La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

La oposición tira de carteles en el Congreso para avergonzar al Gobierno

En la sesión de control al Gobierno, los carteles y las fotos periodísticas se han convertido este miércoles en protagonistas. Tanto ERC como el PSOE han tirado de este recurso para avergonzar al Gobierno por su política en Cataluña, la colocación de Arsenio Fernández de Mesa en Red Eléctrica o el dinero presuntamente defraudado por Rodrigo Rato. 

El primero en abrir fuego ha sido Gabriel Rufián, a cuenta de la judicialización de la situación política en Cataluña. El diputado ha acusado a Mariano Rajoy en la sesión de control del Congreso de retorcer la ley para luchar contra los políticos independentistas: "Es el imperio de su ley, señor Rajoy". Para apoyar sus argumentos, Rufián ha mostrado desde su escaño una doble página de La Razón sobre jueces soberanistas que acarreó una imputación a su director, Francisco Marhuenda.

Ante la respuesta de que todo el mundo está sometido a la ley, Rufián ha apuntado contra el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, al que ha comparado con el conde duque de Olivares por sus conspiraciones, ha preguntado "si todos pagamos ratos de relax a gente muy campechana" y se ha referido a "un ministro presunto neonazi".

En el cóctel de asuntos que el diputado ha incluido en la misma pregunta, también se ha interesado por las trabas para que Cataluña pueda acoger refugiados: "45 municipios están dispuestos a acogerlos, pero ustedes no pueden por pura miseria moral". "La democracia es imparable, nos vemos en las urnas", se ha despedido.

El presidente del Gobierno se ha negado a entrar al trapo y ha acusado al diputado de querer "llamar la atención cuando no tiene razón": "Con toda franqueza, escuchándole me vine a la memoria aquella frase de que en política no hay absurdo imposible". 

La imagen de Rato entrando en el coche policial con un letrero de "Defraudador compulsivo" la ha mostrado el socialista Antonio Hurtado. Con el reproche de no haber controlado a Rato tras la amnistía fiscal de Montoro, el diputado ha preguntado al ministro "por qué no lo controlaron desde el año 2000 al 2015" en vez de "ir a por los inmigrantes retornados".

La misma técnica se ha utilizado a propósito del reciente enchufe del exdirector de la Guardia Civil y amigo personal de Rajoy en Red Eléctrica. Su retrato oficial con uniforme de gala ha sido ridiculizado por el diputado de En Marea, Antonio Gómez-Reino, que ha preguntado a Montoro si la SEPI apoya su nombramiento como consejero independiente.

"La votación a la que se refiere corresponde a la SEPI, se realizará en su momento y será la misma que con todos los consejeros independientes propuestos por la compañía, que es la que determina el perfil profesional". Así, Montoro ha negado el papel del Gobierno a la hora de enchufarlo. 

Gómez-Reino ha recordado su "coordinación difusa y confusa" en la gestión del Prestige. "Lo nombran porque es amigo del jefe. No tiene ningún conocimiento de la materia. Es un nuevo caso obsceno de puertas giratorias y corrupción legal. Apoyar a la 'famiglia', se llame Trillo, Rato, Bárcenas o Fernández de Mesa. Ley de 'omerta' del PP. Esta es la foto de la España que no queremos", ha clamado el diputado con el retrato de estilo decimonónico de Fernández de Mesa.

Etiquetas
Publicado el
15 de febrero de 2017 - 10:52 h

Descubre nuestras apps

stats