Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Rabat guarda silencio tras la salida de Brahim Gali de España

Rabat guarda silencio tras la salida de Brahim Gali de España
Rabat —

0

Rabat, 2 jun (EFE).- El gobierno de Marruecos guarda silencio horas después de conocerse que el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, salió ayer de España en un avión que lo trasladó a Argelia, una acción sobre la que Marruecos fue informado anoche por vías diplomáticas.

Gali, de 71 años, salió de la ciudad española de Pamplona en torno a la 1.30 de la madrugada (11.30 gmt) a bordo de un avión civil francés fletado por Argelia, principal defensor de la causa saharaui, y aterrizó dos horas después en un aeropuerto militar argelino desde donde fue trasladado a un centro médico para proseguir con el tratamiento de las secuelas causadas por la covid-19, explicaron a Efe fuentes del Polisario en Argel.

Marruecos se había quejado públicamente ante el gobierno español sobre la "opacidad" que había envuelto la llegada de Gali a España el 17 de abril pasado para ser tratado de un caso grave de covid-19 en un hospital de Logroño, y su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, había advertido de que, si Gali salía como había entrado, eso significaba que España optaba por "un empeoramiento de las relaciones".

De igual modo se expresó su jefe, el ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, cuando dijo el 20 de mayo que su país no aceptaría "argucias para encontrar una salida (a Gali)".

Finalmente, el gobierno español, al que este incidente ha puesto en la peor crisis con Marruecos desde 2002 (fecha de la invasión de la isla de Perejil), optó por informar a Marruecos "por los cauces diplomáticos correspondientes" de la salida de Gali, sin que la diplomacia marroquí se haya pronunciado públicamente, y ello tras dos semanas de inédita producción de comunicados y entrevistas.

Otra de las "condiciones" que Marruecos había planteado para bajar la tensión bilateral era que la Justicia española actuase contra Gali, y el ministro Burita tuvo a bien recordar en aquella entrevista que "no deben permitirse presiones diplomáticas sobre la Justicia española", en referencia a Argelia, país al que citó a continuación.

Al respecto, el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional interrogó ayer por vía telemática a Gali, aún convaleciente en el Hospital San Pedro de Logroño, pero no decretó contra él medidas cautelares como retirada del pasaporte o asignación a vigilancia domiciliaria, al considerar que no hay "riesgo de fuga alguno" ni "elementos siquiera indiciarios" para creerle "responsable de delito alguno".

Ese primer auto del juez, que supone un jarro de agua fría para las acusaciones, no ha sido comentado oficialmente en Marruecos salvo por la agencia oficial MAP que anoche dedicó un largo artículo a lo que llamó "una parodia de Justicia" (la española).

El artículo llega a definir lo sucedido ayer en la comparecencia a Gali como "una audición expeditiva para cargos dignos del proceso de Nuremberg, sin ninguna atención a las víctimas por parte de la Fiscalía ni del juez de la Audiencia Nacional".

SILENCIO TAMBIÉN SOBRE LAS MANIOBRAS MILITARES

Tampoco ha merecido ninguna reacción oficial marroquí la precisión por parte de Estados Unidos de que sus maniobras militares conocidas como African Lion, no tendrían lugar en territorio del Sáhara Occidental, sino que se quedarían justo al norte de la línea divisoria, en un lugar despoblado llamado Greïer el Bouhi.

Una portavoz del Comando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. para África (AFRICOM), Bardha Azari, dijo a Efe que en Marruecos los ejercicios se extenderán "desde la base aérea de Kenitra, en el norte, hasta las áreas de entrenamiento de Tan Tan y Guerir Labouhi (Greïer el Bouhi), en el sur", contradiciendo indirectamente al presidente del gobierno marroquí Saadedín Otmani.

Otmani había asegurado el domingo en su cuenta de Twitter que las maniobras "por primera vez" se celebrarían en territorio saharaui, y que ello suponía "la culminación del reconocimiento estadounidense de la marroquinidad del Sáhara", pero ayer el propio Otmani borró el tuit sin dar explicaciones.

La inclusión o no del territorio saharaui es importante porque suponía la primera ocasión en que la administración estadounidense de Joe Biden debía pronunciarse sobre la declaración del presidente saliente Donald Trump, poco antes de concluir su mandato, de que EEUU reconocía la soberanía marroquí sobre el Sáhara.

Un portavoz de la Casa Blanca apuntó al respecto ayer a Efe que todavía "no se ha tomado una decisión" sobre este asunto y que están llevando a cabo consultas con las partes sobre la mejor manera de seguir adelante.

Ya han pasado cinco meses sin tomar una decisión.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2021 - 12:54 h

Descubre nuestras apps