Pandora Papers: una investigación mundial sobre evasión fiscal señala a Guardiola, Julio Iglesias o el presidente de Chile

El entrenador del Manchester City, Josep Guardiola

Se ha bautizado como Pandora Papers y son casi 12 millones de documentos secretos sobre los manejos fiscales de algunos de los dirigentes políticos más poderosos del mundo. La investigación que ha liderado el Consorcio Internacional de Investigación pone desde hoy al descubierto usos legales e ilegales de un sistema que está bajo sospecha en los cinco continentes y analiza el papel de Estados Unidos y de algunos paraísos fiscales en el supuesto blanqueo de billones de dólares.

La investigación periodística, en la que han participado 150 medios de 117 países, entre ellos eldiarioAR, bucea en los secretos financieros de 35 jefes y exjefes de Estado, de más de 330 funcionarios públicos y de un amplio abanico de artistas, deportistas y empresarios de más de 90 países. En España, los medios que integran el consorcio son El País y La Sexta y apuntan a irregularidades del actual entrenador del Manchester City y exjugador del F.C. Barcelona, Pep Guardiola. Según la documentación hecha pública esta tarde, Guardiola se habría sumado a la amnistía fiscal puesta en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy para regularizar fondos que guardaba en Andorra procedentes del sueldo que percibió cuando jugó en Al Halí de Qatar, entre 2003 y 2005. También figura el cantante Julio Iglesias que maneja 20 empresas offshore para gestionar su patrimonio. En la documentación aparece también cómo Miguel Bosé fue accionista de una sociedad panameña abierta a través de una entidad de banca privada suiza, la Union BAncaire Privée (UBP). El nombre del cantante se imprimió en los certificados de acciones de la sociedad offshore Dartley Finance en 2016, mientras él residía en Panamá.

En las diferentes entregas de la investigación irán apareciendo nombres de algunos de mandatarios de países, como el presidente de Chile Sebastián Piñera, y de algunos ex, como Tony Blair, primer ministro británico entre 1997 y 2007. El trabajo indaga en los negocios offshore del Rey de Jordania; de los presidentes de Ecuador, Paraguay, Ucrania y Kenia; o del primer ministro de República Checa. Los archivos también detallan las actividades financieras del “ministro extraoficial de propaganda” del presidente ruso Vladimir Putin y de más de 130 multimillonarios de todo el mundo. En los documentos aparecen detalles de los dueños secretos de aviones privados, yates, mansiones y obras de Picasso y Bansky, entre otros artistas.

Entre los tesoros escondidos que revelan los documentos se destacan un castillo en la Riviera Francesa valorado en 18 millones de euros -con cine privado y dos piscinas-, comprado a través de sociedades offshore por Andrej Babiš, el actual primer ministro de República Checa.

También figuran documentos que vinculan a estrellas del mundo de la moda y el espectáculo con paraísos fiscales: desde Shakira a la supermodelo Claudia Schiffer, pasando por el 'beatle' Ringo Starr y el cantante Elton John.

Uno de los casos paradigmáticos que revelan hoy Pandora Papers es el del presidente chileno, Sebastián Piñera. La investigación llevada a cabo por los medios chilenos Ciper y LaBot destapa la compraventa de Minera Dominga a través de una estructura offshore en Islas Vírgenes Británicas, junto al empresario Carlos Alberto Délano, uno de sus amigos de la infancia. Nueve meses después de que Piñera asumiera su primera presidencia, en diciembre de 2010, la familia del mandatario dejó el negocio en manos de Délano. Para desprenderse del negocio, se firmó un acta en Chile por 14 millones de dólares y otra en el paraíso fiscal por 138 millones de dólares. El monto debía satisfacerse en tres cuotas, pero el último pago estaba sujeto a que no se estableciera un área de protección ambiental sobre la zona de operaciones de la minera, en medio de reclamos ambientalistas. 

El gobierno de Piñera no promovió la protección ambiental, pese a haber rechazado otro proyecto en la zona y a las demandas de colectivos ambientalistas. De esta forma, la familia presidencial recibió finalmente su tercera cuota. El gerente de las empresas de la familia Piñera aseguró al consorcio de investigación que el presidente chileno no maneja sus negocios desde hace 12 años, que no fue informado sobre el proceso de venta de Dominga y que la investigación judicial sobre la operación acabó en sobreseimiento.

Los secretos de algunas casas reales también están en Pandora Papers: figuran, por ejemplo, tres mansiones en la costa de Malibú que el Rey de Jordania, Abdullah II, compró por 68 millones de dólares a través de tres sociedades offshore años después de la Primavera Árabe, cuando los jordanos salieron a las calles para protestar contra el desempleo y la corrupción.

La investigación muestra que un contable inglés trabajó con colegas en las Islas Vírgenes Británicas para ayudar al rey de Jordania a comprar 14 casas en Estados Unidos y Reino Unido, de manera secreta, por más de 106 millones de dólares. Entre otras, una propiedad de 23 millones de dólares que preside una playa de surfistas en California. Los abogados británicos del rey dijeron que la ley de Jordania no le obliga a pagar impuestos, adujeron razones de seguridad y privacidad y aseguraron que nunca malversó fondos públicos.

Los documentos secretos contrastan con ciertos pronunciamientos públicos, en una época en que los gobiernos del mundo batallan con la caída de sus ingresos por la pandemia de la COVID-19. En febrero pasado, el Instituto Tony Blair por un Cambio Global urgió a promover más impuestos sobre las tierras y las residencias. Blair habló de cómo los ricos y las personas bien conectadas han eludido el pago de impuestos desde por lo menos 1994.

Los Pandora Papers muestran que, desde 2017, Blair y su esposa, Cherie, son los propietarios de un edificio Victoriano de 8,8 millones de dólares al adquirir una compañía de las Islas Vírgenes Británicas que controlaba la propiedad. Al comprar las acciones de la compañía en lugar del edificio, los Blair evitaron el pago de 400.000 dólares en impuestos. Cherie Blair explicó al consorcio que su esposo no estuvo involucrado en la transacción, cuyo propósito -según ella- consistió en “devolver la compañía y el edificio al régimen regulatorio de Reino Unido”. La sociedad está ahora disuelta.

A juzgar por la documentación que ahora ve la luz, las sociedades offshore tampoco distinguen entre continentes ni ideologías. En junio, el ministro brasileño de Economía, Paulo Guedes, propuso una reforma fiscal que contemplaba un nuevo impuesto del 30% a las ganancias obtenidas a través de ese tipo de entidades. Los Pandora Papers revelan que el propio Guedes creó Dreadnoughts International Group en 2014 en las Islas Vírgenes Británicas. “No deberías sentir vergüenza por ser rico -dijo Guedes-, debes avergonzarte por no pagar impuestos”.

Guedes figura como accionista de Dreadnoughts International Group, una “shell company”, un tipo de compañía que se inscribe en un paraíso fiscal y puede permanecer sin actividad durante años, hasta que alguien decide darle un uso. Los documentos muestran que el ministro de Jair Bolsonaro invirtió en 2014 al menos ocho millones de dólares en la compañía, registrada a su nombre, el de su esposa, María Cristina Bolívar Drumond Guedes, y el de su hija. 

Otro poderoso de la economía de Brasil, el presidente del Banco Central, Campos Neto, aparece con dos sociedades, Cor Assets y ROCN Limited, registradas en Panamá junto con su esposa, la abogada Adriana Buccolo de Oliveira Campos. La compañía se abrió para invertir en activos financieros del Santander Private Bank, del que Campos Neto fue miembro del consejo ejecutivo. Tanto Campos como Guedes rechazan haber realizado operaciones ilícitas.

En Colombia, la alianza entre El Espectador -Connectas investigó a dos expresidentes: el liberal César Gaviria Trujillo (1990-1994) y el conservador Andrés Pastrana Arango (1998-2002). Ambos mantienen una notable influencia política y acudieron a los servicios offshore cuando ya habían dejado el poder. 

Gaviria constituyó en 2010, con uno de sus hermanos y otros socios, una sociedad en Panamá con la que pasó a controlar una firma colombiana relacionada con el sector de los hidrocarburos. Pastrana pudo mantener en el anonimato una sociedad en Panamá y administrar desde ahí parte de su patrimonio familiar. 

En el caso de Argentina, la investigación pilotada por eldiarioAR, revela operaciones inéditas de Zulemita Menem y Humberto Grondona, hijos de dos íconos del poder en la historia reciente del país. La hija del expresidente Carlos Menem explicó por primera vez detalles sobre esos movimientos, que serán publicados en los próximos días. Algunas de las figuras del mundo del fútbol también aparecen en documentos nunca vistos, que permiten explicar cómo Ángel Di María, Javier Mascherano y Mauricio Pochettino estructuraron parte de sus finanzas a través de paraísos fiscales. Los tres han dado sus versiones e informado sobre su situación fiscal ante las consultas de los periodistas.

Estados Unidos offshore

Los Pandora Papers revelan, igualmente, movimientos de decenas de millones de dólares desde paraísos fiscales del Caribe y Europa hacia Dakota del Sur, un estado del país del norte escasamente poblado. El valor de los bienes guardados en trusts o fideicomisos de Dakota del Sur se disparó más de cuatro veces en la última década. Una de las causas fue que en diciembre de 2018, Bahamas -uno de los paraísos fiscales del Caribe- lanzó una legislación que obligaba a las compañías y trusts o fideicomisos a declarar sus dueños reales (beneficiarios finales). Algunos políticos se quejaron porque el registro ahuyentaría a clientes ricos.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2021 - 18:44 h

Descubre nuestras apps

stats