Entrevista Secretario de Estado para la Agenda 2030 y portavoz adjunto de Unidas Podemos

Enrique Santiago: “El escaño de Alberto Rodríguez debe ser cubierto ya, no nos podemos arriesgar con 34 diputados”

Enrique Santiago, secretario de Estado de la Agenda 2030

Laura Galaup


41

Entró en el Gobierno tras la marcha de Pablo Iglesias y, desde entonces, Enrique Santiago, secretario de Estado para la Agenda 2030, compatibiliza su papel de alto cargo en el Ministerio de Derechos Sociales y la negociación con otras fuerzas parlamentarias en el Congreso, como portavoz adjunto de Unidas Podemos. Tras la ajustada votación de la reforma laboral, que salió adelante con un único voto de diferencia después del viraje de los diputados de UPN y el error de Alberto Casero, del PP, Santiago defiende cubrir ya el escaño que Podemos dejó vacante tras la expulsión de Alberto Rodríguez a raíz de una polémica sentencia que lo condenó por agredir a un policía. Santiago avala dar la batalla legal para combatir esa “injusticia” pero cree que la coalición no puede arriesgarse a seguir con 34 diputados.

El alma comunista del Gobierno se reivindica en las fiestas del PCE

El alma comunista del Gobierno se reivindica en las fiestas del PCE

Subraya que lo ocurrido en el último Pleno del Congreso demuestra que la vía de la geometría variable no es una posibilidad para este Gobierno y confía en recuperar la unidad de la mayoría de investidura. Sobre la candidatura a las generales, Santiago apoya que sea su compañera de Gobierno, Yolanda Díaz.

¿Cómo ha afectado la ajustada votación de la reforma laboral a las relaciones internas en Unidas Podemos?

Unidas Podemos siempre ha defendido que no hay una alternativa al pacto de investidura. Eso es una posición absolutamente unánime en el seno de UP y la situación que vivimos el otro día se ha debido a que el PSOE en algún momento opinó que había posibilidades de mayorías alternativas. Era obvio que no era muy viable ningún acuerdo con fuerzas tan radicalmente derechistas como UPN.

Era obvio que no era muy viable ningún acuerdo con fuerzas tan derechistas y radicalmente derechistas como UPN

¿Qué balance hace de la estrategia de la 'geometría variable'?

Se ha despejado cualquier duda sobre la posibilidad de esa 'geometría variable'. La estabilidad del Gobierno y la de la legislatura dependen claramente de alcanzar acuerdos con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el Partido Nacionalista Vasco (PNV), EH Bildu, Compromís y Más País. 

Usted es uno de los negociadores del grupo parlamentario. ¿En qué punto están las relaciones con ERC, PNV y EH Bildu? ¿Se puede volver a tejer esas alianzas?

En los temas que estamos trabajando ahora —la Ley de Seguridad Ciudadana o la Ley de Memoria Democrática— la relación con ERC, EH Bildu y PNV está muy normalizada y es muy constructiva. En todas estas materias alcanzamos acuerdos sin problemas desde posiciones que, a veces, no son coincidentes al 100% porque obviamente somos fuerzas políticas distintas, pero no es difícil construir acuerdos. Francamente, lo de la reforma laboral ha sido una excepción. Hemos llegado a esa situación porque desgraciadamente al final fueron confluyendo muchos pequeños factores que imposibilitaron el acuerdo. Estamos ya en una situación de normalidad. Hoy [por este jueves] he seguido las reacciones de estas fuerzas políticas a la nueva medida del Ministerio de Trabajo, la subida del salario mínimo, y hay un absoluto acuerdo de las tres fuerzas políticas: del PNV, ERC y de EH Bildu. 

Entre esos proyectos en los que está trabajando en el Congreso cita la Ley de Memoria Democrática. Este miércoles usted pidió a los socios de investidura que den “un impulso” a la tramitación de esa norma. ¿En qué punto se encuentra?

Llevamos esperando demasiado tiempo para que en España se acabe con la impunidad del franquismo. Son más de 40 años ya desde el fin de la dictadura y hemos atravesado la mitad de la legislatura, con lo cual no hay ninguna justificación para que no se abra el periodo de ponencia. Es evidente que si el PSOE y Unidas Podemos se ponen de acuerdo para esta tramitación, ésta se abre. Nosotros estamos de acuerdo, con lo cual no entendemos por qué todavía no se ha abierto. Se lo estamos reclamando a todos los socios, pero sobre todo al del Gobierno.

¿Qué justificación les da el PSOE?

He pedido explicaciones por si existe algún problema o alguna objeción. No me han trasladado nada.

La aprobación de la reforma laboral ha sentado el precedente de votaciones muy ajustadas para sacar adelante proyectos del Gobierno. ¿El escaño de Alberto Rodríguez debe seguir vacío?

Hemos trabajado para que no le quitaran el escaño a Alberto Rodríguez. Es una situación absolutamente injusta desde el punto de vista ético, pero es una anormalidad desde el punto de vista legal. El Tribunal Supremo en ningún momento ha puesto por escrito que ese escaño haya que quitárselo. Y el dictamen de los servicios jurídicos de la Cámara determinó que, efectivamente, la ejecución de la sentencia no debía incluir la retirada del escaño. No entendemos por qué la presidenta de la Cámara tomó esa decisión. No tiene ninguna justificación jurídica. 

Creemos que los tribunales van a mantener esta misma posición, que es la de los servicios jurídicos de la Cámara, y van a dictaminar en algún momento que el escaño nunca debía haber sido retirado. Si eso ocurre en esta legislatura, ojalá, el efecto será reponerlo en el escaño, al margen de que otra persona haya tomado posesión del acta. Si sucede en la siguiente, no va a ser posible. Lo que quiero decir con esto es que evidentemente ese escaño tiene que ser cubierto ya y eso no significa desprender del escaño a Alberto Rodríguez. Eso significa que si conseguimos en esta legislatura una sentencia a su favor, que sería lo normal en Derecho, será repuesto y la persona que haya tomado posesión se retirará de ese escaño. No tiene mayor problema, pero desde luego no podemos estar arriesgándonos constantemente a estar con 34 diputados.

¿Y en qué punto está? ¿Por qué no se consigue suplir ese escaño?

Es sorprendente que la Junta Electoral Central no tenga una posición proactiva en esto. Sobre este asunto he escuchado muchas cosas, pero no me consta que la Junta Electoral esté requiriendo, a través del envío de comunicaciones, a las personas que se encuentran a continuación [de Rodríguez] en la lista electoral que tomen posesión del escaño.

Si conseguimos en esta legislatura una sentencia a favor de Rodríguez será repuesto, y su sustituto se retirará

Tras la salida de Pablo Iglesias y el nombramiento de Ione Belarra como ministra, usted fue designado secretario de Estado. ¿Qué balance hace de su experiencia estos meses al frente de la Secretaría?

España tiene la suerte de tener un equipo de servidores públicos de un altísimo nivel al frente de esta Secretaría de Estado. Su trabajo es realmente encomiable. Por fin nuestro país tiene una unidad administrativa encargada de impulsar la estrategia de desarrollo sostenible, es decir, encargada de coordinar todas las políticas de la Administración General del Estado para acabar con la pobreza y las desigualdades económicas, con las discriminaciones por razón de género, para abordar los problemas medioambientales, impulsar una transición en los modelos económicos industrial y energético, para alcanzar un trabajo digno para todos los ciudadanos que viven en nuestro país, para velar por la defensa de los derechos humanos, para combatir el reto demográfico y para mejorar los servicios públicos. Son los ocho objetivos que tiene esta Secretaría de Estado. 

¿En qué consiste la ley en la que están trabajando para obligar a empresas españolas a cumplir los derechos humanos más allá de las fronteras nacionales?

La Ley de Diligencia Debida Empresarial busca adaptar a España a las normativas que ya existen en el ámbito europeo. Es una exigencia del sistema de las Naciones Unidas y de otros importantes sistemas de cooperación económica, como la OCDE. En primer lugar, hay una obligación para que cualquier operador en cualquier actividad económica respete derechos laborales, derechos humanos y derechos ambientales. Y en segundo lugar, hay que acabar con las discriminaciones que padecen las numerosas empresas españolas que en su actuación respetan los derechos humanos y los derechos ambientales, sin embargo, sufren competencia desleal por parte de demasiadas empresas que no los respetan. Queremos acabar con esas discriminaciones y hacer desaparecer cualquier situación de competencia desleal que ponga trabas para que nuestras empresas puedan realizar su actividad en el extranjero en igualdad de condiciones de concurrencia.

¿Cómo valora el liderazgo de Yolanda Díaz en Unidas Podemos?

Excelente, como lo valora todo el mundo en Unidas Podemos y, sobre todo, como parece que lo valoran las personas en este país. Desde hace meses Yolanda Díaz aparece como la política mejor valorada en las encuestas. Es una excelente noticia pero no es fruto de la casualidad. Es una ministra incansable, con un trabajo muy reconocido, que está transformando las relaciones laborales de una forma muy positiva en nuestro país. Está obteniendo excelentes resultados, unos índices de mejora del empleo que nadie imaginaba, y mucho menos en medio de una pandemia. Solamente en esta legislatura se ha subido el salario mínimo un 25%. Desde la moción de censura a Rajoy, se ha incrementado en un 27%. Son cifras que realmente eran imposibles de imaginar cuando se constituyó este Gobierno y eso ha sido gracias al empuje que Díaz está dando en el Ministerio de Trabajo.

¿Ha afectado el cambio de liderazgo a los equilibrios de poder en Unidas Podemos?

No hay ningún problema de equilibrios de poder porque es incuestionable que la líder del espacio político ahora mismo es Yolanda. No porque se haya acordado, porque eso no se ha acordado en ningún sitio, sino de una forma muy natural, que es como surgen los liderazgos, sobre todo por el reconocimiento social.

No hay ningún problema de equilibrios de poder en Unidas Podemos porque es incuestionable que Yolanda Díaz es la líder del espacio político

¿Qué futuro electoral cree que tiene la vicepresidenta segunda del Gobierno? ¿Cree que puede ser candidata?

Me encantaría que fuera candidata. Obviamente es una decisión que depende de ella. Si finalmente la toma, ojalá que sea así, la satisfacción y la alegría en todo el espacio de Unidas Podemos solo va a ser superada por la satisfacción y la alegría del electorado. 

¿Cómo valora el proyecto político en el que está trabajando alejado de los partidos tradicionales?

Las formaciones políticas son los pilares esenciales para la participación en democracia y, por lo tanto, los partidos políticos son piezas insustituibles de las democracias. También es cierto que la participación a través de los partidos políticos presenta muchas limitaciones en nuestro país. Por ejemplo, en estos momentos hay un porcentaje muy reducido de personas vinculadas como simpatizantes a partidos políticos, no ya como activistas o militantes. 

Es muy buena la estrategia que defiende la vicepresidenta, centrada en vincular a multitud de personas que no están adscritas a partidos políticos a un proyecto político que lidere ella. Para realizar ese trabajo va a tener el apoyo de todas las personas que estamos en Unidas Podemos, estemos organizadas donde estemos organizadas. Eso sería una mejora de la calidad democrática.

Díaz ha participado este jueves en su único acto en Castilla y León. ¿Cree que debería haber participado más en la campaña electoral? ¿Tendría que haber estado más presente?

Sacar adelante la reforma laboral o conseguir cumplir con el calendario ya previsto previamente de subida del salario mínimo es la mejor forma de presentarse ante los trabajadores de Castilla y León. Quien ha cambiado las fechas previstas ha sido Mañueco convocando las elecciones autonómicas cuando él ha considerado. Yolanda lo que ha hecho es cumplir con el calendario previsto de subida del salario mínimo, que obviamente se sube a principios del año. No creo que Yolanda no haya estado en la campaña. Ha estado trabajando en lo que tiene que trabajar.

Usted es el primer secretario general del PCE que ocupa un cargo en el Gobierno. A eso se suma, que el único carné de partido que mantiene Díaz es el de su formación y que Alberto Garzón también milita en su organización. ¿El PCE está viviendo un momento dulce?

No soy la persona más indicada para ver si el momento es dulce, pero está haciendo un trabajo excepcional. El PCE hoy tiene mucho trabajo y lo afronta con mucho entusiasmo porque es muy satisfactorio. Es un trabajo que está dando frutos para mejorar la vida de nuestro pueblo y es lo mejor que le puede pasar a las personas que se sienten comunistas, que defiendan lo común.

Efectivamente, hemos conseguido aportar estabilidad al Gobierno. Es un orgullo que haya dos ministros con carnet del Partido Comunista de España. Esto ya pasó en la Segunda República, pero es verdad que lo que nunca había ocurrido es que un secretario general del PCE formara parte de las estructuras de gobierno. Lo importante es que el partido pueda ser útil a la sociedad. Ahora, insisto, nosotros no somos más que una pieza de todo el engranaje del espacio político de Unidas Podemos. 

Es un orgullo que haya dos ministros con carnet del PCE. Esto ya pasó en la Segunda República, pero un secretario general del partido nunca había formado parte de las estructuras de gobierno

Este año arranca el congreso del partido. ¿Va a volver a presentarse a la Secretaría General?

Para estas cosas somos un poco particulares porque yo nunca he planeado presentarme a la Secretaría General del partido. De hecho, yo he tenido distintas actividades sociales y profesionales toda mi vida. Concurrí al último congreso porque en el partido hubo una propuesta de que en ese momento yo podía cumplir muy bien las funciones de secretario general. Como militante, estoy a disposición de lo que el partido crea en cada momento. Si el partido cree que toca volver a presentarme, no hay ningún problema estatutario para que cumpla un segundo mandato porque solo he estado uno al frente.

Izquierda Unida y el PCE han impulsado una denuncia contra las finanzas del rey emérito. Después de que el Constitucional haya desestimado su demanda, ¿en qué punto se encuentra el caso?

Nos parece sorprendente que por parte de la justicia española haya una absoluta dejación para investigar obvios indicios de la comisión de delitos por parte del emérito. Y no lo decimos nosotros, es algo que está constantemente en los medios de comunicación. De hecho, ha obligado a la Fiscalía a abrir una investigación prejudicial, que no es una investigación judicial. Hay causas abiertas en otros países. Sorprendentemente, ni el Tribunal Supremo ni el Constitucional han entendido que hay causas suficientes para abrir una investigación, algo que no deja de sorprendernos. ¿Qué es lo que nos queda? El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Los servicios jurídicos de Izquierda Unida y del Partido Comunista de España están preparando la acción para el TEDH.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats