La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

El Gobierno expresa su preocupación por el lenguaje "guerracivilista" de Vox bajo la "mirada consentidora" del PP

La ministra portavoz, María Jesús Montero. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

El Gobierno de coalición expresa su preocupación por las "frases guerracivilistas" que ha expresado Vox a lo largo del fin de semana en el que llegó a lanzar un "primer aviso" a los socialistas a través de las redes sociales si no derogan la ley de memoria histórica. Pero la portavoz del Ejecutivo ha señalado directamente al PP por quedarse de perfil ante la posición del partido de Santiago Abascal, que ha considerado una formación minoritaria pese al exponencial crecimiento que tuvo en las últimas elecciones, cuando consiguió ser la tercera fuerza con 52 diputados.

"Utilizó frases guerracivilistas como de levantamiento popular y de los distintos poderes del Estado y me parece tremendamente grave, aunque sea solo en el lenguaje", ha expresado la portavoz, María Jesús Montero, que ha reconocido que la formación de extrema derecha "no engaña a nadie". La también ministra de Hacienda ha expresado que lo "preocupante" es que la posición de Vox "sea seguida por formaciones como el PP, que hace no solo seguidismo en el discurso sino que gobierna" gracias al apoyo de la extrema derecha. Montero ha reiterado la preocupación "por el lenguaje y el tipo de llamamientos que esta haciendo bajo la mirada consentidora del PP". "Deberíamos invitar a bajar el tono respecto a los insultos, agresiones verbales o los comentarios que van más en dirección guerracivilista que de concordia o intentar llegar a acuerdos", ha apostillado Montero.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros se ha evidenciado la distinta posición que mantienen los miembros del Ejecutivo respecto a la monarquía. La portavoz ha vuelto a aplaudir el "impulso a la transparencia" que, a su juicio, ha puesto en marcha la Corona y le ha dado la "bienvenida a las actuaciones que ha ido haciendo el monarca respecto a ese principio". Montero se ha referido a que, "más allá de las formaciones que lo componen", el Gobierno "apoya la Constitución de la A a la Z" y que eso incluye la monarquía parlamentaria.

Sin embargo, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reconocido que el Gobierno debe ser "sensible" al debate social sobre la idoneidad de la monarquía como fórmula de organización de la jefatura del Estado. "Es evidente que hay un debate social al respecto de la monarquía. Algunos medios estáis participando de ese debate haciendo encuestas otros medios haciendo una campaña a favor de la monarquía -ha expresado la ministra-. Como Gobierno, y con el debido respeto institucional, debemos ser sensibles a ese debate". "Como Gobierno lo importante es que seamos sensibles a ese debate que hay en la sociedad. Aprovecho para daros las gracias por hacer ese aporte que desde otros ámbitos quizás no se está haciendo", ha dicho Montero, que ha evitado, no obstante, pronunciarse directamente sobre la negativa del director del Centro de Investigaciones Sociológicas, Jose Felix Tezanos, a incluir a la Corona en la valoración de los ciudadanos. Unidas Podemos lo ha solicitado a través del Congreso, pero la propuesta salió rechazada con los votos del PSOE.  

El Gobierno ha defendido, además, la aplicación del estado de alarma en Madrid y otras ocho ciudades madrileñas y ha reiterado que se tomó esa decisión por la "inacción" del Ejecutivo regional. De hecho, Montero ha acusado a Ayuso de "no ser muy coherente" por criticar la imposición de medidas que han llevado a cabo otras comunidades autónomas en las que gobierna el PP. "No se entiende", ha dicho la portavoz sobre la posición de la presidenta madrileña: "Son medidas dirigidas a proteger a los ciudadanos ante la inacción de la Comunidad de Madrid o al menos los criterios que el ministerio había acordado los días previos". También ha advertido de que lo fundamental es "controlar una situación pandémica que va a costar vidas" y también en materia económica. "Porque si no se controlan los rebrotes se tendrían que tomar medidas económicas más drásticas", ha advertido Montero, que no ha querido anticipar si la pretensión del Gobierno será prorrogar el estado de alarma quince días más.

Aunque ha dejado en manos de los grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno la propuesta para rebajar la mayoría requerida para renovar el Poder Judicial, Montero la ha defendido con vehemencia y ha acusado a Pablo Casado de mantener una posición que considera una "sinrazón" por negarse a llegar a un acuerdo al mismo tiempo que ha anunciado un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma planteada por PSOE y Unidas Podemos.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats