eldiario.es

9

Un hombre mata a su mujer de un disparo de escopeta en Valga, Pontevedra

Las primeras hipótesis apuntan a un caso de violencia de género. Es la tercera mujer asesinada desde el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer

Este pasado viernes, una vecina de Sober (Lugo) de 63 años fue asesinada en Madrid por su pareja, un hombre de 81 que después se suicidó

La Policía investiga la aparición del cuerpo sin vida de un varón en Dos Hermanas

Un coche de policía en una imagen de archivo. EFE

Un hombre de 46 años ha asesinado con una escopeta a su mujer, de 43, en su vivienda del municipio de Valga en la provincia de Pontevedra y después se ha suicidado también de un disparo, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil de la provincia.

En torno a las tres y media de la tarde de este domingo, un familiar que había quedado con el matrimonio para comer se acercó a la vivienda, situada en la parroquia de Setecoros, al ver que no acudían a la cita. 

Al llegar a la casa, entró en la vivienda y se encontró con los cuerpos sin vida de la mujer, M.J.A.G., del año 1975 y de su marido, J.B.F., del 1972, con disparos de escopeta.

No hay antecedentes de denuncias por violencia de género en este matrimonio, según ha precisado la Guardia Civil. De momento, las primeras hipótesis apuntan a un caso de violencia de género.

Este pasado viernes, una vecina de Sober (Lugo) de 63 años fue asesinada en Madrid por su pareja, un hombre de 81 que después se suicidó. 

Este domingo en Estepona, una mujer de 58 años ha sido apuñalada a manos de su marido y en presencia de su hijo de 15 años. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha