eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cristina Cifuentes ya es presidenta de la Comunidad de Madrid gracias al apoyo de Ciudadanos

Cristina Cifuente ha sido apoyada por los 48 diputados del PP y los 17 de Ciudadanos, sumando los 65 votos necesarios para la mayoría absoluta; PSOE y Podemos votaron en contra

La ya presidenta y el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, han escenificado durante el debate de investidura las grandes diferencias que mantienen en política social y económica

El portavoz de Podemos, José Manuel López, ha sido muy crítico con la corrupción y ha pedido que se abra una Comisión sobre el endeudamiento de la Comunidad y las contrataciones realizadas por los anteriores gobiernos

- PUBLICIDAD -
Cifuentes pide a PSOE y a Podemos que entiendan que esta es una legislatura "diferente" y recalca su voluntad de acuerdo

Cifuentes ya es presidenta de la Comunidad de Madrid gracias al apoyo de Ciudadanos

Sin sorpresas ni sustos. Cristina Cifuentes ya es presidenta de la Comunidad de Madrid al obtener los 65 votos que necesitaba para lograr la mayoría absoluta de la Asamblea de Madrid. La dirigente del PP ha recibido el apoyo de los 48 diputados de su grupo parlamentario y de los 17 de Ciudadanos, cuyo portavoz, Ignacio Aguado, ha querido desde el principio marcar distancias con la popular pese al acuerdo de investidura. En contra de Cifuentes han votado los 37 diputados del PSOE y los 27 de Podemos, lo que supone un solo voto de diferencia a su favor.

Tanto el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, como el de Podemos, José Manuel López, han sido muy críticos con la corrupción del PP madrileño. Pero sobre todo, con las políticas sociales y económicas del programa con el que se ha presentado la popular a la investidura, que consideran insuficientes para frenar la desigualdad y la pobreza en la que vive un amplio sector de la ciudadanía en la capital.

Con todo, el 'educado' duelo entre Gabilondo y Cifuentes ha centrado la segunda sesión de su investidura, que ha culminado con la votación de su candidatura. La popular y el socialista se han enzarzado en un ‘guerra’ de datos y han escenificado las diferencias tanto en política social como económica que defienden para Madrid sus respectivos partidos.

"No dudo de su buena intención ni en su buena fe. Pero nuestro modelo es diferente, se basa en las políticas públicas, en políticas redistributivas", ha dicho Gabilondo en su intervención. Cifuentes, visiblemente molesta, le ha replicado: "Puede que usted me gane a otras cosas pero no a ganas de hacerlo bien y a capacidad de trabajo. Allí donde ustedes gobiernan las cosas funciona mal. Por eso los ciudadanos nos votan más a nosotros", le ha espetado.

Pese a esas lógicas fricciones del debate, la popular ha tendido la mano a los acuerdos, especialmente en educación, área en la que fue ministro Gabilondo.

No obstante, tanto López como Gabilondo han puesto muchos ‘peros’ para recoger el guante de pactos lanzado por Cifuentes no solo en educación o en sanidad sino también en materia de regeneración democrática, tres temas que han sido los ejes centrales de todas las intervenciones. "Puestos a hablar de pactos lo interesante es si lo son para tratar de proseguir con las actuales políticas o para modificarlas", ha indicado Gabilondo.

El endeudamiento, clave para Podemos

El portavoz de Podemos ha pedido a la nueva presidente que impulse en la Asamblea una Comisión que estudie el abultado endeudamiento de la Comunidad que han dejado los anteriores gobiernos. Y también que "se levanten las alfombras de los últimos años ocho años" para conocer las contrataciones aprobadas por los expresidentes populares.

Para López, la corrupción no es solo un problema ético, sino también "político y económico", que afecta al funcionamiento de la región. "Hay que asegurar que hablemos con todos los empresarios no solo con sus empresarios", le ha sugerido a Cifuentes.

López también ha querido responsabilizar de lo que ha pasado en Madrid en las anteriores legislaturas al dirigente de Ciudadanos, Ignacio Aguado, como ‘socio’ del PP. "Al señor Aguado le han caído 20 años encima", ha dicho, en referencia a los 20 años de Gobierno del PP en la Comunidad.

También Gabilondo ha querido dejar claro que "quienes han hecho posible el cambio en Madrid tendrán que aceptar las consecuencias".

El socialista ha extendido la "regeneración democrática" no solo a "los comportamientos de las personas" sino también a las políticas que impulsen los gobiernos.

Gabilondo, que como el resto de los portavoces de la oposición se estrenaba en su cargo, ha subido a la tribuna utilizando repetidamente la coletilla de "podríamos hacer como si no hubiera ocurrido…", para resaltar que su partido no va a pasar página de lo que ha pasado en la Comunidad durante todo el tiempo que ha gobernado el PP.

Choque por la educación

El socialista, además, le ha recordado a Cifuentes que en Madrid se ha incrementado la desigualdad y la pobreza e incluso ha habido un aumento de la violencia de género. Como receta le ha dicho que "hay que reactivar la economía social" para que no se ahonde en esas desigualdades. También ha mostrado contrario al actual modelo educativo, con subvenciones a los colegios concertados.

A Cifuentes no le ha gustado su intervención y en su réplica ha pedido a Gabilondo que haga "una política de propuestas, no de críticas", mientras le recordaba que él formó parte del Gobierno de Zapatero, al que culpó haber dejado a España "al borde del abismo" en 2011.

La popular ha echado mano del argumentario de su partido y ha acusado al PSOE de "haber perdido la centralidad y me preocupa esa deriva". "En la campaña electoral ustedes han llegado a decir que se podía pactar con todos, menos con el PP y Bildu", le ha recordado.

"La política social no es patrimonio de la izquierda, señor Gabilondo", ha señalado también Cifuentes, que no ha disimulado su malestar por el negativo panorama social que ha pintado el portavoz del PSOE de Madrid.

La intervención de Ciudadanos

Pero el primero en subir a la tribuna de oradores ha sido el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, que desde el primer momento ha querido marcado distancias con la popular. "El PP tendrá que gobernar, quiera o no, con un programa teñido de naranja". "No somos socios ni del PP en Madrid ni del PSOE en Andalucía. Estaremos en la oposición exigiendo reformas concretas", ha reiterado Aguado.

El número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, ha defendido y apoyado sin fisuras a la nueva presidenta regional. Garrido ha ejercido en este debate como portavoz del PP hasta que Cifuentes decida quién ocupará este cargo en la Asamblea de Madrid, una vez que le nombre consejero de su nuevo Gobierno, como se espera.

Al debate han asistido la alcadesa de Madrid, Manuela Carmena, la expresidenta regional y ahora portavoz municipal del PP, Esperanza Aguirre y numerosos dirigentes tantos del PSOE como del PP. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha