eldiario.es

9

El diálogo social arranca con el objetivo de no abandonar "a nadie en el camino"

El consejero Juan Mari Aburto reconoce la imposibilidad de incorporar a las Cuentas de 2015 las reivindicaciones sindicales porque el periodo de enmiendas ya ha finalizado.

Gobierno, patronal y CC OO y UGT pactan que no pueda ilegalizarse a aquellas organizaciones "que no lleven a cabo el ejercicio de los medios típicos de acción", en respuesta al supuesto documento de Confebask difundido por ELA y LAB y que Lujua desmiente.

Confebask abre una investigación interna para saber lo ocurrido con un documento que lleva el membre de su organización pero que no ha sido aprobado por la Ejecutiva de la patronal.

Participantes en la reunión de la Mesa de Diálogo Social, esta tarde en Lakua.

Participantes en la reunión de la Mesa de Diálogo Social, esta tarde en Lakua.

"Esperamos que no sea flor de un día". Así ha definido el presidente de la patronal vasca Confebask, Miguel Ángel Lujua, el compromiso de su organización con un diálogo social que ha arrancado con una apuesta por "una sociedad vasca inclusiva, donde nadie se quede en el camino y donde la cohesión social y laboral sean un elemento definitorio de nuestro país", según recoge la declaración genérica y sin ningún compromiso concreto de un folio pactada entre las centrales CC OO y UGT, la patronal y el Ejecutivo vasco.

No hay acuerdos concretos porque, entre otras cosas, el objetivo sindical de trasladar sus reivindicaciones a las Cuentas de 2015 -aun en tramitación en el Parlamento vasco- es inviable, dado que el periodo de enmiendas ya ha finalizado. El consejero de Empleo, Juan Mari Aburto, al término de la reunión en Vitoria ha admitido que "es imposible intervenir ahí". Lo cual no quita que las políticas concretas que se puedan ir acordando en la Mesa de Diálogo -que volverá a reunirse en enero- se incluyan en los planes de empleo o industriales que ya están diseñados y en marcha, se señala desde el Ejecutivo. En la reunión también ha participado la consejera de Desarrollo y Competitividad, Arantza Tapia. Todos ellos han querido trasladar una imagen de unidad para que los objetivos -más y mejor empleo y competitividad de las empresas- salgan adelante en las siguientes reuniones.

La declaración es una loa al diálogo social, un "diálogo fluido y permanente" que a juicio de las tres partes "resulta, mucho más en la actual coyuntura socioeconómica, total y absolutamente necesario para alcanzar consensos que contribuyan a resolver los problemas que tenemos planteados". Tanto Aburto, como los representantes sindicales presentes Unai Sordo (CC OO) y Raúl Arza (UGT) han subrayado que el objetivo final de esta mesa es "la creación de empleo y la mejora de la calidad de vida de las personas", tal y como se recoge en la declaración. "Empleo de calidad", "empresas con futuro" y "marcos de referencia de derechos laborales y sociales", se apunta también.

Polémica con el documento de Confebask

Como estaba previsto, de esta reunión ha salido también un acuerdo para zanjar la polémica sobre el supuesto documento de Confebask difundido por ELA y LAB -que representan a casi el 60% de los trabajadores y no han acudido al encuentro- en el que supuestamente la patronal abría la puerta a la posibilidad de ilegalizar a ambos sindicatos. Lujua, con cierto enfado en la comparecencia, ha negado de nuevo la autoría de ese papel y ha pedido a las centrales que lo han difundido que cuente "quién se lo ha dado, cuándo se lo han dado y a través de que medio. Lujua ha revelado además que se ha abierto una investigación interna en Confebask sobre este tema.

La declaración pactada entre las partes presentes señala que no comparten "en ningún caso" que se pueda ilegalizar -textualmente se indica "pueda excluirse del Registro de Organizaciones Empresariales y Sindicales"- a aquellas organizaciones "que no lleven a cabo el ejercicio de los medios típicos de acción". El acuerdo reconoce además la dimensión sociolaboral y sociopolítica de las organizaciones empresariales y sindicales, "siendo ellas mismas soberanas para definir sus perímetroos de actuación, sin perjuicio de la concreción en los respectivos estatutos de los "medios típicos de acción" que les son propios y nos diferencian de otro tipo de asociacioines, en función de los requerimientos normativos".

Frente a las acusaciones vertidas por las centrales que no han participado, tanto Aburto como Sordo y Arza han negado que la participación en este foro de diálogo vaya a suponer una financiación extra para las organizaciones que participen en él. "El Gobierno no tiene intención de financiar esta mesa", ni a los que "participen en ella". Y los representantes de CC OO y UGT han aprovechado una pregunta de los medios para arremeter contra las acusaciones de ambos sindicatos sobre la financiación. El líder de UGT, Raúl Arza, se ha preguntado por qué estas centrales participan en el CES español, el comité de seguimiento del Fogasa y "no están en el CRL, Hobetuz o el Preco". Y el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha recordado que ELA es el sindicato que recibe "más financiacioinn públca de lejos".

Juan Mari Aburto ha defendido el tiempo empleado para que esta mesa arranque definitivamente: dos años y que lo que ha buscado en todo ese tiempo es que fuera "lo más participativa posible". Aunque, como le pasó al anterior lehendakari, Patxi López, no lo ha conseguido.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha