La portada de mañana
Acceder
La negativa de Madrid a cerrar bloquea el plan de Sanidad para Semana Santa
Villarejo sale de la cárcel con la mitad de sus grabaciones aún encriptadas
Opinión - Hablemos del exdirector del CNI, por Neus Tomàs

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

¿Cómo un partido puede ser de izquierdas y nacionalista?

El líder de ERC, Oriol Junqueras, en un acto de campaña de ERC junto al exconseller Raül Romeva y el candidato de ERC a la Presidencia, Pere Aragonès.

Francisco Hernández Molero

Zaragoza —

65

Leo que Oriol Junqueras dice que PSC y ERC son fuerzas antagónicas. Y estoy muy de acuerdo con él, concediendo que el PSC es un partido de izquierdas, que quizás es mucho conceder.

ERC es un partido nacionalista que antepone los intereses de una entidad intangible, como es la nación, a las necesidades de personas muy ubicuas, muy presentes. El propio partido ERC contiene en su seno, a mi entender, un auténtico oxímoron: ser de izquierdas e independentista. En efecto, son conceptos incompatibles (siempre bajo mi particular visión).

El Humanismo puso al hombre en el centro del universo. Descubrió que sólo guiándonos hacia el bienestar y la dignidad de las personas encontraremos el objetivo de la humanidad como un todo. Nuestras sociedades democráticas son el fruto de ese humanismo, en las que la capacidad de cada individuo cuenta como impulso elemental hacia un todo que es el resultado de infinidad de acciones particulares.

Frente a ese concepto, el nacionalismo pretende separar a unas personas de otras por la mera circunstancia, absolutamente banal, del lugar en el que uno nace o, en última instancia, vive. Venden la idea de su superioridad, aunque nadie sabe de dónde surge, como si la ausencia de diversidad en la historia local fuera una virtud y no la semilla de una mejora, fruto de los contrastes culturales del mestizaje. Argumento más que probado en la naturaleza y ampliamente contrastado por la vía de los hechos. La endogamia lleva a la pérdida de la propia capacidad de regeneración por falta de diversidad.

No, no somos más inteligentes, más industriosos o más productivos por haber nacido aquí o allá, sino porque somos la consecuencia de la evolución cultural de nuestras sociedades, sobre todo de aquellas que han sabido integrar lo diferente y hacer suya la riqueza de los demás. Puedo entender el amor patrio, el sentimiento de pertenencia o la necesidad gregaria de sentirse parte de un todo, pero ese sentir no puede dictar nuestro raciocinio ni echar en el olvido otros sentimientos, como la solidaridad o la dignidad, que son comunes a todos los seres humanos, no importa dónde hayan nacido.

¿Cómo un partido puede ser de izquierdas y nacionalista?

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
9 de febrero de 2021 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats