eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pablo Iglesias, antes del Consejo Ciudadano: "Íñigo no es un traidor. Debe ser un aliado de Podemos"

El secretario general difunde un mensaje con su postura ante la ruptura de Errejón en Madrid: "Superar Unidos Podemos es erróneo, pero legítimo"

Iglesias pide tiempo ante la dimisión de Espinar: "Podemos necesita tener un debate propio sin que se le pretenda imponer tragar con platos precocinados"

48 Comentarios

Iglesias asegura que España y Europa "deben defender la legalidad internacional" en Venezuela y no "un golpe de Estado"

Pabl Iglesias, en una imagen de archivo.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no asistirá esta tarde al Consejo Ciudadano extraordinario convocado para intentar taponar la crisis abierta en Madrid tras la ruptura de Íñigo Errejón. Iglesias, que intervendrá ante el principal órgano de Podemos por vía telefónica al encontrarse de baja de paternidad, asegura en un mensaje difundido en Facebook que "Íñigo no es un traidor", sino que "debe ser un aliado de Podemos". 

Tal y como ha informado eldiario.es este miércoles, la propuesta que Iglesia planteará ante los dirigentes territoriales y consejeros electos del partido pasará por mantener la apuesta por Unidos Podemos, como actor fundamental para mantener la mayoría de la moción de censura y del acuerdo presupuestario.

"Destruir Unidos Podemos es condición de posibilidad para que solo haya dos alternativas de superación de la crisis de régimen", apunta Iglesias. Y concluye: "La propuesta de superar Unidos Podemos como referencia política del cambio, que representa lo poco que conocemos del nuevo partido de Íñigo y Manuela, es un planteamiento que me parece erróneo pero que es legítimo".

Iglesias advierte en su análisis previo a la reunión de que "los trillizos reaccionarios [en referencia a PP, Ciudadanos y Vox] son la vía aznariana de involución democrática para afrontar la crisis de régimen en España". Y sostiene que uno de los deseos de esta entente es "destruir el bloque de la moción de censura". "Quieren impedir que ese bloque se convierta en un gobierno de coalición entre Unidos Podemos y el Partido Socialista que sea un referente europeo de políticas de protección del Estado del bienestar y que afronte la crisis territorial desde el diálogo y la negociación política".

"Destruir Unidos Podemos es condición de posibilidad para que solo haya dos alternativas de superación de la crisis de régimen", apunta Iglesias en su análisis. El secretario general de Podemos considera que frente al "modelo aznariano de los trillizos reaccionarios", algunos "sectores del poder tratan de lanzar un modelo macroniano de gran centro con un PSOE susanista y con Ciudadanos como protagonistas". "Para eso necesitan lo que algunos analistas llaman una izquierda amable escindida de Podemos", apunta en una referencia poco velada al surgimiento de la plataforma Más Madrid, liderada por Manuela Carmena e Íñigo Errejón.

Iglesias defiende la posición de Podemos en 2016, cuando se opuso a investir a Pedro Sánchez tras firmar un acuerdo con Albert Rivera. "Los inscritos resolvieron el debate de manera clara, pero los adversarios de Unidos Podemos tomaron nota", asevera.

"Hoy Unidos Podemos vuelve a ser un actor determinante para que el acuerdo de presupuestos que firmamos con el Gobierno se haga realidad", defiende. Por eso, Iglesias cree que "la propuesta de superar Unidos Podemos como referencia política del cambio, que representa lo poco que conocemos del nuevo partido de Íñigo y Manuela, es un planteamiento erróneo".

Debate sosegado

Y añade: "Pero es legítimo". "Es legítimo que, por la vía de los hechos consumados, haya compañeros que abandonen nuestra formación. Hay que asumirlo con naturalidad y madurez", explica. 

"Iñigo, a pesar de todo, no es un traidor, sino que debe ser un aliado de Podemos", señala el secretario general. Iglesias comprende "la indignación ante la falta de respeto a nuestros espacios colectivos", pero reclama "madurez y responsabilidad". Nuestro trabajo es ser útiles a la ciudadanía y ello pasa por ser generosos y responsables tratando de construir una confluencia lo más amplia posible. Comparto la preocupación expresada por muchos de nuestros secretarios autonómicos", asegura.

Iglesias reclama a sus potenciales aliados (IU, Equo y Más Madrid) tiempo para restañar las heridas internas, sobre todo tras la dimisión de Ramón Espinar como secretario general de Madrid. "Podemos debe ahora tener un debate sosegado y la dirección interina de nuestra organización madrileña debe bajar ese debate a los círculos", asegura en su análisis. "Podemos necesita tener un debate propio sin que se le pretenda imponer tragar con platos precocinados", insiste.

Por último, Iglesias insiste en apartar a Podemos de la carrera electoral por el Ayuntamiento de Madrid y, especialmente, para confrontar con Carmena. Aunque dice no haber entendido algunos proyectos del Gobierno municipal, como la Operación Chamartín, y asegura sentirse decepcionado por que la alcaldesa no ha permitido que se asentara Ahora Madrid, "la opción más viable para que la derecha no vuelva al Ayuntamiento es que Manuela Carmena repita como alcaldesa".

Y cierra su publicación: "Ojalá Manuela quisiera contar con nosotros en esa tarea respetándonos como partido y proyecto colectivo, ojalá contara con todos los que le apoyaron en Ahora Madrid, pero hay algo mucho más importante que nosotros mismos y es que la derecha no vuelva a Madrid".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha