Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Covite avisará de "la trampa" que supone pactar con EH Bildu en el acto de conmemoración de su XX aniversario de Madrid

Covite avisará de "la trampa" que supone pactar con EH Bildu en el acto de conmemoración de su XX aniversario de Madrid

EUROPA PRESS

BILBAO —

El Colectivo Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, celebrará este martes en Madrid un acto conmemorativo del XX aniversario de su fundación, con una mesa redonda sobre los retos actuales, entre los que destacará la situación política en Navarra. Durante la charla se advertirá de "la trampa" que supondría llegar a pactos con EH Bildu, según han informado a Europa Press fuentes de la asociación.

Participarán en el debate Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite y hermana del concejal del PP Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995; Cristina Cuesta, hija del delegado de Telefónica en Gipuzkoa Enrique Cuesta, muerto a manos de los Comandos Autónomos Anticapitalistas el 26 de marzo de 1982; Ana Aizpiri, hermana del empresario Sebastián Aizpiri, asesinado por ETA el 25 de mayo de 1988, y los periodistas Ángeles Escrivá y Manuel Marlasca. Moderará la mesa redonda la también informadora Chelo Aparicio.

Durante el acto, al que asistirá el fiscal del Tribunal Supremo Javier Zaragoza y la directora general de Apoyo de Víctimas del Terrorismo de Interior, Sonia Ramos, se proyectará un documental de la historia de Covite.

En el homenaje, se recordarán los orígenes de la asociación, que se remontan a hace veinte años, cuando un grupo numeroso de víctimas del terrorismo en Euskadi "impulsaron su visibilidad" y reclamaron "que no querían ser víctimas de la paz", pese al "señalamiento y los riesgos que podía implicar aparecer públicamente para denunciar el desamparo institucional y el ostracismo político y social".

"Tuvieron la valentía y el arrojo de dar la cara y de denunciar que en el País Vasco se estaban cometiendo verdaderos atropellos a los derechos humanos, que había un grupo de vascos fanáticos, violentos y totalitarios que estaban asesinando, hiriendo, extorsionando, amenazando, persiguiendo y forzando al exilio a sus conciudadanos que no compartían su proyecto político nacionalista radical", apuntarán.

Asimismo, resaltará su labor en la denuncia de que "esa banda terrorista criminal contaba con importantes apoyos políticos y sociales, y que una parte destacada de los políticos vascos y de la sociedad vasca eran cómplices de los asesinos".

También reclamará que ahora tampoco quiere "una supuesta paz asentada en la impunidad social, política e incluso judicial de los asesinos".A su juicio, esta "falsa paz no resuelve el principal problema: la falta de libertad que todavía se sufre en el País Vasco y en Navarra, que tiene su origen en que no se ha deslegitimado el proyecto político totalitario y excluyente que guió a ETA para asesinar, herir y perseguir". "Ese proyecto político sigue más vivo que nunca, y se está intentando imponer desde las instituciones", asegura.

Por ello, en un momento en el que "la tentación por el olvido y por vivir como si ETA nunca hubiese existido es cada vez más grande", trabajará en "la conciencia moral de esta sociedad, para recordar que los efectos del terrorismo no han desaparecido de un plumazo desde que ETA decidió anunciar que desactivaba sus siglas". "El comunicado final de ETA no puede convertirse en la antesala para que su entorno político logre sus reivindicaciones con nocturnidad y alevosía", asegura.

En alusión a EH Bildu, critica que en la actualidad haya personas en cargos públicos institucionales "que están donde están gracias a ETA, y no están dispuestas a condenar la historia criminal de ETA". "Mientras se siga justificando a ETA, seguirá siendo necesario estar ahí para deslegitimarla y para denunciar que quienes defienden a ETA pretenden seguir secuestrando nuestra libertad y excluyen de la sociedad vasca y navarra a todos aquellos que no comulgan con el nacionalismo vasco", asevera.

Por ello, cree que "cualquier pacto con la formación que lidera Arnaldo Otegi implica caer en la trampa de la normalización que quiere imponer la izquierda abertzale". "Dar autoridad política a Otegi, es darle la razón a quienes quieren pasar una página del pasado rápido, lo antes posible, sin detenerse a cuestionar las responsabilidades de cada uno en la historia de terror de ETA", añade.

En su opinión, "normalizar a Otegi y a EH Bildu implica ayudar a la izquierda abertzale a asentar la impunidad fáctica y moral que quiere sobre sus responsabilidades en ETA". "Ninguna formación política democrática debería caer en el error de ser seducida por el lenguaje de Otegi y los suyos de la reconciliación y el diálogo, del supuesto 'nuevo tiempo' de la izquierda abertzale", apunta.

Asimismo, cree que "las llamadas a la reconciliación, apelando a la empatía y al sufrimiento compartido, son trampas vestidas con piel de cordero cuya intención de fondo es borrar el significado político de las víctimas del terrorismo". "Los terroristas, los que han ejercido y apoyado la violencia para conseguir objetivos políticos, son quienes se tienen que reconciliar, pero no con las víctimas, con la sociedad a la que han amedrentado durante décadas", indica.

CONDENA DE LA IA

Por ello, afirma que "la única forma posible que tienen los terroristas de reconciliarse con la sociedad es condenando las razones del mal, dejando de justificar los cientos de asesinatos y la persecución que ejercieron, dejando de banalizar el mal".

"Aceptar con normalidad a una fuerza política que justifica el terrorismo por el mero hecho de que ya no ejerce el terrorismo no es contribuir a la convivencia, es blanquear crímenes gravísimos", advierte.

Covite subraya que "los homenajes públicos a presos de ETA dejan al descubierto un déficit democrático". "Ninguna democracia digna, ningún Estado de Derecho consciente del significado de sus víctimas del terrorismo, permitiría que los terroristas fueran homenajeados en la vía pública", explica.

Por ello, cree "decepcionante" que estos se celebren "con impunidad", y recuerda que, mientras el año pasado se celebraron 63, en lo que va de 2019 se han celebrado 14. "No solo es una cuestión indigna, también es muy peligroso que las nuevas generaciones crezcan teniendo a terroristas sanguinarios como referentes y como héroes a los que agasajar públicamente", añade, para avisar del peligro de repetición en el futuro.

A su entender, "ya hay grupos afines a la izquierda abertzale que han mostrado tendencias violentas, como Ernai o Ikasle Abertzaleak". "En el País Vasco y en Navarra tenemos un amplio sector de la población que está fuertemente radicalizado y fanatizado, apunta.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo también critica el programa educativo 'Herenegun' sobre la historia de ETA que el Gobierno Vasco propuso implantar y que califica de "inaceptable". "Es mentira, es una falacia que no relata la verdad de lo que ha supuesto el terrorismo de ETA y que blanquea a la banda terrorista, al imponer la visión de que lo que ha sucedido en el País Vasco en 50 años de terror sistemático y selectivo de ETA y su entorno ha sido un conflicto entre dos partes, equiparando a las víctimas y a sus asesinos", denuncia.

Covite también recuerda que hay crímenes de ETA todavía sin resolver, de forma que 358 familias de víctimas del terrorismo "no tienen ni idea de quién ha asesinado a sus familiares". "Se les ha robado su derecho, no solo a la justicia, sino también a la verdad, y que han soportado que las instituciones del Estado de Derecho ni siquiera abran una investigación sobre quién ha podido asesinar a sus familiares", lamenta.

Por último, subraya que "el supuesto final de ETA que los propios terroristas escenificaron en la localidad francesa de Cambó ha sido lo más indigno y humillante que han tenido que soportar las víctimas de ETA en los últimos años". A su juicio, se trató de "un final perfectamente calculado y con un despliegue monumental de propaganda".

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2019 - 14:51 h

Descubre nuestras apps