Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

Cañete y el eurodiputado experto en discapacidad

Cañete explicando lo que le ha dicho el eurodiputado "experto" en discapacidad

Hace unos días, el cabeza de lista por el PP para las elecciones al Parlamento Europeo, el tipo éste con barba que Rajoy nombró a dedo a última hora para que se hable lo menos posible de unas elecciones en las que el bipartidismo de pega que nos legó el caudillo se va a dar un batacazo de escándalo, el señor mayor que planea irse a jubilar plácidamente a Bruselas con un sueldo de casi 8000€ brutos al mes mientras su pueblo pasa penurias, el de las explosiones de combustible y los pactos extra-judiciales, el Cañete que no amaba a las mujeres, ése, ése, ése mismo, prometió al CERMI un eurodiputado experto en discapacidad.

Se podrían decir tantas cosas al respecto del exabrupto que no sé por dónde empezar.

Por ejemplo, podríamos hablar de qué tipo de estructura interna tiene que tener un partido como el PP para que alguien —cualquiera— tenga la capacidad de prometer un eurodiputado con el perfil que sea. Muy democrático no debe ser su funcionamiento. Aunque eso ya lo sabíamos, claro. Entre dedazos varios y libretas azules, ya estamos curados de espanto. Además, ¿qué respeto va a tener por la democracia un partido que se arrodilla ante poderes a los que nadie ha votado para cambiar la Constitución junto a sus aliados del P$O€ llevando a la miseria al pueblo que sí los ha votado?

Podríamos mencionar también los 1000 millones de recorte en la ya maltrecha ley de dependencia sólo en el año 2013 y podríamos argumentar que, si ya nadie les cree nada a estos lacayos del capital financiero, en temas de discapacidad sus declaraciones son una combinación tan cínica de mentiras, chistes malos e insultos a la gente que se vuelve aún más difícil de lo habitual contener la náusea y el desprecio.

Pero no voy a profundizar hoy en estos dos puntos, sino en un tercero: el tema de los "expertos". Ya sabéis, esos tipos muy inteligentes y muy capaces que se reúnen en comités y que escriben informes muy sesudos y muy contundentes en los que luego se apoya el gobierno para llevar a cabo sus políticas.

A la casta corrupta, incompetente y apoltronada que dirige España y Europa le encantan los "expertos". Lo cual es muy natural, ya que presentan varias ventajas:

En primer lugar, no los ha votado nadie. Como ya he mencionado, esto de la democracia nunca ha acabado de convencerles a nuestros próceres y todo lo que sea puentearla, rodearla o dinamitarla no sólo les viene muy bien sino que hasta les pone un pelín cachondos.

En segundo lugar, no les ponemos cara. Los "expertos" que firman los informes o presiden los Think Tanks no nos suenan, no sabemos ni quienes son ni dónde viven. Esto es ideal para evitar que pidamos responsabilidades, que les afeemeos la conducta, que les hagamos un buen escrache o que les tiremos huevos, tartas, tomates o zapatos.

Finalmente y muy importante, los "expertos" siempre concluyen y recomiendan lo que el gobierno ya sospechaba que había que hacer.

Esto nos puede parecer una casualidad alucinante, pero eso sólo es porque somos chusma sin estudios ni talento. El pueblo y los "expertos" son conjuntos disjuntos y es natural que no entendamos cómo funciona el asunto. Si no, no estaríamos aquí en el barrio, emborrachándonos con vino malo, organizando fiestas populares y acampando donde no se puede acampar. Estaríamos, como los españoles de bien, en un piso muy alto en una torre de Madrid, escribiendo informes técnicos que confirman las intuiciones del gobierno.

Nótese que la combinación de los tres factores es sorprendentemente útil. Sin preguntarle a nadie ni someter nada a votación, nuestros políticos hacen exactamente lo que les da la gana pasándole la responsabilidad del más que probable desaguisado a personas que no conocemos y que no podemos echar.

Un esquema redondo, no me digáis que no.

Los "expertos", por ejemplo, son los que recomendaron al gobierno que dé decenas de miles de millones de Euros a los casinos... perdón, a los bancos españoles, al tiempo que recortaba todos los derechos sociales de esa gente nada "experta" que había estado viviendo por encima de sus posibilidades. Son los que decían en 2007-2008 que los pisos no iban a parar de subir, los que seguían poniendo ratings de triple A a bancos y aseguradoras que ya tenían auténticos agujeros negros en sus balances, los que no vieron el desplome financiero hasta que no se les había comido el lobo medio brazo y una pierna. Los "expertos" son los que han hundido Bankia mientras recomendaban pagar sueldos millonarios a sus directivos, los que recomendaron poner concertinas en la valla de Melilla, quitar la sanidad a miles de inmigrantes, bajar el IVA de las obras de arte, poner estaciones de AVE en el medio del campo, reducir el gasto público para salir de la "crisis" (ya hemos visto lo bien que ha funcionado), destruir la industria de energías renovables en España, permitir que empresas que ganan cada vez más paguen a sus trabajadores cada vez menos y los echen a coste cero, o seguir desahuciando familias mientras se regalan pisos vacíos a los fondos buitre.

Todo esto sin que el gobierno tenga ninguna responsabilidad, por supuesto.

Por eso, me temo que el eurodiputado "experto" en discapacidad va a recomendar a Cañete que nos tiren a todos los retrones al Ebro para reducir el déficit y seguir regando con sangre los "brotes verdes".

Cañete no querrá hacerlo. Pero, ante un informe técnico de "expertos", no le va a quedar otra opción. Es entendible.

---------

NOTA: El autor de este artículo también es candidato a las elecciones europeas (por PODEMOS) y sólo es "experto" en discapacidad en tanto y en cuanto tiene una muy chula.PODEMOS

Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats