La portada de mañana
Acceder
Así se rompió el pacto entre Ayuso y el Gobierno contra la pandemia en Madrid
La gestión del viaje del rey desata tensiones entre Zarzuela y el Gobierno
Opinión - El Rey se la juega, por Elisa Beni

Teresa Rodríguez y Pablo Echenique se reunirán el viernes para atajar la crisis con Podemos Andalucía

Pablo Echenique y Teresa Rodríguez, en Vistalegre 1.

Pablo Iglesias ha convocado este viernes 15 de junio al Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de Podemos. Una reunión que servirá para que el máximo órgano entra asambleas analice el nuevo panorama político, que ha dado un vuelco en apenas dos semanas con la llegada al Gobierno del PSOE. Una cita a la que el partido llega enfangado en una crisis de confianza entre su ejecutiva estatal y la dirección andaluza de Teresa Rodríguez, que salpica a IU, y que ha saltado a los medios con un intercambio de acusaciones que amenaza con eclipsar la acción política del partido en un momento clave.

Coalición electoral, primarias conjuntas y Andalucía: claves del acuerdo Podemos-IU-Equo

Coalición electoral, primarias conjuntas y Andalucía: claves del acuerdo Podemos-IU-Equo

Horas antes se reunirán en privado el secretario de Organización, Pablo Echenique, y la coordinadora general de Andalucía, Teresa Rodríguez, para intentar rebajar la tensión, según ha confirmado eldiario.es en ambas direcciones, y buscar fórmulas que integren dos posturas que de momento parecen irreconciliables.

Los dos dirigentes se han cruzado varios mensajes en los últimos días, algunos en privado y otros en un grupo que acoge a todos los miembros del CCE, y donde han defendido sus respectivas posiciones. Ambos esperaban también que fuera el otro quien diera el primer paso y quien fijara la fecha.

Miedo a la escisión

A la dirección estatal le convenía que la cita fuera ya. Pero a la andaluza también. El sábado, 16 de junio, se reúne el Consejo Ciudadano Autonómico para debatir y aprobar el reglamento que marcará cómo se hacen las primarias para elegir los candidatos del partido a las próximas elecciones andaluzas.

Este ha sido, precisamente, el proceso que ha terminado de romper la decreciente confianza entre Andalucía y Madrid. La dirección estatal sostiene que Rodríguez ha negociado la confluencia con IU a sus espaldas y que el acuerdo con el líder de la coalición de izquierdas en la comunidad, Antonio Maíllo, incumple el mandato dado por los inscritos de que figure el nombre del partido en un lugar destacado de la marca electoral.

El punto de máxima tensión se produjo el martes pasado. Rodríguez y Maíllo presentaron su acuerdo en público. Según la dirección estatal, sin informarles. Así lo confirmaba la dirigente autonómica Isabel Franco, que ha dimitido de sus cargos.

En el acto, Rodríguez anunció la creación de una plataforma (Adelante Andalucía) en cuyo marco se producirían unas primarias para elegir la candidatura a las autonómicas que Susana Díaz puede convocar cuando quiera. En dicha plataforma, además de IU y Podemos, deberían integrarse Equo o Iniciativa Andalucista, entre otros, con quienes hay abiertas negociaciones.

El plan es hacer un censo propio para dichas primarias. Una línea roja para la dirección estatal. Lo exige la Ley Orgánica de Protección de Datos ya que los partidos que integrarán la candidatura no pueden ceder los datos de sus afiliados a la nueva plataforma.

Autonomía, no independencia

Pero desde Madrid se ha activado la alerta porque el nombre de la plataforma no incluye la marca Podemos y porque un censo propio podría ser el primer paso para romper con el partido a nivel estatal, según confirman a eldiario.es fuentes de la dirección. El registro secreto del partido Marea Andaluza, que primero fue negado y luego reconocido por la dirección de Rodríguez, se utiliza como ejemplo.

La construcción de ese censo es uno de los puntos que Echenique ha señalado como imposible en su intercambio epistolar con Rodríguez: "Se debe paralizar la construcción de cualquier censo paralelo al margen de las personas inscritas de Podemos Andalucía".

Desde Andalucía se niega la mayor. Teresa Rodríguez siempre ha defendido una mayor autonomía de Podemos Andalucía sobre la organización estatal. En la última Asamblea Ciudadana autonómica se impuso de manera holgadísima a sus contrincantes precisamente con un proyecto confederal por bandera.

Desde entonces, Rodríguez mantiene un tira y afloja con el que fuera uno de sus principales aliados en Vistalegre 1, en 2014. Y la confianza se ha resentido.

El último episodio se vivió en pleno debate de la moción de censura, cuando la líder andaluza acusó a Echenique de Teresa Rodríguez acusa a Echenique de "sobrepasar líneas rojas" en una conversación privada que tuiteó por error por "colocar" un "documento inventado" contra ella.

Unos pocos días antes Pablo Iglesias e Irene Montero vivían uno de sus momentos políticos y personales más delicados, cuando estalló la crisis de la vivienda que se han comprado en Galapagar y que acabó con una consulta a las bases en la que ambos fueron respaldados de forma mayoritaria.

Entonces, las críticas que los Anticapitalistas lanzaron contra Iglesias y Montero se vieron como un intento de atacar al secretario general en un momento de máxima debilidad.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2018 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats