Una concejal de Ciudadanos deja en el aire 14 años de poder del PP en El Escorial 'de Abajo'

Los ediles de El Escorial que han presentado una moción de censura contra el PP

Los vecinos de El Escorial amanecían este jueves sin saber que dentro de unos días, el próximo día 16 de este mes de septiembre, tras 14 años ininterrumpidos de gobierno del PP, cambiarán de alcalde si prospera la moción de censura que han pactado y registrado ya en el Ayuntamiento el PSOE, Unidas El Escorial (UEE, confluencia que reúne a Podemos, Izquierda Unida y Ahora El Escorial)– y la única edil que logró allí Ciudadanos en 2019. Marta de la Vera da ahora una oportunidad a la izquierda tras abandonar en febrero el Gobierno municipal en el que ejercía como responsable de Seguridad, Recursos Humanos, Seguridad, Tráfico, Transportes, Sanidad y Consumo.

Dos años después del pacto entre PP y Ciudadanos, esos tres grupos municipales han unido sus fuerzas y, tras cerrar una alianza negociada con absoluta discreción durante varias semanas, registraban este miércoles una moción de censura contra el alcalde, Antonio Vicente, que será sustituido por el socialista Cristian Martín, siempre que la edil del partido de Inés Arrimadas no cambie a última hora de opinión. De ella depende el triunfo de la moción, dado que el PP y Vox, por un lado, y PSOE y UEE, por otro, suman ocho ediles. Su voto es fundamental. Esta redacción ha intentado conocer los motivos que le han llevado a dar este paso, pero ha declinado hacer declaraciones. "No quiero hablar por ahora", ha señalado.

Desde la dirección regional de Ciudadanos que lidera Begoña Villacís se han distanciado de la decisión de De la Vera. En un ambiguo comunicado aseguran que "esta acción no responde a ninguna decisión consultada ni participada al partido, responde únicamente a una decisión de la portavoz de Ciudadanos en el municipio, motivada por sucesivos desencuentros con el actual alcalde, por lo que no tiene ninguna trascendencia más allá del ámbito del propio municipio". "Dicha concejal formó parte de la Junta de Gobierno del Consistorio, junto a PP y Podemos, hasta el pasado 5 de febrero de 2021, momento en el que abandonó el equipo de gobierno. Desde Ciudadanos manifestamos nuestro compromiso con el municipio y expresamos la intención de seguir trabajando por todos los vecinos de El Escorial", zanja el texto, que no aclara si será sancionada por romper el pacto con el PP.

Algunos de los vecinos consultados por esta redacción, que se han ido enterando por las redes sociales de la moción de censura y por el 'boca a boca' en el pueblo, han acogido positivamente la noticia. "Este alcalde no ha hecho casi nada por los vecinos. Mucho menos por los jóvenes. Todo se ha quedado en promesas. Ha ejercido su mandato como un cacique", afirma Teresa, trabajadora social en una residencia de ancianos. María, autónoma y cercana a la jubilación, también celebra el cambio mientras reconoce que estaba ajena a esta maniobra política. "Aquí la gente ahora está más pendiente de la romería de Nuestra Señora de la Herrería que de cualquier otra cosa, sobre todo después de no haber podido celebrar las fiestas por culpa de la pandemia", afirma.

El Escorial es un municipio de algo más de 15.000 habitantes que comparte entorno con su señorial 'hermano' de San Lorenzo de El Escorial, donde está enclavado el histórico Monasterio, y en donde continúan gobernando PP y Ciudadanos. Son popularmente conocidos por El Escorial 'de Abajo' y el 'de Arriba'. En los anteriores comicios, el PP logró en el 'de Abajo' seis concejales; el PSOE, cinco; la coalición Unidas El Escorial, tres; Vox, dos; y Ciudadanos, solo uno. Entonces, según relata la portavoz de UEE, Tamara Ontoria, la izquierda intentó llegar a un acuerdo para formar gobierno para lo que era imprescindible el apoyo de la edil del partido de Arrimadas, como lo es ahora para que triunfe la moción de censura. Pero De la Vera decidió, por orden de la dirección del partido, apoyar la investidura del dirigente del PP, Antonio Vicente. A cambio, logró ostentar una concejalía mientras Podemos aceptaba tener representación en la Junta de Gobierno Local, el órgano colegiado que dirige la administración del Ayuntamiento.

Su decisión causó malestar entre los demás partidos de izquierda. La Junta de Gobierno Local está compuesta por el alcalde, que la preside, y los concejales designados y cesados libremente por él. Tamara Ontoria cree que este órgano debe de ser plural y anuncia que si prospera la moción de censura, en él participarán todos los grupos, "también los de la oposición", es decir, PP y Vox. En ese sentido, la portavoz de la coalición de izquierdas asegura a esta redacción que en el nuevo reparto de competencias, en caso de que salga adelante la moción, Marta de la Vera no entraría en el Gobierno local aunque sí formaría parte de la Junta de Gobierno.

Sobre las razones que han llevado a De la Vera a cambiar ahora de bando –aunque ella no ha querido explicarlas a este medio–, todas las versiones convergen en sus roces constantes con el alcalde. Antonio Vicente regenta un restaurante familiar en el municipio y según algunos vecinos, "cuenta con muchos acólitos y ha creado toda una red de clientelismo a su alrededor". "Le gusta poner muchas banderitas en el pueblo pero trabaja solo para él y los suyos", afirma uno de esos lugareños que prefiere no ser citado. "Aquí nos conocemos todos", se justifica. Hace unos años, el restaurante del regidor fue sancionado con una multa de 10.000 euros por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social por "una obstrucción en materia de Seguridad Social", según recoge el blog Entorno Escorial .

Tamara Ontoria remarca que después de tantos años de gobierno del PP se había llegado a un "agotamiento político" y apuesta por dar impulso a "nuevas ideas y proyectos". Según aclara, su grupo, Unidas El Escorial, no ha apoyado al Gobierno de Antonio Vicente por el hecho de estar en la Junta de Gobierno Local, sino que ha incluido "propuestas programáticas y su respaldo presupuestario". "La estabilidad legal ya se la había dado la norma que otorga la alcaldía y la formación de Gobierno al candidato de la lista más votada en ausencia de mayorías absolutas de nadie". A su juicio, "las cosas han ido cambiando por la tardanza progresiva en cumplir materialmente esas propuestas y mociones aprobadas, de las que solo una pequeña parte ha iniciado su ejecución" y ahora ya hay mayoría para desbancar al PP del sillón municipal.

El que previsiblemente será nuevo alcalde, el socialista Cristian Martín, manifestaba en declaraciones al periódico local Aquí en la Sierra, que el objetivo fundamental es tener "un gobierno estable, poniendo fin a 14 años de gobiernos del PP que han supuesto una progresiva pérdida de calidad en los servicios públicos", denunciando igualmente la "opacidad" y "falta de transparencia" de la gestión.

Ahora todas las miradas están puesta en la edil de Ciudadanos para ver si mantiene su palabra de apoyar la moción de censura, ya que no es la primera vez que un dirigente de la formación que se autodefine liberal da una sorpresa, un extremo que descarta Martín: "Lo tenemos todo perfectamente acordado, hasta la última coma". "Todos lo tenemos claro y hemos hecho un esfuerzo muy importante para llegar a este acuerdo", afirmaba en el mismo medio.

Pese a esta nueva pérdida en la Comunidad de Madrid y la crisis sufrida en Boadilla –donde ha habido varias bajas de concejales por distintos motivos–, Ciudadanos sigue manteniendo pactos de gobierno con el PP en varias localidades, entre ellas Collado Villalba, Alpedrete, Guadarrama o Valdemorillo, además de San Lorenzo de El Escorial. Por su parte Villacís ha empezado este verano a realizar cambios en las portavocías de algunos municipios con el fin de preparar el terreno de los comicios de 2023 impulsando a dirigentes de su confianza y eliminando a los que colocó su antecesor Ignacio Aguado, como en Alcobendas y en Rivas Vaciamadrid.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2021 - 23:13 h

Descubre nuestras apps

stats