eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Blesa acusa a Elpidio Silva de filtrar unos correos que no recuerda haber escrito

Declara como testigo en la causa por la que la Fiscalía imputa al juez en excedencia un delito castigado con cárcel

El expresidente de Caja Madrid rechaza contestar a una pregunta por temor a ser imputado en un delito de tráfico de armas

Entre los mensajes que escribió y no recuerda figura uno en el que aseguraba que Esperanza Aguirre "no tiene ni puta idea"

36 Comentarios

Blesa testificará hoy contra el juez que le encarceló por filtrar sus correos

Miguel Blesa sale del TSJM en una comparecencia anterior.

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa aseguró este miércoles que cree que fue Elpidio José Silva quien, "directa o indirectamente", filtró los correos electrónicos que envió desde su dirección corporativa y que sirvieron, entre otras cosas, para descubrir la existencia de la tarjetas 'black' a través de una información de eldiario.es. Sin embargo, en la misma declaración como testigo en la causa que se sigue contra Silva, ni siquiera reconoció haber escrito esos correos. Esto es, acusó a Silva de filtrar unos correos que no recuerda. A la pregunta de si admitía la autoría de los mensajes, Blesa se limitó a admitir que, si han aparecido en la prensa, "serían" suyos.

La defensa de Silva solicitó la declaración de Blesa en la causa que originó una querella de la Fiscalía de Madrid, que imputa al juez en excedencia un delito de revelación de secretos, castigado con cárcel. Considera que, antes de seguir acusando a su defendido de la filtración de los correos, el autor debería confirmar su veracidad. Pero no fue posible. La jueza del TSJM Susana Polo aceptó la petición de Blesa de no contestar a preguntas sobre correos que le pudieran incriminar en otros procesos que hay abiertos contra él, entre ellos el de las tarjetas 'black' o las preferentes, por lo que la defensa de Silva solo pudo interrogarle por mensajes electrónicos que no son objeto de investigación judicial.

Y cuando se le interrogó por determinados correos, la respuesta de Blesa fue en la mayoría de los casos que no recordaba. En una ocasión dijo que se negaba a contestar por temor a ser imputado por un delito de tráfico de armas. Se refería al correo electrónico que publicó infolibre.es en el que quedaba en evidencia que el banquero buscó a su amigo Aznar un trabajo de comisionista para una empresa de armas. Blesa expresó ese temor después de asegurar que la empresa Einsa no se dedica al armamento, detallaron las citadas fuentes.

Tampoco recordó Blesa haber escrito que Esperanza Aguirre "no tiene ni puta idea", ni los mensajes que se intercambió con el hijo de Aznar en los que este le abroncaba por no haber obligado a Caja Madrid a cobrar unos carísimos cuadros de un amigo de la familia del expresidente del Gobierno.

La defensa de Silva pudo preguntar por estos correos porque están incorporados a la causa contra Silva, dentro de la denuncia que presentó ante la Fiscalía José María Aznar en la que aseguraba que se atentaba contra su honor. El caso, sin embargo, no adquirió cuerpo hasta que la Fiscalía de Madrid presentó una querella por la filtración de los correos basándose en una testigo, que llegó a estar protegida, y que acusa a Elpidio Silva de practicar contra ella "magia negra" y "exorcismos".

La policía aconsejó no continuar la investigación por el carácter endeble y contradictorio de las acusaciones de la mujer, pero la jueza llegó a otorgarle el estatus de testigo protegido, con el apoyo de la Fiscalía. La mujer desapareció durante meses y solo hace dos semanas compareció ante la jueza, tras varios requerimientos, para ratificar sus acusaciones. Todas las personas a las que vincula con la filtración de los correos han negado en sede judicial la versión. La mujer admite que nunca llegó a ver los correos. Aun así, la Fiscalía y la jueza se resisten a archivar la causa contra Silva por la filtración de los correos.

Blesa dejó claro en varias ocasiones que los correos son una prueba "ilegalmente obtenida" y que fueron utilizados en un "gazpacho de argumentos" para su incriminación en la Audiencia Nacional. "Diga lo que diga, va a ser malinterpretado", llegó a asegurar. El exbanquero, por el contrario, recordó varios correos de temática personal, nada que ver con su gestión en Caja Madrid, por los que le preguntó la fiscal.

Como en otras ocasiones, la presencia de Blesa en los juzgados provocó la protesta de un grupo de preferentistas que aporrearon el coche del expresidente de Caja Madrid al término de su declaración.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha