Sánchez respetará las “cuestiones técnicas” del Poder Judicial a la ley de vivienda pero avisa: “Será el quinto pilar del estado de bienestar”

Irene Castro

0

Pedro Sánchez evita cargar contra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones después de que tumbara el informe del vocal progresista Álvaro Cuesta que avalaba la ley de vivienda y se disponga a elevar otro, pero advierte de que el objetivo del Gobierno es proteger el derecho a la vivienda convirtiéndolo en el quinto pilar del estado de bienestar. “Esperaremos al informe que emita el CGPJ, lo miraremos con absoluto respeto, miraremos todas las cuestiones técnicas que quieran plantear; pero el compromiso es de construir este quinto pilar del estado de bienestar, de redoblar el compromiso público con la política de vivienda. Y eso es lo que lo vamos a hacer”, avisó el presidente sobre la ley, cuya aprobación prevista para este martes se ha tenido que aplazar, y también sobre el plan estatal de vivienda o el bono social para el alquiler joven que sí verán la luz en el Consejo de Minsitros de mañana.

El Poder Judicial en funciones rechaza avalar la Ley de Vivienda y retrasa su aprobación

Saber más

El presidente ha eludido la confrontación con el órgano de gobierno de los jueces, al que sí ha atacado Unidas Podemos, que acusa a la institución que tiene una mayoría conservadora con el mandato caducado desde hace tres años, de torpedear el trabajo de la coalición. “Absoluto respeto a lo que emita el CGPJ”, ha dicho antes de profundizar en el asunto: “Entremos en el debate. Las fórmulas que hemos tenido en nuestro país en estos 40 años de democracia para garantizar un acceso digno de amplias capas de la población a la vivienda no han sido suficientes”.

“El Gobierno de España comparte con la amplia mayoría de los ciudadanos, da igual lo que voten de izquierdas o derechas porque sufren esta misma carestía, la necesidad de un mayor compromiso desde lo público para hacer que un derecho, un artículo de la Constitución se convierta no en un problema como lo sufren ahora sino un derecho real que es tener vivienda digna”, ha dicho Sánchez en una rueda de prensa junto al canciller alemán Olaf Scholz en Moncloa en la que ha asegurado que la pretensión de la ley de vivienda es convertirla en el “quinto pilar del estado de bienestar”. “No nos van a distraer de nuestro objetivo”, apuntalan fuentes de Moncloa.

En Unidas Podemos continúan “preocupados” por la decisión del Poder Judicial. Ante la expectativa de que el próximo posicionamiento del Poder Judicial sea “muy duro” con el texto que ha elaborado el Gobierno, desde el grupo confederal aseguran que “estarán vigilantes para garantizar que el texto se mantenga respetando íntegro el texto aprobado en primera vuelta en Consejo de Ministros”. Además, en línea con lo ya planteado por portavoces de Podemos, insisten en que “el informe del órgano judicial es preceptivo pero no vinculante”.

Sánchez, que ha agradecido a Scholz su contribución para que la UE acordar la emisión de los fondos Next Generation que supondrán para España una inyección de 140.000 en transferencias y préstamos en los próximos años, ha aprovechado para reclamar al PP que no los convierta en una “cuestión partidista” ante la ofensiva judicial que han iniciado los de Pablo Casado, que acusan al Ejecutivo de premiar a gobiernos socialistas.

“Tenemos por delante dos años en los que la tarea fundamental de las instituciones es remar, arrimar el hombro, trabajar codo con codo para consolidar el crecimiento económico”, ha defendido Sánchez, que ha reclamado a las administraciones, independientemente de su “color político”,  “alejar la gestion de los fondos europeos de cuestiones partidistas que importan poco a la ciudadanía”. “No hagamos de los fondos europeos una cuestión partidista, hagamos de los fondos europeos una oportunidad de país”, ha defendido. 

La reunión con Scholz, que se enmarca en las visitas oficiales que está haciendo en el marco de su elección como canciller, coincide con la apertura del debate en el seno de la UE sobre el Plan de Estabilidad. España es partidaria de mantener la flexibilización de las reglas fiscales que se aplicó al iniciarse la pandemia para permitir el incremento de gasto público y que suponían limitaciones al déficit y a la deuda públicos al 3 % y al 60 % del PIB, respectivamente.

“Coincidimos en que las reglas fiscales actualmente suspendidas son demasiado complejas, difícilmente cumplibles en el contexto de la pandemia”, ha dicho Sánchez en su intervención inicial: “El Gobierno de España considera que es importante reformarlas”, ha dicho Sánchez, que considera que tienen que dar respuesta al reto ecológico y a la trasición digital al tiempo que garanticen la “sostenibilidad de las finanzas en el medio plazo”. “No es bueno que haya bloques de unos países defendiendo una postura, de otros defendiendo otra”, ha respondido Sánchez en un momento en el que la llegada al poder de Scholz en Alemania abre nuevas oportunidades para la familia socialdemócrata, según reconocen en el Gobierno.

El canciller alemán, por su parte, ha defendido el Pacto de Estabilidad y ha apostado por ver el desarrollo del Plan de Recuperación. “El pasado ha mostrado que cuando resolvemos conjuntamente los problemas económicos en la UE es cuando mejor nos va. El Pacto de Estabilidad nos ha dado el marco para el fondo de recuperación. La mayor parte de estos fondos todavia no se ha desembolsado, nos acompañará en los próximos años y podremos dar respuesta a los problemas del futuro”, ha expresado.

Otro de los puntos en los que han mostrado discrepancias es respecto a la política energética en el seno de la UE. Alemania rechazó la propuesta de Sánchez de gestionar la compra energética de manera conjunta por los países europeos y no se ha pronunciado claramente en Moncloa. Lo que sí ha admitido el presidente español es que tienen “visiones diferentes” en lo que respecta al mercado energético después de que España haya rechazado la propuesta de la Comisión Europea de considerar sostenibles la energía nuclear y el gas. Alemania rechaza el primer caso pero no el segundo. “En el debate relativo a la taxonomía, España va a tener un debate constructivo pero consideramos que la taxonomía tiene que ser plenamente verde”, ha defendido Sánchez.

Pedro Sánchez evita cargar contra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones después de que tumbara el informe del vocal progresista Álvaro Cuesta que avalaba la ley de vivienda y se disponga a elevar otro, pero advierte de que el objetivo del Gobierno es proteger el derecho a la vivienda convirtiéndolo en el quinto pilar del estado de bienestar. “Esperaremos al informe que emita el CGPJ, lo miraremos con absoluto respeto, miraremos todas las cuestiones técnicas que quieran plantear; pero el compromiso es de construir este quinto pilar del estado de bienestar, de redoblar el compromiso público con la política de vivienda. Y eso es lo que lo vamos a hacer”, avisó el presidente sobre la ley, cuya aprobación prevista para este martes se ha tenido que aplazar, y también sobre el plan estatal de vivienda o el bono social para el alquiler joven que sí verán la luz en el Consejo de Minsitros de mañana.

El Poder Judicial en funciones rechaza avalar la Ley de Vivienda y retrasa su aprobación

Saber más

El presidente ha eludido la confrontación con el órgano de gobierno de los jueces, al que sí ha atacado Unidas Podemos, que acusa a la institución que tiene una mayoría conservadora con el mandato caducado desde hace tres años, de torpedear el trabajo de la coalición. “Absoluto respeto a lo que emita el CGPJ”, ha dicho antes de profundizar en el asunto: “Entremos en el debate. Las fórmulas que hemos tenido en nuestro país en estos 40 años de democracia para garantizar un acceso digno de amplias capas de la población a la vivienda no han sido suficientes”.

“El Gobierno de España comparte con la amplia mayoría de los ciudadanos, da igual lo que voten de izquierdas o derechas porque sufren esta misma carestía, la necesidad de un mayor compromiso desde lo público para hacer que un derecho, un artículo de la Constitución se convierta no en un problema como lo sufren ahora sino un derecho real que es tener vivienda digna”, ha dicho Sánchez en una rueda de prensa junto al canciller alemán Olaf Scholz en Moncloa en la que ha asegurado que la pretensión de la ley de vivienda es convertirla en el “quinto pilar del estado de bienestar”. “No nos van a distraer de nuestro objetivo”, apuntalan fuentes de Moncloa.

En Unidas Podemos continúan “preocupados” por la decisión del Poder Judicial. Ante la expectativa de que el próximo posicionamiento del Poder Judicial sea “muy duro” con el texto que ha elaborado el Gobierno, desde el grupo confederal aseguran que “estarán vigilantes para garantizar que el texto se mantenga respetando íntegro el texto aprobado en primera vuelta en Consejo de Ministros”. Además, en línea con lo ya planteado por portavoces de Podemos, insisten en que “el informe del órgano judicial es preceptivo pero no vinculante”.

Sánchez, que ha agradecido a Scholz su contribución para que la UE acordar la emisión de los fondos Next Generation que supondrán para España una inyección de 140.000 en transferencias y préstamos en los próximos años, ha aprovechado para reclamar al PP que no los convierta en una “cuestión partidista” ante la ofensiva judicial que han iniciado los de Pablo Casado, que acusan al Ejecutivo de premiar a gobiernos socialistas.

“Tenemos por delante dos años en los que la tarea fundamental de las instituciones es remar, arrimar el hombro, trabajar codo con codo para consolidar el crecimiento económico”, ha defendido Sánchez, que ha reclamado a las administraciones, independientemente de su “color político”,  “alejar la gestion de los fondos europeos de cuestiones partidistas que importan poco a la ciudadanía”. “No hagamos de los fondos europeos una cuestión partidista, hagamos de los fondos europeos una oportunidad de país”, ha defendido. 

La reunión con Scholz, que se enmarca en las visitas oficiales que está haciendo en el marco de su elección como canciller, coincide con la apertura del debate en el seno de la UE sobre el Plan de Estabilidad. España es partidaria de mantener la flexibilización de las reglas fiscales que se aplicó al iniciarse la pandemia para permitir el incremento de gasto público y que suponían limitaciones al déficit y a la deuda públicos al 3 % y al 60 % del PIB, respectivamente.

“Coincidimos en que las reglas fiscales actualmente suspendidas son demasiado complejas, difícilmente cumplibles en el contexto de la pandemia”, ha dicho Sánchez en su intervención inicial: “El Gobierno de España considera que es importante reformarlas”, ha dicho Sánchez, que considera que tienen que dar respuesta al reto ecológico y a la trasición digital al tiempo que garanticen la “sostenibilidad de las finanzas en el medio plazo”. “No es bueno que haya bloques de unos países defendiendo una postura, de otros defendiendo otra”, ha respondido Sánchez en un momento en el que la llegada al poder de Scholz en Alemania abre nuevas oportunidades para la familia socialdemócrata, según reconocen en el Gobierno.

El canciller alemán, por su parte, ha defendido el Pacto de Estabilidad y ha apostado por ver el desarrollo del Plan de Recuperación. “El pasado ha mostrado que cuando resolvemos conjuntamente los problemas económicos en la UE es cuando mejor nos va. El Pacto de Estabilidad nos ha dado el marco para el fondo de recuperación. La mayor parte de estos fondos todavia no se ha desembolsado, nos acompañará en los próximos años y podremos dar respuesta a los problemas del futuro”, ha expresado.

Otro de los puntos en los que han mostrado discrepancias es respecto a la política energética en el seno de la UE. Alemania rechazó la propuesta de Sánchez de gestionar la compra energética de manera conjunta por los países europeos y no se ha pronunciado claramente en Moncloa. Lo que sí ha admitido el presidente español es que tienen “visiones diferentes” en lo que respecta al mercado energético después de que España haya rechazado la propuesta de la Comisión Europea de considerar sostenibles la energía nuclear y el gas. Alemania rechaza el primer caso pero no el segundo. “En el debate relativo a la taxonomía, España va a tener un debate constructivo pero consideramos que la taxonomía tiene que ser plenamente verde”, ha defendido Sánchez.

Pedro Sánchez evita cargar contra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones después de que tumbara el informe del vocal progresista Álvaro Cuesta que avalaba la ley de vivienda y se disponga a elevar otro, pero advierte de que el objetivo del Gobierno es proteger el derecho a la vivienda convirtiéndolo en el quinto pilar del estado de bienestar. “Esperaremos al informe que emita el CGPJ, lo miraremos con absoluto respeto, miraremos todas las cuestiones técnicas que quieran plantear; pero el compromiso es de construir este quinto pilar del estado de bienestar, de redoblar el compromiso público con la política de vivienda. Y eso es lo que lo vamos a hacer”, avisó el presidente sobre la ley, cuya aprobación prevista para este martes se ha tenido que aplazar, y también sobre el plan estatal de vivienda o el bono social para el alquiler joven que sí verán la luz en el Consejo de Minsitros de mañana.

El Poder Judicial en funciones rechaza avalar la Ley de Vivienda y retrasa su aprobación

Saber más

El presidente ha eludido la confrontación con el órgano de gobierno de los jueces, al que sí ha atacado Unidas Podemos, que acusa a la institución que tiene una mayoría conservadora con el mandato caducado desde hace tres años, de torpedear el trabajo de la coalición. “Absoluto respeto a lo que emita el CGPJ”, ha dicho antes de profundizar en el asunto: “Entremos en el debate. Las fórmulas que hemos tenido en nuestro país en estos 40 años de democracia para garantizar un acceso digno de amplias capas de la población a la vivienda no han sido suficientes”.