Enrique López rechaza hablar de su reunión con el abogado del PP y un amigo de Bárcenas por ser “privado”

El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, comparece ante la comisión de Kitchen

El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, se ha negado a dar detalles en el Congreso de la reunión que organizó entre el abogado que trabaja para el PP, Jesús Santos, y un amigo de Bárcenas por pertenecer a su "ámbito privado". López era magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional cuando se produjo ese encuentro, en plena instrucción del caso Gürtel, que versa sobre la corrupción vinculada al Partido Popular.

A preguntas del Grupo Socialista, López ha dicho que tanto Agustín de Diego, amigo de Bárcenas, como Jesús Santos, el abogado del PP, pertenecen a su "círculo de conocimiento". Enrique López, actual miembro de la dirección del PP, ha dicho ante la comisión de investigación del caso Kitchen que se limitó a presentarles y que en ningún caso medió en nada. "Le ruego que no utilice mediar o no no mediar porque eso es para resolver un conflicto entre ellos", ha dicho al portavoz socialista, Felipe Sicilia.

El único aspecto que ha precisado López ha sido que la reunión se produjo a petición de Agustín de Diego. En encuentros posteriores con éste, López ha dicho que nunca volvieron a hablar del asunto. "Únicamente les presenté. La forma y demás pertenece a mi vida privada", ha añadido.

El portavoz del PSOE le ha preguntado si informó a su compañero de la Audiencia Nacional, José de la Mata, instructor de los casos Gürtel y caja B, de dicho encuentro. "No tenía obligación de informar a nadie de lo que hago en mi vida privada y que no tiene importancia desde el punto de vista jurisdiccional", ha dicho el consejero de Justicia del Gobierno de Ayuso. El amigo de Bárcenas y el abogado del PP, tras el encuentro organizado por López, se vieron en doce ocasiones más.

Los momentos más tensos se han producido durante el turno del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, cuando éste insistía en que López "es un juez del Partido Popular". El compareciente lo negaba una y otra vez al tiempo que defendía que los jueces, "como todas las personas tienen derecho a tener ideología". López, como había recordado el portavoz Sicilia, llegó al Consejo General del Poder Judicial tan solo diez años después de acceder a la carrera judicial y, entre otros cargos, ha sido magistrado del Tribunal Constitucional, a propuesta del Partido Popular.

Enrique López ha reconocido a Rufián que podía "presumir" de qué iban a hablar el amigo de Bárcenas y el abogado del PP, pero que no le interesaba. A preguntas del portavoz de ERC, López ha dicho que "el Poder Judicial ha dado grandes lecciones de independencia y las seguirá dando a pesar de lo que algunos hacen". Rufián ha concluido: "Escucharle a usted hablar de independencia judicial es como escuchar a Jack el Destripador hablar de anatomía".

En su turno, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, le ha preguntado por qué el amigo de Bárcenas no se limitó a llamar al despacho profesional del que es socio el abogado Santos para hablar con él en lugar de pedírselo a su "conocido" de la Audiencia Nacional. Bal ha añadido: "Me resulta raro que usted niegue su figura de intermediador".

La portavoz de Vox, Macarena Olona, ha puesto en cuestión la conveniencia de que López tuviera algo que aportar a la comisión de investigación cuyo objeto es la utilización del Ministerio del Interior para favorecer los intereses del PP y obtstaculizar las investigaciones en su contra. El portavoz de Junts y el de EH Bildu han rechazado formular preguntas a López. El consejero de Justicia le ha dicho al portavoz de Podemos: "Hasta hace media hora no tenía ni idea [de por qué ha sido llamado] y ahora tampoco".

El jefe de gabinete de Cospedal se niega a hablar de nada

El segundo compareciente de la tarde es José Luis Ortiz Grande, ex jefe de gabinete de María Dolores de Cospedal en la Presidencia de Castilla-La Mancha, en el Ministerio de Defensa y en la Secretaría General del PP. Ortiz se ha negado a contestar a una sola pregunta porque, según ha repetido una y otra vez, ya declaró ante el juez, su causa está archivada, aunque provisionalmente, y la Fiscalía no ha pedido que se le vuelva a imputar. Ortiz se remitía a su declaración ante el juez aunque no quería decir una palabra de ella.

"Usted no quiere decir nada porque la causa se puede reabrir y teme que el día de mañana le imputen. Con su declaración hoy aquí, mañana puede salir una grabación que desmienta lo que diga, por eso prefiere callarse y mofarse de esta comisión", le ha espetado el portavoz del Grupo Socialista, Felipe Sicilia. Ortiz aparece en las agendas de Villarejo, y así lo ha reconocido él, como la persona que preparaba los encuentros con Cospedal en los que ésta y su marido le pedían sabotear el caso Gürtel. En una de las anotaciones, Ortiz Grande, que ahora trabaja para la multinacional china ZTE, aparece implicado en un supuesto pago al comisario.

"Me remito a mi declaración del 30 de junio", ha dicho Ortiz decenas de veces. "Es una vergüenza lo que usted está haciendo en la sede de la soberanía popular", le ha dicho el portavoz de Junts, Josep Pagès i Massó. En respuesta a este diputado ha llegado a decir que su respuesta le valía a él y con eso bastaba porque para eso era el compareciente. A Edmundo Bal le ha llegado a decir: "¿Y a mi qué me pregunta usted?", cuando el diputado de Ciudadanos pretendía que aclarase extremos de la agenda de Villarejo de los que José Luis Ortiz Grande declaró ante el juez.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats