eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Isabel Celaá, portavoz del Gobierno

"No tenemos ninguna razón para no fiarnos de Pablo Iglesias"

"Se puede agotar la legislatura sin presupuestos, pero nosotros aspiramos a aprobarlos", dice la portavoz del Gobierno

El Gobierno acercará a los políticos independentistas a cárceles de Catalunya: "Es lo natural, es lo normal y es lo que vamos a hacer"

"Las religiones no deben tener valor académico si es que persisten en el currículo escolar", dice la ministra de Educación, que reconoce que la LOMCE no se derogará de forma inmediata sino que se "desactivará por partes"

54 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno

Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno MARTA JARA / Ministerio de Educación y Formación Profesional

Isabel Celaá (Bilbao, 1949) se define como un "soldado" cuando se le pregunta si tuvo que darle vueltas al ofrecimiento de Pedro Sánchez de incorporarse a su gabinete como ministra de Educación y Formación Profesional. De la segunda parte del nombre del departamento hace especial gala por su etapa como consejera de Educación en Euskadi. Ahora es consciente de que trabaja en un Ejecutivo de urgencias, que, sobre todo, precisa de actuaciones rápidas y del que no solo se encarga del ministerio sino también de la portavocía del Consejo de Ministras. 

El presidente dice que quiere agotar la legislatura. ¿Sin presupuestos se puede agotar?

Claro que se puede agotar la legislatura, pero nosotros aspiramos a aprobar los presupuestos.

Pero la pregunta es que si en 2019 no hay nuevos presupuestos, si no son capaces de armar esa mayoría, ¿van a dar la palabra a los españoles?

No vamos a especular. Cada día tiene su afán.

En la oposición han utilizado mucho el verbo derogar, pero ahora usted usa revisar con la LOMCE, retocar la reforma laboral... ¿En el caso de la ley mordaza también van a estar en territorio medio o van a derogarla?

Si tuviéramos una mayoría en el Congreso para hacerlo, lo haríamos. Lo que pasa es que vamos a efectos prácticos y urgentes. No somos un gabinete de aprendices, sino de personas muy curtidas cada una en nuestra materia y vamos a resolver. En algunas de las leyes que menciona, la eliminación de los aspectos más controvertidos da un resultado aceptable.

¿Por ejemplo, la ultraactividad en el caso laboral?

Por ejemplo la ultraactividad. Lo ideal sería tener mayoría suficiente para aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores; pero para esto necesitamos acuerdo. Para eso vamos a trabajar. Aquí se trabaja a corto plazo y a medio plazo. Además, si queremos trabajar acompañándonos no solo de diálogo sino también de acuerdos es preciso mantener los asuntos que ciertamente no perjudican al resultado. Si removemos, retiramos, vaciamos, por ejemplo, los aspectos más controvertidos de la LOMCE que afectan a la igualdad, entonces el conjunto será aceptable, válido. Eso no quita para que sigamos trabajando en la consecución de un acuerdo educativo, ya veremos por dónde, para conseguir una ley actualizada.

Si no hay mayoría para derogar leyes como la reforma laboral o la ley mordaza, ¿confía en que la haya para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado?

Ya veremos. Cada día tiene su afán.

Y sus aliados.

Y sus aliados.

¿Qué le ha contado el presidente de su reunión secreta con Pablo Iglesias?

Que hay materias en las que hay posiciones que coinciden y en las que podremos acordar. Y esas materias las vamos a aprovechar.

¿Se fían ustedes de Pablo Iglesias?

No tenemos ninguna razón para no fiarnos. Nos fiamos de casi todos los partidos políticos y sus representantes. Ya iremos viendo en el camino cómo van asistiendo a sus compromisos.

¿Llegaron a algún acuerdo?

Ya digo que hay algunos asuntos en los que hay bases en las que coincidimos y hay que aprovecharlas.

Una de las materias en las que coinciden es en impulsar los permisos por paternidad y maternidad. ¿Este será un anuncio del presidente en los próximos días?

Él es dueño de su agenda y de sus declaraciones. Yo no se lo puedo adelantar. Eso tiene un coste económico.

Pero como ya está en el Congreso, ¿se puede hacer a través de esa vía?

Vamos a ver. Voy a ir al Senado por primera vez esta tarde (por el martes). La sesión la empieza el presidente.

El miércoles le pregunta Pablo Iglesias por esa cuestión.

Entonces estaremos muy atentos a la respuesta (ríe).

El desafío soberanista es el principal reto al que se enfrenta Sánchez. ¿Cree que con incorporar a la legalidad catalana la parte del Estatut que fue declarada inconstitucional va a ser suficiente para el presidente Quim Torra?

Se trata de abrir un nuevo ambiente. Esa ruta que plantea es muy interesante y hay que explorarla. Eso sin menoscabo de que durante el procedimiento emerjan otros nuevos factores que también se pueden explorar. Pero se trata de eso, de normalizar, de crear un nuevo ambiente que debe estar basado en confianza y diálogo y no ha habido ni diálogo ni confianza en las últimas fechas. La política es buscar un territorio común para poder avanzar y eso no significa que busquemos lo mismo, sino que busquemos un territorio para poder avanzar. Eso es lo que estamos viendo. En próximas fechas el presidente se reunirá con el president Torra.

¿Está cerrada la fecha ya?

No.

¿Ve factible la reforma de la Constitución en esta legislatura?

Siempre hemos dicho, en la oposición desde hace mucho tiempo, que queremos una reforma constitucional en clave federal. No queremos un proceso constituyente. Nos parece que la Constitución es una norma suprema de gran valor y queremos hacer determinadas reformas, pero con el acuerdo mayoritario.

¿Cabe la propuesta del PNV de relación confederal? ¿La bilateralidad pactada?

No estamos siquiera iniciando la reforma. La confederación no existe en estados confederales, existe en estados confederados. Existen estados federales, pero no confederales. Por tanto, valoramos las federaciones. Y la bilateralidad pactada es una confederación. Nosotros tenemos una bilateralidad en el concierto económico entre Euskadi y España.

¿Un gesto en esa distensión que busca el Gobierno puede ser la renuncia de Pedro Sánchez al cambio de la tipificación del delito de rebelión para adaptarlo a lo que pasó en Catalunya?

Eso no tiene nada que ver con Pedro Sánchez. Cambiar la tipificación es una cosa que corresponde al legislativo y al judicial en lo que significa hacer cumplir la ley y la interpretación. Otra cosa es que haya un impulso en el legislativo, que, de momento, no lo hay.

Pero Sánchez  anunció que llevaría al Congreso la reforma justo antes de presentar la moción de censura...

Ya lo veremos.

¿El traslado de los políticos presos a Catalunya sería otro gesto de distensión?

Es un gesto de normalidad. Si los políticos presos han estado a expensas del juez instructor, ha sido por una razón práctica. Una vez culminen las diligencias y el instructor no los requiera, la competencia pasa a Instituciones Penitenciarias y se procederá al traslado para que puedan estar junto a sus familias y abogados.

Y en cuanto a la instrucción del procés, ¿habrá un cambio en la posición de la Abogacía del Estado o la Fiscalía, que dependen del Gobierno?

Lo ignoro. Todavía no dispongo de esa información.

¿Pero podría suceder?

No diré nada al respecto.

Con el acercamiento de los presos, ¿temen una campaña de PP y Ciudadanos en contra?

Nosotros no tememos. Nosotros intentamos hacer lo mejor posible para todos. Entonces, lo natural es que una vez concluyan las diligencias, los presos puedan ser trasladados a su lugar de origen. Es lo natural, es lo normal y es lo que vamos a hacer.

El presidente ha anunciado una política penitenciaria distinta, individualizada, para los presos de ETA. ¿En qué términos estamos hablando?

De esto no podemos hablar porque depende de muchos factores. Lo primero es que ETA ha desparecido y, por tanto, nuevas circunstancias requieren nuevas políticas. Y la política penitenciaria es una, pero nos moveremos con acuerdo. Igual que hemos tenido acuerdo en la forma en la que hemos terminado con ETA, porque ha sido el estado de derecho el que lo ha logrado, queremos mantener también el acuerdo para poder trabajar con lo resultante de los espantosos crímenes de ETA. España no merece que se vulneren los acuerdos. A través de los acuerdos el Estado ha terminado con ETA y vamos a seguir buscando el acuerdo para concluir una política penitenciaria que se ajuste a las nuevas circunstancias.

¿Todo esto no sería más factible hacerlo con un Gobierno de coalición con Unidos Podemos que con solo 84 diputados del PSOE?

El diseño fue un gobierno socialista, de urgencia, y que quiere llevar a cabo el programa socialista. Se puede acordar en la Cámara.

¿Va a ser posible conseguir el apoyo de Unidos Podemos para los presupuestos cuando requerirían también el respaldo de fuerzas de derechas para salir adelante?

Es irrelevante lo que yo crea. No dejaría de ser más que una opinión subjetiva. Lo importante es lo que vaya a ocurrir y fíjense lo que ha cambiado la política en ocho días. ¿La semana anterior habría corrido la misma suerte el pasaje del Aquarius que la que corrió con un Gobierno de Pedro Sánchez? ¿Dónde estarían ahora? ¿Habría corrido la misma suerte el real decreto que se prepara para dar protección universal a la salud de no haber existido el gobierno de Pedro Sánchez?

Hay un Gobierno que adopta decisiones con rapidez, se tiene una crisis que se resuelve en horas, no en meses. Por tanto, se ha abierto una ventana de oportunidad y nosotros los percibimos. ¿Que sería más fácil o más difícil? No lo sabemos, pero nosotros hemos aportado esta fórmula, este Gobierno con personas preparadas, emocionadas y lo que observamos es que hay emoción ciudadana. 

Sobre esa crisis de horas, ¿qué diferencia hay entre Màxim Huerta y Luis Planas?

Muchísima. No tienen nada que ver los casos. El señor Planas no tiene ninguna cuenta pendiente con la justicia. Era un cargo público cuando algo ocurrió, pero no porque estuviera en el incidente, pero es que ya lo dijo el fiscal en 2017. Luis Planas es una persona que toda la vida se ha dedicado al servicio público; no tiene ningún problema, ninguna cuenta pendiente con la justicia.

¿Pero en este momento está imputado o no?

En este momento está imputado, pero es un caso que no le afecta personalmente a él. Hay imputaciones que se producen por causas penales y otras que son casos administrativos que se van revisando.

¿Ha sido un error nombrarle en el momento en que aún está imputado?

No ha sido ningún error. El señor Planas es un servidor público y ustedes han visto perfectamente cuál es el nivel de exigencia ética de este Gobierno. Y si ustedes ven que se ha actuado de una manera en un caso y de otra en otro, tienen la propia experiencia de que son casos distintos.

Respecto a su cartera de Educación y Formación Profesional, ¿cómo está el sistema educativo español?

La cuestión no es fácil, pero con el discurso pesimista no se va a ningún sitio ni se puede mejorar nada. El índice de abandono escolar alcanza el 18,5% y eso tiene muchas implicaciones. Es preciso que ese índice no se dispare ahora que mejora el mercado de trabajo y puede atraer a muchos jóvenes. El objetivo es alcanzar el 15% en 2020. La LOMCE ha supuesto un desvío en el camino para alcanzar los objetivos europeos. Ha introducido algunos elementos que suponen una vulneración de la igualdad de oportunidades. Por lo tanto, en lo que estamos inmersos es en revisar y corregir determinados aspectos de la LOMCE. No podemos derogarla toda de golpe porque nos quedaríamos sin legislación. Por eso tenemos que ir desactivándola por partes.

¿A qué partes se refiere?

Por ejemplo, la ESO incorpora en tercer curso una doble línea para unas matemáticas orientadas a unas enseñanzas académicas y otras matemáticas orientadas a las enseñanzas aplicadas. Y en cuarto de la ESO hay una doble titulación: enseñanzas académicas y enseñanzas aplicadas. Esta segregación resulta improcedente y no estamos de acuerdo con ella. Estamos analizando cómo modificarla. Tiene que ser de una forma segura jurídicamente y rápida. Hoy en día hay evidencias contrastadas de que la equidad mejora la excelencia y la excelencia la equidad.

Otro aspecto a modificar es el de la participación. La LOMCE introduce un procedimiento para elegir directores de los colegios, miembros de los consejos escolares…Y lo que queremos es avanzar en democracia, que las escuelas tengan una amplísima participación de la comunidad educativa, ya sean profesores, ya sean familias, alumnos… Y otra cuestión son los conciertos con centros educativos. La educación pública es el eje vertebrador del sistema, mientras que la concertada debe ser complementaria.

¿Será el Gobierno exigente con los compromisos adquiridos por los centros privados en la aceptación de la concertación?

Se trata de una exigencia soportada sobre la justicia. En general se puede decir que la educación pública está haciendo mayor esfuerzo con las personas con necesidades educativas especiales como con los alumnos con menos recursos. Pero es necesario contar con el talento de todos. El desafío está en que cada alumno y alumna aprenda lo más posible. A veces, algunos alumnos avanzan más lentamente en un momento determinado, pero se recuperan después. Lo que no podemos consentir es que mientras avanzan lentamente, se les separe y se les dirija a otro itinerario.

Respecto a los aspectos que quieren revisar de la LOMCE, ¿se van a modificar independientemente de que haya pacto educativo?

En el tema de la LOMCE se puede actuar de dos maneras. Por una parte, sentarse y empezar a hablar para lograr un pacto que termine en ley. Se trata de un proceso largo. Pero como tenemos que trabajar con urgencia iniciaré un diálogo con las comunidades educativas, con los agentes sociales para abordar la cuestión muy rápidamente.

¿Qué papel tiene que jugar la religión en el sistema educativo?

Prefiero hablar de las religiones más que de la religión en singular. Las religiones no deben tener valor académico si es que persisten en el currículo escolar. No deben tener nunca una asignatura alternativa como los valores éticos. Estos valores son universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas tienen que acercarse a la materia de los valores éticos.

¿Eso significa que el Gobierno va a recuperar la asignatura de Educación para la Ciudadanía?

Es lo que estoy diciendo cuando me refiero a valores éticos. La ideologización se debe quedar a las puertas de la escuela. Todos tenemos legítimas ideologías, pero la educación tiene que estar por encima de eso porque de lo contrario jamás seremos capaces de llegar a acuerdos. Y la educación española necesita acordar para estabilizarse y dignificar en profundidad la profesión docente. Al igual que los mejores cirujanos deben operar los casos más difíciles, los mejores profesores tienen que estar en los colegios con más problemas.

¿Qué le parece la propuesta de un MIR para los docentes similar al proceso de especialización que siguen los médicos cuando terminan su carrera?

Hay que estudiarlo. Lo importante es que sirva para activar la carrera profesional.

Ver a los profesores en la calle reivindicando sus derechos habla muy poco en favor de la apuesta de un Gobierno por la educación.

Dignificar la labor docente es una obligación de todos. Durante la crisis se produjo un recorte del gasto público en educación. Vamos a trabajar con los Presupuestos del anterior Ejecutivo.

Pero no garantizan que el gasto público en educación se oriente hacia un 5% para 2020, tal y como el PSOE exigía cuando estaba en la oposición.

Lo que tenemos que hacer es trabajar con el Presupuesto que tenemos por una cuestión de responsabilidad. Ahora empezaremos con el proyecto de 2019. Nuestro objetivo en educación es homologar el gasto público en España en términos de PIB con el resto de los países europeos. De momento vamos a trabajar con lo que tenemos y en las prioridades que nos hemos marcado: una escuela inclusiva y de calidad. Muchas veces no hay que fijarse tanto en el monto como en el reparto. En política siempre hay que distinguir entre los objetivos deseables y los posibles.

¿Las becas relativas a las universidades dependen del Ministerio de Educación o corresponden el departamento de Pedro Duque?

Las becas están aquí. Tanto las universitarias como las no universitarias penden del Ministerio de Educación.

¿Va a llevar al próximo Consejo de Ministras un nuevo decreto sobre becas?

Para las becas hay una cantidad fija y tenemos que ver cómo hacerla más rentable. Estamos trabajando en ello hoy mismo y se verá el resultado en los próximos días. Primero tendrá que pasar por el Consejo Escolar.

¿Para usted es más importante darle más peso a la renta a la hora de conceder las becas?

Si empezamos a modificar todo el decreto de becas no llegamos a tiempo. Habrá cambios de importancia, pero tengo que conocer el impacto de las modificaciones. Nuestro objetivo es que cada alumno llegue a su máximo, que la escuela siga como ascensor social y transformadora de las circunstancias socioeconómicas de las familias.

En cuanto a la Formación Profesional, ¿está pensando en exportar el modelo de Euskadi?

Para empezar es una buena noticia que el Ministerio la incluya en su nombre. Hay que analizar cómo está funcionando en el conjunto del Estado. En Euskadi arrancamos con 124 alumnos y la llevamos a otro nivel para lo cual contamos con empresas que se prestaron a abrir sus puertas y a hacer una formación dual. Pensamos que era interesante que tuvieran un contrato de formación y aprendizaje con el que los alumnos reciben un salario, un seguro, Seguridad Social…

Aquí tengo que analizar en profundidad algunos de los proyectos a los que están llamando formación dual y abriré una ronda con los sectores afectados. Es imprescindible que haya también un acuerdo con Empleo porque el alumno tiene que tener un contrato de trabajo. Esto cuesta que arranque, pero es muy deseable. La Formación Profesional no puede ser el caladero de los que no van a bachiller porque se les dicen que no pueden. Hay que hacer FP marca España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha