Un camarero recibe 60.000 dólares en propinas tras negarse a atender a una clienta que no llevaba mascarilla

Grupos proarmas de EE.UU. celebran en Starbucks el 'Día de las pistolas y el café'

El 22 de junio, Lenin Gutiérrez, empleado de Starbucks en San Diego (California), estaba trabajando en las cajas cuando llegó una clienta –Amber Lynn Gilles– sin mascarilla. Cuando la vio, Gutiérrez se negó a atenderla por estar incumpliendo la norma que desde el 1 de mayo obliga a los residentes de la ciudad a llevar este elemento de protección, salvo que tengan razones médicas para no hacerlo.

Ante la actuación de Gutiérrez, Gilles decidió escribir un post en su perfil de Facebook. En el mensaje decía: "Conozcan a lenen (escribió mal su nombre), de Starbucks, quien rechazó atenderme porque no llevo mascarilla. La próxima vez, esperaré a la Policía y llevaré una exención médica".

La norma establece que los ciudadanos de San Diego deben ponerse la mascarilla en las colas de las tiendas, mientras se compra, yendo a por comida a un restaurante, en el transporte público o trabajando en contacto con otras personas, entre otras situaciones. Según publica The Washington Post, a pesar de que Gilles dijo en su publicación de Facebook que está exenta de llevarla, se negó a contestar a las preguntas de ese periódico sobre las razones.

En el post de Facebook, la denunciante adjuntó una fotografía de Gutiérrez. A partir de ahí, los usuarios de la red social no tardaron en reaccionar. Obtuvo cientos de miles de interacciones y su publicación fue compartida decenas de miles de veces. Los comentarios, según The Washington Post, defendían al joven empleado y criticaban la actitud de Gilles, a la que calificaban de Karen –según El Heraldo de México, "mujer de entre 30 y 40 años prepotente, hipócrita y clasista".

Entre las reacciones, las de aquellos usuarios que querían dar una propina a Gutiérrez tras lo ocurrido. La iniciativa acabó llevándose a la práctica: Matt Cowan, uno de los usuarios, creó una campaña en GoFundMe para "recaudar dinero para Lenin por su honorable esfuerzo aguantando el tipo frente a la actitud salvaje de Karen". Comenzó hace cuatro días y ha reunido hasta ahora cerca de 60.000 dólares.

"He recibido muchos mensajes preguntando por mi versión de la historia. Como este parece ser un hilo popular, decidí publicar mi experiencia personal aquí. Gracias a todos por el amor y el apoyo". Con este mensaje, en el que incluía un vídeo explicando su versión, Lenin Gutiérrez, el protagonista de la historia, ha reaccionado a través de Facebook al apoyo recibido.

"Con estas donaciones que me habéis dado a través de GoFundMe, podré hacer mis sueños realidad", dice el joven. Entre ellos, se incluye convertirse en bailarín y en dar clases a otros aspirantes.

Según Gutiérrez, cuando le dijo a Gilles si tenía mascarilla, tras decir que no, comenzó a maldecir, le hizo una foto y le amenazó con ponerse en contacto con sus superiores.

Lo sucedido ha ido más allá de las publicaciones de Facebook y la campaña para recaudar propinas. En una entrevista en San Diego TV Station NBC 7, la denunciante dijo que había llegado a recibir amenazas de muerte entre las reacciones.

"Simplemente le llamé la atención por lo que hizo. Nunca le amenacé. Yo he recibido miles de amenazas de muerte. Da mucho miedo", ha dicho.

Sobre este blog

En algún lugar hay algo que necesitas leer.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2020 - 14:48 h

Descubre nuestras apps

stats