Un nuevo informe de la Guardia Civil incluye un 'off the record' de Irene Montero descontextualizado para inculpar al Gobierno por el 8M

Captura del informe de la Guardia Civil con la inclusión de la publicación de 'Abc' sobre el 'off the récord' de Irene Montero

La Guardia Civil ha remitido un nuevo informe a la juez que investiga si la Delegación del Gobierno incurrió en responsabilidad penal al autorizar las marchas del 8M. En esta ocasión, los agentes han incluido un 'off the record' descontextualizado de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el comentaba que la menor afluencia a esa manifestación podía deberse al miedo de algunas personas a contagiarse de coronavirus.

Los agentes incluyen esas palabras y adjuntan la publicación del periódico ABC en el nuevo informe que han enviado a la jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, y encargada de instruir el caso. El atestado, al que ha tenido acceso eldiario.es, tiene 295 páginas, incluidos tres anexos, y es ampliatorio de un primer informe plagados de errores, tergiversaciones y bulos encontrados en medios de comunicación.

Los investigadores incluyen varias noticias de prensa sobre el 8M para apuntalar la tesis de que el Gobierno conocía los riesgos de contagio de coronavirus y aún así autorizó esa manifestación mientras prohibía otros actos. Entre esas referencias de prensa está la noticia que publicó ABC, que recogía las palabras de Montero, que se dieron en una conversación privada que mantuvo con la periodista de EiTB antes de una entrevista hace dos meses, según adelantó El País.

Se trataba de un diálogo previo y fuera de cámara –aunque quedó grabado por realizarse con la conexión abierta entre el equipo entrevistador y el puesto de control de la cadena–. La información del rotativo madrileño se publicó el pasado 1 de junio, el mismo día que los agentes rematan su informe y lo envían a la jueza del caso.

"¿A qué crees que se debe la bajada de cifras?", le preguntó la periodista del programa En Jake de EiTB a la ministra de igualdad en el citado contexto, justo antes de iniciar la entrevista, que se emitió en directo. "Creo que al coronavirus. O sea, no lo voy a decir porque no lo voy a decir", respondió Montero, que añadió: "Quiero ser muy prudente, porque creo que la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena comunicación muy basada en los datos médicos. Claro, como siempre priorizar la salud pública, no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado que ya hay porque incluso hay países europeos que ya están tomando medidas drásticas".

Nada más publicarse la noticia sobre la conversación privada de Montero, la derecha la utilizó como ariete contra el Gobierno. El PP vio en esas palabras un "motivo para dimitir". "Ahora ya hemos constatado que el Gobierno sabía que había un riesgo y por motivos políticos no puso en marcha las medidas adecuadas para la contención de la pandemia" dijo la expresidenta del Congreso, Ana Pastor. No obstante, los propios colectivos feministas reconocieron tras el 8M que había habido una menor afluencia que el año anterior que achacaron al "temor" al coronavirus.

Como reveló eldiario.es este martes, la Televisión de Galicia incorporó a su archivo de imágenes el 9 de marzo el vídeo que contenía una conversación off the record con la ministra Montero. Así consta en los registros de la plataforma informática Tedial que usa este canal autonómico para la gestión de vídeos y noticias, y a cuyo contenido ha tenido acceso eldiario.es. El vídeo se archivó con una nota sobre su contenido: "Antes de la entrevista [Irene Montero] comenta con la periodista las medidas de prevención contra la expansión del COVID-19 (habla sobre los besos y los abrazos de las asistentes a la manifestación)". El comité de empresa ha pedido que se investigue esa filtración.

Los guardias civiles incluyen en su informe un apartado dedicado a incluir el rastreo de informaciones "en fuentes abiertas" que han hecho y que alcanza hasta el 14 de marzo, pero advierten a la jueza que han sumado dos publicaciones posteriores por su "especial significancia". Una es de La Razón y se titula: "La OMS alertó antes del 8-M del riesgo de concentraciones por el temor a la propagación del virus" y otra es la citada de ABC con el 'off the record'. Esas publicaciones y el resto que se adjuntan están incluidas "con la finalidad de plasmar, en cada momento, la concienciación social sobre la crisis sanitaria existente en España con anterioridad al día 15 de marzo de 2020".

En ese seleccionado resumen de prensa se incluye una publicación con la opinión de la feminista Cristina Almeida y un enlace a Youtube en el que aparece la periodista Susana Griso animando a participar en la marcha del 8M.

Los agentes tienen "una sensación de incertidumbre"

El informe ampliatorio de Guardia Civil sigue poniendo el foco en personas que no están investigadas en el Juzgado número 51 por expresa indicación de la magistrada titular, como el doctor Fernando Simón. La semana pasada, Carmen Rodríguez-Medel dictó un auto en el que rechazó la imputación de Simón que pretendía el denunciante porque ya ha sido denunciado en otros dos juzgados que tenían que pronunciarse al respecto y que ya han rechazado los supuestos indicios contra el epidemiólogo.

Aun así, los guardias civiles insisten en Simón y ahora deslizan la sospecha de que el Centro de Coordinación y Alertas Sanitarias que dirige les ha ocultado información. Y lo hacen con el siguiente argumento: el oficio que presentaron al CCAES reclamaba "todas las recomendaciones, instrucciones o directrices sanitarias que en el marco de la crisis sanitaria generada por el Covid-19 fuera efectuadas"; como el CCAES les remite todo lo que salió de sus dos cuentas oficiales como organismo, los agentes destacan que en ellas no se encuentra la que utiliza Fernando Simón con su nombre.

Y ahí llega el siguiente salto: "En este sentido, no se observa ninguna afirmación por parte del CCAES de que esos sean todos los correos efectuados en el marco de la crisis sanitaria generarada por el Covid-19, ni tampoco el número total de cuentas de correo existentes en el CCAES desde la que se pudieran efectuar comunicados relativos a lo solicitado, hecho que despejaría toda duda de la totalidad de información aportada".

Para rematar, dice el instructor de Guardia Civil que como el CCAES les informa de que es "la información encontrada hasta la fecha" y que si encuentran más se la harán llegar, "esto arroja una sensación de incertidumbre para esta instrucción ya que deja la posibilidad de identificar posteriormente documentación adicional de interés".

Insisten en su conclusión sobre las palabras de Duque

La Guardia Civil insiste en matener en este informe algunas de las polémicas conclusiones que ya exponía en el anterior. Alude en este sentido a una rueda de prensa del ministro de Ciencia, Pedro Duque, en la que aseguró que "los investigadores españoles comenzaron a trabajar de forma intensa desde que se conoció esta enfermedad, en el mes de enero". También destacan, de nuevo, de las palabras de Duque: "Ese mismo 2 de febrero liberamos medios e hicimos cambios legales para reducir plazos que culminaron en el Real Decreto de Estado de Alarma donde hemos puesto todas las medidas en funcionamiento".

Conclusión en el siguiente párrafo de los guardias civiles que aparece subrayada: "Por lo tanto, el Gobierno ya conocía desde el mes de enero la gravedad real de la epidemia de coronavirus".

Este nuevo informe llega después de un primer documento lleno de errores y bulos. De hecho, los agentes hacen referencia a algunos de ellos, como la manipulación de la declaración del sindicalista de la CGT Antonio O’Connor. Los agentes le preguntaron por qué anuló una convocatoria que tenía prevista y él respondió que se había cambiado la fecha del juicio a una compañera por el que iban a protestar. Los agentes pusieron en su informe que el cambio de fecha se debió al coronvirus.

Los agentes quitan importancia a ese error y también a la equivocación sobre la fecha en la que se decretó que el coronavirus era una pandemia. La OMS declaró oficialmente a este brote como pandemia el 11 de marzo: tres días después de la manifestación del 8M y dos meses y medio más tarde que la fecha que afirma el primer informe de la Guardia Civil. Los agentes asegurar que esos errores no cambian "en absoluto, los hechos de relieve plasmados en la investigación en en curso".

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2020 - 23:28 h

Descubre nuestras apps

stats