eldiario.es

9

200.000 vascos pasarán frío el próximo invierno por la pobreza energética

El número de personas que no pueden mantener una temperatura adecuada en su casa durante el invierno ha aumentado en Euskadi un 125 % desde el inicio de la crisis, a pesar de la recuperación económica de los últimos años

Una mujer pide limosna en una calle de Bilbao.

Una mujer pide limosna en una calle de Bilbao.

Decenas de miles de vascos sufren lo que se conoce como pobreza energética. Según la última Encuesta de Pobreza y Desigualdades Sociales 2018, alrededor de 200.000 vascos pasarán frío el próximo invierno por no poder encender la calefacción o mantener la temperatura adecuada en su vivienda en los momentos más complicados de la estación. A pesar de la recuperación económica de los últimos años, el número de personas que sufren la pobreza energética ha crecido: un 125 % desde 2008 (el inicio de la crisis) y un 5 % entre 2016 y 2018.

La pobreza energética puede suponer que los afectados no den la luz o no dispongan de agua caliente. Y desde luego no pueden mantener su hogar a una temperatura mínimamente confortable. Al final, todo se traduce en malas condiciones de habitabilidad, riesgo de impago y desconexión.

La Encuesta de Pobreza refleja que la proporción de personas que sufren frío en invierno, sin conseguir disfrutar de una temperatura adecuada, muestra un cambio de tendencia negativo en 2018. En este sentido, sin haber superado nunca niveles del 5,5% hasta 2008, el indicador había mostrado una tendencia claramente al alza durante la crisis, pasando de un 4,1 % en 2008 a un 8,3 % en 2012 y un 11 % en 2014. En 2016, la proporción de personas afectadas se reducía no obstante al 8,9 %, con una caída de 2,1 puntos. Con un 9,3 % que supera tanto el nivel de 2016 como el 8,3 % de 2012, la problemática repunta al alza.

Medidas

En Euskadi, varias localidades han suscrito convenios con las empresas suministradores o cuentan con protocolos específicos dirigidos a detectar a tiempo las situaciones más graves y establecer ayudas para que, por ejemplo, una familia no se quede sin suministro eléctrico.

El Ejecutivo de Iñigo Urkullu también cuenta con un convenio con Cruz Roja, en el que también participa Iberdrola, para agilizar y facilitar la forma de pago a las personas usuarias de servicios sociales por deudas generadas por motivo de suministro de electricidad y/o gas.

Gracias a ese convenio María Luisa G., de 38 años y madre de dos menores, superó el pasado invierno sin corte en el suministro eléctrico. "Me veía pasando el invierno con las mantas encima. Otros años ya me ha pasado de dosificar mucho la calefacción e incluso he llegado a quedarme sin agua caliente. Mis  ingresos son irregulares y no puedo costear la calefacción a diario".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha