eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Díaz, Madina y Sánchez, muy cerca de dar el paso para liderar el PSOE

El diputado vasco ya tiene decidido que aspirará a la Secretaría General y que asume el coste de una posible derrota

En Ferraz se da por hecho que la presidenta andaluza se presenta, aunque en Andalucía siguen con algunas dudas

El tercer aspirante tiene posibilidades de sumar los avales y puede convertirse en determinante para darle la victoria a la dirigente andaluza

48 Comentarios

Susana Díaz, Pedro Sánchez y Eduardo Madina

Susana Díaz, Pedro Sánchez y Eduardo Madina

Susana Díaz, Eduardo Madina y Pedro Sánchez tienen prácticamente decidido dar el paso la próxima semana y presentarse a las primarias internas del partido para intentar liderar el PSOE. Tras el anuncio de Jose Antonio Pérez Tapias (Izquierda Socialista), que ya ha advertido de su intención de presentarse, las tres candidaturas pendientes lanzarán la lucha por el poder en el PSOE.

Este viernes se abre el plazo para la recogida de avales -se necesitarán 10.000 para poder ser candidato- y se cerrará el próximo 27 de junio. Después habrá dos semanas de campaña y el 13 de julio se conocerá quién será el nuevo secretario general de los socialistas.

En Ferraz se da por hecho que la presidenta andaluza ya ha dado el visto bueno, aunque puede tener que enfrentarse a otros rivales y asume que no tiene por delante el paseo militar que esperaba. No obstante, fuentes del PSOE andaluz siguen con algunas dudas ante los problemas que ven de compatibilidad de cargos, de sucesión interna a corto o medio plazo en el partido y en la Junta, o de los riesgos que puede correr si pierde.

Díaz, de momento, no ha desvelado públicamente nada pero tiene muy difícil echarse atrás ahora después de la operación montada desde distintas federaciones, la vieja guardia de José Luis Rodríguez Zapatero y los más veteranos dirigentes del PSOE.

Además, la presidenta andaluza cuenta ya con el respaldo público de ocho secretarios generales del PSOE que hace unas semanas, en una operación interna inédita, salieron a darle su apoyo, sin que ella ni lo pidiera ni hubiese anunciado nada.

En todo caso, tendrá enfrente a Madina. El diputado vasco ya tiene decidido que aspirará a la Secretaría General del PSOE aunque le duelan los oídos de escuchar que tiene todas las papeletas para perder. Es algo que no le pesa ya en su ánimo y quiere presentar a los militantes su propio proyecto y equipo. Madina está dispuesto a ir a la batalla aún con la perspectiva de la derrota.

Madina tiene detrás una buena parte del PSC, Extremadura y sectores amplios del partido en Asturias y Castilla-La Mancha. También ha encontrado respaldo en Madrid, País Vasco y hasta en Andalucía. Ha concluido que ya no es momento de echarse atrás, que lanzó el órdago de provocar la elección del secretario general por el voto directo de los militantes y que va jugar la partida hasta el final.

Para ello, tiene preparado su equipo de prensa, sus ideólogos y sus pequeños aparatos territoriales para hacer la campaña. Los avales los tiene asegurados y no le preocupa demasiado que Susana Díaz haga una exhibición de apoyos en este terreno antes de que los militantes voten. Un miembro de su equipo recuerda el anterior precedente. "Almunia apabulló a Borrell en la presentación de avales y luego perdió en el voto de los militantes en cincuenta provincias".

Pedro Sánchez, el posible tercero en discordia, tiene prácticamente decidido dar el paso. Algunos sectores socialistas apuntan que sólo irá a la contienda si lo hace Madina, lo que genera lecturas de que puede ser un "tapado" de Susana Díaz para restar votos al principal rival de la dirigente andaluza. El entorno de Sánchez niega tajantemente esta lectura.

Pero es cierto que Sánchez y Madina tienen perfiles similares, y si hay un voto en el PSOE que quiera apostar por caras nuevas y aire fresco -alejado de lo que el aparato ha decidido-, es evidente que la presencia de ambos dividirá ese voto. Más complicado parece que pueda darse un pacto entre ellos frente a Susana Díaz, entre otras cosas, porque sus relaciones están bastante deterioradas.

El diputado madrileño tampoco tendrá dificultades en conseguir los avales y también va recopilando apoyos de distintas federaciones socialistas. Su experiencia en campañas electorales, los años que trabajó al lado de José Blanco al frente del partido y su conocimiento del PSOE a nivel interno hacen más que probable que logre ser también candidato.

Sólo queda esperar la puesta en escena, cómo miden los tiempos los tres aspirantes y, sobre todo, empezar a conocer qué proyectos tienen y qué quieren hacer con un PSOE que sigue casi en estado crítico.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha