eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

VÍDEO EN DIRECTO El juicio del procés

Cabify avisa a Podemos de que emprenderá acciones legales por acusarles de tributar fuera de España

La plataforma asegura que factura el 100% de los trayectos en España con una empresa española aunque su matriz está radicada en Delaware

Unidos Podemos-En Comú-En Marea respaldan el paro de los taxistas en toda España, un sector al que la izquierda clásica nunca se había acercado

73 Comentarios

Protesta de taxistas en Madrid. Foto: Fernando Sánchez

Protesta de taxistas en Madrid. Fernando Sánchez

Decenas de miles de taxistas se manifestaron el martes en toda España contra la desregulación del transporte de viajeros, que el sector personaliza en dos empresas: Uber y Cabify. Los taxistas han encontrado en Unidos Podemos-En Comú-En Marea y en todas las organizaciones que aglutinan un novedoso apoyo, muy alejado de la posición de la izquierda clásica. Ese respaldo puede traer problemas legales a Podemos: Cabify ha amenazado con emprender acciones legales por decir en Twitter que "no tributan en España".

El tuit lo colgó la cuenta de Podemos a primera hora de la mañana. En él, el diputado Rafael Mayoral y el senador Óscar Guardingo explican la postura del partido ante la larga disputa que enfrenta al gremio de taxistas con las dos multinacionales. Mayoral, que ha desarrollado la labor de acercamiento de Podemos al sector ya desde 2014, carga en el vídeo contra las dos empresas y contra quienes defienden su modelo.

El tuit, publicado a las 9.32, recibía respuesta oficial por parte de Cabify tres horas y media después. En un correo electrónico al que ha tenido acceso eldiario.es, la empresa tacha de "absolutamente falso y difamatorio" decir que "no tributa en España". Y advierte: "Si no proceden de inmediato a la retirada de la mención a Cabify en ese tweet, así como a realizar una rectificación expresa e inmediata [resaltado en el email] sobre la supuesta evasión fiscal realizada por Cabify (circunstancia que no pueden probar y que se han negado a contrastar), adoptaremos las medidas legales oportunas".

Fuentes de la dirección de Podemos consultadas por eldiario.es aseguran que no tienen intención de rectificar y sostienen la idea de que las empresas como Cabify y Uber eluden sus obligaciones fiscales en España a través de la ingeniería fiscal y financiera.

Podemos asegura que por "analogía" Cabify hace lo que hacen otras multinacionales, "vaciar las filiales" antes del pago de impuestos por medio de operaciones cruzadas. "Las filiales tienen que pagar unos royalties [el derecho a usar la marca y la imagen] a la matriz", que en el caso de Cabify está en Delaware

En el caso de Cabify, las facturas de los viajes con ellos las emite Maxy Mobility Spain SL, que es la filial española de esta empresa. La matriz original está en Delaware, algo que la compañía asegura que es “debido exclusivamente a su etapa inicial”. "La empresa recibió su primera ronda de financiación en 2011 por parte de inversores estadounidenses de Silicon Valley y uno de los requisitos para cumplimentar el acuerdo era tener una sede fiscal en Estados Unidos”, aseguran. En este caso, en el territorio más opaco fiscalmente de Estados Unidos.

La empresa asegura que "con independencia de la matriz original, en España Cabify opera a través de Maxi Mobility Spain SL, con la que cumple con todos los requisitos fiscales pertinentes, pagando el 100% de los impuestos correspondientes en España, a través de la facturación del 100% de los trayectos".

En el registro mercantil solo están accesibles las cuentas de 2015 en la que se ve que la empresa dispone de créditos fiscales, con lo que se entiende que rinde cuentas ante la Hacienda española.

A preguntas sobre si demandará a la formación política, Cabify dice que entienden que tanto el tuit como "la publicación de un vídeo cuyo  contenido y mensaje nada tiene que ver con el funcionamiento de la compañía, es absolutamente falsa y difamatoria" por lo que le ha pedido a Podemos que lo retire junto con una rectificación expresa sobre su posible práctica de evasión fiscal. "Por el momento, Cabify no ha recibido ningún tipo de respuesta a este requerimiento, pero espera  
que desde el partido de Podemos reflexionen y den un paso adelante para conocer el
funcionamiento de una empresa española que contribuye al desarrollo económico y social, antes  de difundir información que falta a la verdad", concluye la empresa.

La legislación española no considera Delaware como un paraíso fiscal, si bien ha sido señalada por su opacidad por organizaciones como Oxfam, que en un estudio aseguraba que es el territorio más frecuentado por las empresas del Ibex, con 352 filiales en 2013, "casi duplicando las del año anterior". La gran mayoría de ellas (261) están registradas en tan sólo dos direcciones postales.

La estrategia de Cabify, según Podemos, reduce "de forma drástica la base imponible sujeta al impuesto de sociedades de la filial".

Contra el "caballo de troya" de las transnacionales

No es la primera vez que el partido de Pablo Iglesias y Cabify tienen problemas. El año pasado un vídeo similar también los enfrentó. Entonces, según reconoce la empresa en su correo electrónico y ha confirmado Podemos a eldiario.es, se celebró una reunión para exponer cada uno su punto de vista sin que se alcanzara una posición común, tal y como se desprende de lo ocurrido este martes.

Protesta de los taxistas en Madrid contra la CNMC el 18 de febrero de 2015.

Protesta de los taxistas en Madrid contra la CNMC el 18 de febrero de 2016. M.G.

En aquella cita estuvieron presentes algunas asociaciones de taxistas y se produjo tras una manifestación en la que el sector reclamaba a la CNMC que Uber y Cabify tuvieran la misma regulación que el resto de empresas del sector de transporte de pasajeros.

Pero la relación entre Podemos y los taxistas viene de más atrás, del otoño de 2014. Por entonces, la recién elegida dirección debía poner en marcha un partido de la nada mientras afrontaba una "yincana electoral". A la vez que la extensión territorial se produjo una extensión social que pilotó el hoy diputado Rafael Mayoral.

El dirigente abrió el partido hacia sectores absolutamente nuevos para una formación que aunque no se denominaba de izquierdas, lo parecía en muchos aspectos. No en este.

Al contrario que la izquierda clásica, Podemos se reunión con asociaciones de guardias civiles o de militares casi desde el principio. Hoy, Juan Antonio Delgado Ramos, guardia civil, es diputado y Julio Rodríguez, general en la reserva, lo ha intentado sin éxito y es miembro del Consejo Ciudadano tras las primarias de Vistalegre 2. Rodríguez fue motivo de tensión con IU para las elecciones generales de junio de 2016, así como algunos elementos en materia de Defensa del programa de Podemos, entre otros.

Otro de los gremios que tocó Podemos fue el de los taxistas. Y, con el tiempo, ha sumado al apoyo a este gremio a organizaciones más clásicas como IU.

El responsable de Economía de IU, Carlos Sánchez Mato, explica que la evolución de la coalición en este ámbito ha ido pareja a la del sector y que ahora "hay peleas que las asociaciones y gremios no las tenían", como la "destrucción de la regulación" que permite "que las grandes multinacionales arrasen los sectores de autónomos de este país".

El también concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid cree que el objetivo de empresas como Uber y Cabify es que la legislación cambie y se adapte a ellas. "Hasta que eso ocurra, que se respete la normativa. No vamos a tolerar que se abra una puerta de atrás para que se puedan colar multinacionales que vulneran los derechos de las personas que trabajan para ellos". 

El papel de los ayuntamientos en el sector del taxi es además determinante, ya que esta administración es la que regula cuestiones como las tarifas, licencias y horarios. Sánchez Mato defiende la necesidad de "proteger el taxi como servicio". 

Rafael Mayoral coincide con el concejal de Ahora Madrid. El diputado recuerda que los ciudadanos pueden, a través de las administraciones locales, intervenir en las condiciones del servicio del taxi. Algo que, con empresas como Uber o Cabify, es imposible.

El diputado de Unidos Podemos defiende que la intención de estas empresas es "desregular el mercado laboral" y "no pagar impuestos", lo que va en contra del "proyecto de país" que defiende tanto la coalición como el partido, que se basa en dirigirse a la "mayoría social que hace que funcione el país".

Mayoral recibió el martes frente al Congreso a los taxistas. Con él, el secretario general, Pablo Iglesias. Y Xavi Domènech o Félix Àlonso de En Comú. También Miguel Ángel Bustamante, de IU. Íñigo Errejón, Rita Boshao o Nagua Alba, de Podemos. Y Alexandra Fernández, de En Marea. Entre muchos otros diputados del grupo confederal.

Pese a los incidentes que se produjeron cuando la comitiva decidió acercarse a saludar a los taxistas concentrados en la Plaza de Neptuno, Podemos mantendrá su apoyo al sector, tal y como ratificó el secretario de Organización, Pablo Echenique.

"El taxi es un sector de gente que trabaja, paga impuestos y gasta en España", resume Mayoral.

Sánchez Mato pone el acento crítico: "En todo caso no decimos tampoco que la regulación sea perfecta, pero a donde nos quieren llevar es peor. El actual no es el mejor escenario posible, pero no aceptamos lo que están planteando".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha