eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Activistas denuncian las muertes de civiles afganos mientras el Gobierno lo niega

- PUBLICIDAD -
Activistas denuncian las muertes de civiles afganos mientras el Gobierno lo niega

Activistas denuncian las muertes de civiles afganos mientras el Gobierno lo niega

Activistas de derechos humanos denunciaron hoy que al menos 110 civiles han muerto y unos 1.300 han resultado heridos durante las últimas tres semanas en ofensivas contra insurgentes en el norte de Afganistán, mientras que el Gobierno afgano asegura que no ha muerto ningún civil.

El 60 % de las víctimas en estas operaciones de fuerzas afganas en la provincia de Baghlan son mujeres y niños, según advirtieron ancianos representantes de comunidades locales y defensores de derechos civiles como Faiz Muhammad Zaland, profesor de la Universidad de Kabul.

Zaland encabeza un grupo de activistas y ancianos que denuncia además que unas 11.000 familias tuvieron que abandonar las zonas de Dand-e-Ghori y Dand-e-Shuhabuddin en esta provincia, aunque esta cifra y la de víctimas no han sido verificadas por fuentes independientes.

"Hemos compartido estos datos con Naciones Unidas, el Gobierno y organizaciones de derechos humanos pero se negaron a enviar sus delegaciones a investigar el asunto por la guerra y la nieve en la zona", declaró a Efe este activista.

El gobernador provincial, Abdul Sattar Barez, indicó a Efe que "todos los civiles ya dejaron la zona y sus casas están siendo ahora usadas por talibanes", aunque dijo que se desconoce el número de desplazados.

La política afgana Shukria Esakhil, parlamentaria por Baghlan, aseguró a Efe que tanto los talibanes como las fuerzas afganas emplean artillería en zonas pobladas, aunque afirmó desconocer el dato de víctimas civiles.

"He recibido varias llamadas de civiles que piden ayuda para llevar a los heridos al hospital. Más gente ha muerto y resultado herida", comentó.

Por su parte, el portavoz del ministerio de Defensa afgano, el general Dawlat Waziri, señaló a Efe que "la operación está en marcha con mucho cuidado para evitar bajas civiles" y "ni un solo civil ha muerto en Baghlan".

Los insurgentes tienen una presencia relevante en el norte de Baghlan, una zona estratégica por el paso de una de las principales autopistas del país, Kabul-Balkh, y de un tendido eléctrico que suministra entre otras zonas a la capital.

El 70 % de Kabul lleva sin electricidad 17 días después de que los talibantes atacaran una torre de alta tensión.

Las zona fue utilizada por los insurgentes en su ofensiva hacia la vecina provincia de Kunduz, cuya capital homónima llegaron a tomar temporalmente en septiembre del año pasado en su mayor logro militar desde la caída del régimen talibán en 2001 con la invasión estadounidense del país.

Afganistán vivió en 2015 uno de los años más sangrientos desde 2001, con una guerra abierta en diversas zonas del país que causó solo en el primer semestre 1.592 muertos y 3.329 heridos civiles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha