El ex secretario de Estado de Seguridad niega al juez de 'Kitchen' que acudiera a Génova a una reunión con Rajoy

El exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez (2d) se dirige a la Audiencia Nacional para declarar sobre la 'Operación Kitchen', a 12 de julio de 2021

EUROPA PRESS

0

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez ha negado este lunes en su declaración ante el juez de 'Kitchen' cualquier conocimiento sobre la existencia de este presunto operativo para espiar al ex tesorero del PP Luis Bárcenas, rechazando en concreto que acudiera a una reunión con el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el abogado Javier Iglesias en la sede de Génova, en contra de lo anotado por el comisario José Manuel Villarejo en sus agendas personales.

La confesión del nuevo juguete roto del PP

La confesión del nuevo juguete roto del PP

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, Martínez ha vuelto a afirmar ante el titular del Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, que no conocía el dispositivo que se habría desplegado en 2013 desde el Ministerio de Interior, con recursos policiales y fondos reservados, para espiar a Bárcenas y su entorno y quitarles la información comprometedora que pudieran tener del PP y sus dirigentes para que no llegara a la Justicia.

Además, ha cuestionado la veracidad de gran parte de las notas escritas por Villarejo, agarrándose a las palabras del propio comisario de que en realidad serían diarios personales. El ex 'número dos' del Ministerio de Interior ha calificado directamente su contenido de elucubraciones, e incluso ha deslizado que algunas entradas podrían haberse escrito después de la fecha reflejada, alertando así sobre posibles manipulaciones.

Y eso porque el juez ha sido exhaustivo a la hora de preguntar al ex secretario de Estado sobre esos apuntes. Uno de ellos, el realizado el 11 de julio de 2013 por Villarejo, le situaría en el mismo origen de 'Kitchen'. Junto a 'Chisco', como le apodó el comisario, se lee: "Charla de 45 minutos. Plan contra LB. Interv. comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo". García-Castellón interpreta esta nota como el arranque de la operación.

Martínez se ha desmarcado de ésta y otras anotaciones. En concreto, ha asegurado al magistrado que, en contra de lo que plasmó Villarejo, no asistió a una reunión en la sede de los 'populares' en la madrileña calle de Génova con Rajoy y el abogado Javier Iglesias, al que se ha señalado como persona de confianza de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal que habría mediado a favor de la formación política con Bárcenas.

En la misma línea, contradiciendo lo que recogen tanto las agendas como las grabaciones realizadas por Villarejo de sus reuniones y conversaciones con diversas personas, Martínez ha sostenido que el comisario Enrique García Castaño no le dio ninguna copia del volcado que se habría hecho del contenido de los teléfonos móviles de Bárcenas, y que no conoce ni al ex juez Baltasar Garzón ni al empresario Adrián de la Joya.

También ha rechazado tajantemente que sea cierto el apunte donde Villarejo cuenta que la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal habría dado una "gran bronca" a Martínez por los informes del inspector principal de 'Gürtel', Manuel Morocho.

 

El chófer de Bárcenas

Su único conocimiento sobre 'Kitchen', ha señalado Martínez, se basa en lo publicado en prensa a partir del año 2015, cuando surgen las primeras noticias sobre esta supuesta trama. Entonces, creyó que era un montaje ideado para perjudicar al Partido Popular en las próxima elecciones. De hecho, ha remarcado que ni él ni el entonces ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, estaban preocupados por Bárcenas y lo que pudiera atesorar.

En este punto, ha precisado –ante la insistencia del juez– que el entonces ministro le pidió que investigara si Sergio Ríos, el chofer de la familia Bárcenas, era un informante de la Policía, pero lo ha desvinculado completamente de 'Kitchen'. Según Martínez, no le extrañó porque en esa época se estaba investigando 'Gürtel'.

Asimismo, ha razonado, como hiciera Cospedal en su comparecencia judicial, que si es cierto que todo el material de Bárcenas estuvo almacenado durante un tiempo en el despacho que el ex tesorero tenía en la Sala Andalucía de la sede 'popular' de Génova, el PP podría haberse hecho con esos archivos en ese momento, sin necesidad de montar la 'Kitchen'.

Con todo, Martínez, al que Villarejo describió en su última declaración ante García-Castellón como uno de sus principales interlocutores en 'Kitchen' –junto a toda la cúpula policial del momento, Fernández Díaz y hasta Rajoy–, ha manifestado que su actuación fue perfectamente legal durante los años que ejerció de secretario de Estado.

Un Villarejo no cuestionado

No obstante, de acuerdo con dichas fuentes, Martínez sí ha respaldado algunas –pocas– anotaciones de Villarejo. Así, por ejemplo, ha admitido que tenía contacto con él, justificando que en aquella época el comisario era una persona respetada por el valor de la información que aportaba, entre otras cosas, sobre la lucha contra el terrorismo yihadista.

Aunque al mismo tiempo ha apostillado que tenía una relación mucho más fluida con el responsable de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) o con otros comisarios y mandos, entre los que ha mencionado a Diego Pérez de los Cobos, que con Villarejo.

Ante tanta negativa, en un interrogatorio que se ha extendido unas tres horas y media y en el que solo ha contestado a su abogado y a García-Castellón, el juez ha advertido a Martínez de que algunas de las cuestiones que le ha planteado están acreditadas en la investigación por otros medios, más allá de las agendas y grabaciones de Villarejo.

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2021 - 17:07 h

Descubre nuestras apps