eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENCUESTA CELESTE-TEL

Casado detiene la sangría del PP y Pedro Sánchez refuerza su liderazgo

El barómetro de agosto de Celeste-Tel recoge la primera subida en estimación de voto de los conservadores desde noviembre de 2016 hasta el 25,5%

El PSOE consolida su primera plaza en la encuesta con un 28% de los sufragios. Ciudadanos cae al 19,4% y Unidos Podemos al 17,3%

La proyección de escaños confirma una leve recuperación del bipartidismo desde la moción de censura y un empate técnico en el eje izquierda-derecha

DATOSEncuesta electoral de Celeste-tel de agosto de 2018

84 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Encuesta de expectativa de voto

Fuente: Celeste-Tel | gráfico: eldiario.es

Pablo Casado ha detenido la sangría de votos del Partido Popular, según el barómetro mensual que Celeste-Tel hace para eldiario.es. El estudio revela un repunte en la estimación de voto de los conservadores de 1,3 puntos, hasta el 25,5%. Es su primera subida desde noviembre de 2016, después de que Mariano Rajoy lograra retener el poder y Pedro Sánchez dimitiera. El PSOE, por su parte, mantiene y refuerza su liderazgo (28%) tras la moción de censura, aunque  por debajo de la estimación del CIS. Ciudadanos cede terreno y se deja 1,2 puntos (19,4%), al igual que Unidos Podemos, que pierde cuatro décimas (17,3%).

El giro a la derecha del discurso de Pablo Casado ha cambiado la tendencia de voto que todos los sondeos recogían para el PP desde hacía meses. Una pérdida de apoyos electorales continua que tuvo dos episodios especialmente acuciantes, dos fuertes caídas en apoyo electoral que coinciden con la Operación Lezo y la declaración de Rajoy en el juicio de la trama Gürtel, en la primavera de 2017, y el resultado de las elecciones catalanas de diciembre de ese mismo año y la gestión del conflicto territorial. 

El paso atrás de quien ha dirigido al PP en los últimos 14 años y el novedoso proceso de primarias que pusieron en marcha los conservadores les ha permitido invertir la tendencia y, al menos, detener el trasvase de votos hacia Ciudadanos. Pese a las  dudas judiciales que rodean las titulaciones universitarias de su presidente, el barómetro de Celeste-Tel señala que el partido de Pablo Casado obtendría el 25,5% de los votos en caso de celebrarse elecciones generales. 1,3 puntos más que en el anterior sondeo, desarrollado entre la dimisión de Rajoy y la elección de su sucesor.


Evolución mensual del voto

Fuente: Celeste-Tel | gráfico: eldiario.es

Esta subida es el reverso de la caída que sufre precisamente el partido que preside Albert Rivera. Ciudadanos encadena  cuatro meses consecutivos de bajada en su intención de voto, según los barómetros de Celeste-Tel.

En abril de 2018 Ciudadanos marcó un máximo del 24%. Empatados con el PSOE y a un suspiro de alcanzar al PP. Desde entonces, Rivera se ha dejado 4,6 puntos. 1,2 en el último mes, que coincide con la elección de Pablo Casado. El PP recupera así una pequeña parte de los votantes que se han ido a Ciudadanos, aunque está muy lejos de lograr que regresen los muchos españoles que les han abandonado desde el 26J.


Comportamiento actual del electorado del 26J

Fuente: Celeste-Tel | gráfico: eldiario.es

El PSOE consolida el liderazgo tras la moción

La caída de Ciudadanos coincide con la sentencia que condenó a los políticos y empresarios de la trama Gürtel y, con ellos, al PP como partícipe a título lucrativo. La respuesta de la izquierda parlamentaria fue promover una moción de censura que salió adelante con el apoyo de los nacionalistas catalanes y vascos. 

El triunfador de aquella moción de censura fue el secretario general del PSOE. Desde que Pedro Sánchez alcanzó el Gobierno, los socialistas se han disparado en intención de voto. La estimación de Celeste-Tel les coloca ya en el 28%. En primera posición, subiendo siete décimas en un mes, pero muy lejos del 29,9% que le otorga el criticado primer barómetro del CIS  presidido por José Félix Tezanos.

La encuesta que publica eldiario.es apunta una subida que ratifica el  efecto SánchezPero esto no supone un excesivo desgaste para el que ha sido uno de sus principales caladeros de votos: Unidos Podemos y las confluencias.

El espacio político que lidera Pablo Iglesias y que aglutina a diversas fuerzas estatales (Podemos, IU, Equo), catalanas, gallegas y valencianas se deja cuatro décimas en el barómetro de agosto con respecto al de julio. La encuesta pone así fin a una tendencia de cuatro meses de ascenso para Unidos Podemos desde el mínimo del 16,2% que marcó en marzo.


Origen del electorado de cada partido

Fuente: Celeste-Tel | gráfico: eldiario.es

Empate izquierda-derecha

El resultado para los de Iglesias es, con todo, mejor que el anunciado por el CIS el mes pasado. Unidos Podemos sigue siendo el espacio político desde el que más votos recibe el PSOE.

El grupo confederal remite votantes tanto a Pedro Sánchez como a la abstención. Ciudadanos hace lo mismo, pero con los de Pablo Casado. 

Ambos factores hacen que suba la abstención, que está dos puntos por encima de la registrada en las generales de junio de 2016, y sostiene un leve repunte del bipartidismo. La suma de PSOE y PP alcanza el 53,5% de los votos y encadena cuatro meses consecutivos en aumento, sobre todo gracias a la fortaleza del PSOE.

Los números de los dos partidos más grandes están, con todo, muy lejos de los que registraban antes del nacimiento e irrupción de Podemos, cuando socialistas y conservadores ocupaban de forma habitual más del 60% del espacio electoral en los comicios generales. Desde entonces, la tendencia ha sido a la baja. Y se mantiene.

El barómetro de Celeste-Tel apunta también a un empate técnico entre la izquierda y la derecha parlamentaria, excluidos los partidos nacionalistas. PSOE y Unidos Podemos sumarían entre 159 y 167 diputados en el Congreso, según esta estimación. PP y Ciudadanos, entre 159 y 164. 

Ambos bloques precisarían así de más apoyos para gobernar. Aquí entran en juego los grupos y partidos minoritarios. ERC, según la encuesta, lograría el 3% de los votos y 11 ó 12 diputados, empatando en intención de voto con Catalunya en Comú-Podem. El PDeCAT perdería dos escaños y se quedaría en seis, con el 1,6% de los votos. El PNV sostendría sus cinco representantes, tres serían para EH Bildu y uno para Coalición Canaria.

Ficha técnica

Encuesta realizada en los primeros cinco días laborables del mes de agosto a partir de 1.100 entrevistas telefónicas entre personas con derecho a voto.

El margen de error es del 3,1%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha