eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

  • Jefes de Medicina Preventiva cuestionan el reparto de mascarillas FFP2 que hará la Comunidad de Madrid: "No se sustenta en evidencia científica"

    Los responsables o jefes de servicio de Medicina Preventiva de 17 hospitales madrileños han remitido una carta a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en la que cuestionan la medida de repartir 14 millones de mascarillas FFP2 de forma gratuita entre la población madrileña a partir de este lunes.

    En la misiva, adelantada por el diario El País y a la que ha tenido acceso Europa Press, los profesionales piden que se reconsidere este reparto de forma genérica a la población al entender que "no se sustenta en la evidencia científica", puede "confundir a la población y no ayudar al control de la transmisión" y contribuir a una "falsa sensación de seguridad". 

    Los firmantes consideran que para poder realizar "una adecuada prevención y control" de las infecciones es "necesario" aplicar medidas "ajustadas al mecanismo de transmisión, al riesgo y a la evidencia científica disponible". En el caso de la COVID-19, han recordado que se transmite fundamentalmente por gotitas que se producen al hablar, toser o estornudar y su alcance es de alrededor de 1 o 2 metros. "Por su tamaño y alcance, el uso de mascarillas quirúrgicas es la medida preventiva más adecuada para prevenir este mecanismo de transmisión", aseveran. 

    Las mascarillas quirúrgicas o higiénicas son eficaces principalmente para evitar que el que las lleva contamine el aire, los objetos o directamente a otras personas con sus secreciones respiratorias. “Este tipo de mascarillas también tienen efecto protector frente a las salpicaduras de gotitas", explican, si bien recuerdan que son “igualmente importantes” otras medidas preventivas como la higiene frecuente de manos, evitar tocarse la cara y la limpieza y desinfección de superficies. 

    Así, las mascarillas de protección protección FFP2 o FFP3 son "imprescindibles para proteger a los sanitarios" durante la realización de procedimientos que añaden flujos de aire a presión a las secreciones respiratorias y producen aerosoles o microgotas capaces de permanecer suspendidas en el aire durante algún tiempo y transmitir el virus por vía aérea. Pero el uso de estas mascarillas de protección respiratoria FFP2 "no está indicado en población general por múltiples motivos", como el ser un elemento que requiere para ser efectiva un "adiestramiento en su colocación”.

    Además, su uso "continuado dificulta la respiración, es incómodo, y en determinadas personas, no tolerable". "Su utilización en población general favorecerá que las personas se toquen más frecuentemente la cara y se quiten la mascarilla al no poder respirar cómodamente favoreciendo el riesgo de contagio", sostienen.

    Estos facultativos también llaman la atención en que la duración de la eficacia de estas mascarillas de protección (FFP2, FFP3) está "limitada en el tiempo y se necesitaría un gran stock para garantizar que todos los madrileños dispongan de estas mascarillas durante los próximos meses". En este sentido, sostienen que la distribución de mascarillas de protección FFP2 a la población resulta una medida desproporcionada si no se asegura antes su disponibilidad en las situaciones en las que realmente están indicadas. “La protección de los trabajadores sanitarios, en función de los procedimientos de riesgo, es una prioridad por su mayor riesgo de contagio", sentencian.

    La Comunidad de Madrid recibe un cargamento de 2 millones de mascarillas

    La Comunidad de Madrid recibe un cargamento de 2 millones de mascarillas

Sigue el resto del minuto a minuto