios que los rutinarios. De 21.600 euros recaudados, 13.500 correspondieron a un partido de Europa League de febrero de 2016 entre el Athletic Club de Bilbao y el Olympique de Marsella.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha