Rufián carga contra Yolanda Díaz y avisa de un “frente común” de socios del Gobierno ante la reforma laboral

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en una imagen de archivo.

Iñigo Aduriz


83

“La reforma laboral ni tan solo es una reforma, es un maquillaje”. El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha protagonizado este miércoles una rueda de prensa improvisada dedicada en exclusiva a cargar con dureza contra el Gobierno por la reforma laboral pactada con sindicatos y patronal, contra la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, encargada de esa negociación, y ante las “mentiras” del Ejecutivo por asegurar que lleva “semanas” negociando con la formación republicana.

La reforma laboral y la nueva Ley de Memoria ponen a prueba la mayoría progresista del Congreso

La reforma laboral y la nueva Ley de Memoria ponen a prueba la mayoría progresista del Congreso

Rufián ha dicho que la negociación entre Gobierno y ERC tan solo se lleva realizando desde hace “dos días”, y se ha mostrado muy pesimista respecto a su apoyo al nuevo marco laboral que deroga parte de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012. El portavoz republicano ha advertido, de hecho, de un “frente común” de los socios habituales del Ejecutivo que, como su partido, se han mostrado en contra del nuevo texto y exigen cambios en la tramitación parlamentaria que concluirá el próximo 3 de febrero, cuando el Congreso deberá convalidarlo en un Pleno.

“Si nos dicen que no se toca una coma porque se cae [del acuerdo] la CEOE les decimos que llamen a [la líder de Ciudadanos, Inés] Arrimadas, que seguro que vota a favor”, ha dicho Rufián, visiblemente molesto con el Gobierno. Es más, el dirigente republicano ha considerado que la nueva reforma laboral es un texto “personalista” de Yolanda Díaz, a quien ha advertido: “ERC no negocia ni vota proyectos personales”. También ha acusado al Ejecutivo de querer “arrinconar” a su partido en un bloque independentista. “Nosotros también estamos aquí para dignificar las condiciones de trabajo de todo el mundo”, ha matizado.

En su comparecencia, Rufián ha asegurado que “durante nueve meses el Gobierno, Yolanda Díaz y su equipo estuvieron hablando preocupándose muy mucho por que la CEOE estuviera dentro de la negociación”. “Pero no hablaron nada con nosotros”, ha lamentado. “Y para que se le llame reforma tiene que cambiar algo y cambia bastantes pocas cosas”.

“La alternativa que tienen es la derecha”

“Un grupo parlamentario de izquierdas”, añadía, “no puede apoyar una reforma que no toca la indemnización por despido, que no dota de más medios a la inspección de trabajo, que no contempla o recupera los salarios de tramitación, que no dota a la administración de mecanismos para frenar EREs abusivos, que no lucha contra la precariedad o la falsa precariedad de contratos, o que no hace prevalecer los convenios autonómicos frente al resto”.

Rufián ha dicho que ERC está en el Congreso “para intentar mejorar la agenda legislativa del Gobierno”. “Y el Gobierno nos ha dicho que son lentejas, las tomas o las dejas. Pero si no se mueven, ERC votará que no. Y la alternativa que tienen es la derecha”.

Pese al duro discurso, Rufián ha asegurado que existe margen para el acuerdo. “Aún queda tiempo, queda una eternidad en política para hablar”, ha dicho. En realidad, ese periodo se circunscribe a las dos próximas semanas.

Descubre nuestras apps

stats