eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El papa Francisco acepta la renuncia de tres obispos chilenos por encubrir abusos sexuales en su iglesia

Roma culmina así el descabezamiento de la cúpula eclesiástica que ocultó docenas de casos de abuso tras la renuncia de toda la curia del país suramericano

El Papa acepta la dimisión de Juan de la Cruz Barros, Cristián Caro Cordero y Gonzalo Duarte García de Cortázar

Francisco tuvo que pedir perdón por no dar crédito a la denuncia de las víctimas y colocarse del lado del principal responsable eclesiástico ahora apartado

- PUBLICIDAD -
El papa Francisco en su intervención en La Moneda en Chile.

El papa Francisco en su intervención en La Moneda en Chile.

El Papa ha consumado el descabezamiento de la cúpula eclesiástica de Chile tras el encubrimiento de los casos de abusos sexuales en la iglesia del país suramericano. Francisco ha aceptado las renuncias de los principales obispos implicados: Juan de la Cruz Barros, Cristián Caro Cordero y Gonzalo Duarte García de Cortázar, según ha confirmado la Conferencia Episcopal Chilena.

Las tres diócesis quedan así en sede vacante mientras dos enviados de Francisco, Jordi Bartomeu y el arzobispo de Malta  Malta, Charles J. Scicluna, llegan a Chile para poner orden. Toda la cúpula chilena presentó su renuncia a Bergoglio el pasado 18 de mayo por la riada de casos de abusos y la connivencia en ocultarlo por parte de los responsables de la Iglesia chilena: Chile se ha publicado una lista de 78 religiosos pederastas. En los últimos 15 años, 4 obispos, 66 clérigos, 6 hermanos, 1 diácono y hasta una monja fueron denunciados y condenados por abusos sexuales.

El propio  Francisco ha tenido que pedir perdón por este asunto ya que, en un primer momento, se puso del lado de sus obispos y no dio crédito a las denuncias. Decidió reabrir la investigación después de defender al obispo Juan Barros, acusado por las víctimas de encubrir al pederasta Fernando Karadima.

El Papa tuvo que hacer autocrítica y reconocer "graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada". Tras esta declaración, Francisco convocó a la curia chilena a Roma para "reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia" de un caso que ha provocado en Bergoglio "dolor y vergüenza".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha