La Audiencia de Zaragoza archiva la causa contra la exministra González Laya por la entrada de Ghali al no ver delito

La hasta ahora ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya. EFE/Zipi/Archivo

El Juzgado de Instrucción número 7 de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha archivado la causa contra la exministra de Exteriores, Arancha González Laya, al no ver delito en la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, según ha adelantado el Heraldo de Aragón.

El líder del Frente Polisario, un huésped incómodo para España

El líder del Frente Polisario, un huésped incómodo para España

Los jueces han concluido que la entrada al país de Ghali fue una “decisión política” y que se hizo de manera “sigilosa” para que no afectase a las relaciones de España con otros países: “Es un acto político que excede del ámbito de la prevaricación”. La ex titular de Exteriores estaba también acusada de haber mantenido en secreto la entrada del líder del Frente Polisario para que no declarara en la Audiencia Nacional, algo que, según recoge el texto de la audiencia provincial, está “totalmente desprovisto de apoyo fáctico”.

El juez que investiga el caso, Rafael Lasala, citó en septiembre de 2021 a González Laya para declarar en octubre por el ingreso del líder saharahui, así como el exjefe del gabinete de la exministra, Camilo Villarino, cuya investigación fue también archivada por el magistrado. González Laya, que estaba siendo investigada por prevaricación, falsedad documental y encubrimiento, aseguró entonces que el ingreso y salida de Ghali se realizó “de acuerdo con la Ley”.

Días después de la comparecencia de González Laya, la Abogacía del Estado solicitó el archivo de las diligencias, y el juez Lasala lo descartó: “Se está pidiendo un juicio anticipado que solo procedería en el caso de que 'el hecho' material fuera inexistente”, aunque apuntaba que una “cuestión distinta” era si los hechos investigados eran tipificables “penalmente”.

Brahim Ghali llegó el pasado 18 de abril en un avión argelino a la Base Aérea de Zaragoza, desde donde partió en secreto en una ambulancia al Hospital San Pedro de Logroño, e ingresó en el centro sanitario bajo el nombre de Mohamed Benbatouche para ser tratado contra la COVID-19. El 2 de junio salió del país desde Pamplona después de haber declarado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien le dejó en libertad sin medidas cautelares.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats