La portada de mañana
Acceder
La decisión de perimetrar 10 comunidades "no puede responder a un festivo"
El Gobierno encarrila los Presupuestos tras limar diferencias con el PNV
OPINIÓN | Acabaremos encerrados, por Elisa Beni

¿Cómo me aíslo? ¿Cuándo llamo al médico? ¿Tomo alguna medicina? Qué hacer en caso de que tengas síntomas

¿Cómo me aíslo? Qué hacer en caso de que te tengas que quedar en casa encerrado por el coronavirus.

Con la declaración del estado alarma, aislarse en casa se ha convertido en obligatorio salvo casos excepcionales. Para quien no presente síntomas la cuestión, el aislamiento tiene poco misterio. Higiene básica, personal y del hogar, y lidiar con el aburrimiento. Pero, ¿cómo debemos actuar si tenemos síntomas? ¿Qué hago si convivo con más gente, especialmente población vulnerable? ¿Debo abrirle la puerta al repartidor del supermercado? ¿Cada cuánto me lavo las manos?

Estas son, de acuerdo con Fernando Rodríguez Artalejo, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, algunas buenas prácticas para afrontar el aislamiento en caso de tener síntomas leves. Si la situación es grave, la instrucción es llamar a los teléfonos habilitados por las autoridades (aquí están todos, diferentes para cada comunidad autónoma) y seguir sus instrucciones. El Ministerio de Sanidad también ha editado sus propias guías de actuación en esta situación (disponibles aquí).

¿Llamo a los servicios sanitarios o no?

Dado que los síntomas del coronavirus (fiebre, tos y sensación de falta de aire en algunos casos) son muy parecidos a los de la gripe, Artalejo recomienda esperar un día o dos para confirmar que se mantienen y, si es el caso, llamar al médico. "Lo que haríamos en una situación normal de gripe", explica, "el coronavirus se manifiesta muchas veces como un catarro y por un catarro la gente no va al médico".

Dicho lo cual, no es lo mismo tener unas décimas de fiebre con 25 y sano que teniendo 90 años y una enfermedad crónica. En este caso, hay que llamar directamente al teléfono habilitado y seguir las instrucciones.

En caso de que tengamos la certeza de haber estado con alguna persona que ahora sepa que está contagiada de coronavirus también debemos llamar a los servicios sanitarios, nunca acudir directamente.

¿Tomo algo para los síntomas?

Artalejo advierte de que "es prácticamente imposible distinguir el coronavirus de una gripe común" y tampoco se puede conocer con antelación cuál será su evolución en caso de contraerlo, por lo que es posible que nunca lleguemos a saber si lo tenemos. "La mayoría de la gente no tiene una clínica clara, es imposible diagnosticarlo por la clínica", explica.

Lo más habitual es el cansancio, el malestar general y la fiebre. Los problemas respiratorios lo son menos y suelen aparecer después en los casos que van mal. Este puede ser un indicador del coronavirus. Además, el médico explica que dado que el coronavirus es ahora más frecuente que la gripe, se parte de la asunción de que quien presente esos síntomas tiene coronavirus y debe actuar como tal aislándose.

¿Debemos tomar algo para los síntomas? "Como con cualquier otra enfermedad vírica, se puede y debe tomar tratamiento sintomático porque alivia y no afecta al curso de la enfermedad, no va a enmascarar ningún problema", responde Artalejo.

Cualquier medicamento habitual o compuesto para bajar la fiebre servirá, aunque el Gobierno francés está recomendando desde ayer no tomar ibuprofeno. El Ministerio de Sanidad recuerda también que los antibióticos no deben ser utilizados como medio de tratamiento ni de prevención.

La mayoría de la gente en cuatro o cinco días ha superado la enfermedad, en caso de que vaya bien. Si empeora al segundo o tercer día, hay que llamar a Sanidad.

Mascarilla y habitación propia

Si tenemos síntomas, debemos aislarlos dentro del aislamiento. La conducta básica en estas situaciones debe ser "intentar pasar el mayor tiempo posible en una habitación independiente". Quien tenga la posibilidad, debe aislar una habitación para uso exclusivo del paciente. La situación ideal sería dedicar dos: una para pasar el día, otra para dormir en soledad. Sanidad recomienda tener cubos de basura propios en estas estancias, con tapa que se accione con un pedal.

Una vez aislada, la persona enferma debe usar una mascarilla si vive acompañada. En un principio vale cualquiera que sea similar a las quirúrgicas, explica Artalejo. También hay que tomarse la temperatura habitualmente para monitorizar la evolución propia. El enfermo puede llevar guantes en caso de que salga a los espacios comunes, por ejemplo el baño.

Ventilación e higiene: vajilla y sábanas propias

La higiene es básica. La personal, pero también la del hogar. Por un lado, hay que lavarse las manos con frecuencia, al menos 2-3 veces por la mañana y otras tantas por la tarde. Un buen lavado, da igual agua fría o caliente, debe incluir mucho jabón, restregarse bien "todas las partes de la mano, incluidos los espacios interdigitales, especialmente el del dedo gordo", que es el que más utilizamos, explica Artalejo. La operación, bien hecha, debe durar al menos un minuto. En la web del Ministerio de Sanidad hay explicaciones sobre cómo hacerlo correctamente.

También hay que mantener limpio el domicilio. El propio enfermo, si está en condiciones y si no quien esté con él, debe limpiar las superficies de la casa (pomos, muebles, encimeras de la cocina, etc.) con una mezcla de agua y lejía una vez al día. La higiene en el hogar se completa ventilando con la mayor frecuencia posible.

La ropa de cama, explica el experto, también puede ser foco de infección, por lo que para manipularla recomienda "intentar meterla en una bolsa y llevarla directamente a la lavadora", donde se lavará con agua muy caliente.

La misma recomendación aplica a la vajilla. La persona enferma debe utilizar sus propios utensilios y meterlos directamente al lavavajillas (quien lo tenga) mejor que lavarlos a mano, también posible foco de infección si salta algo.

Mover a la población vulnerable (quién pueda)

¿Es recomendable que las personas que conviven con un paciente se muden temporalmente (si es que tienen dónde)? La pregunta es complicada porque no todo el mundo puede plantearse esta opción, pero para quien sí: "Parece de sentido común que, si es alguien vulnerable, como una persona mayor con enfermedades crónicas, se valore la posibilidad de trasladarla a otro domicilio", explica Artalejo. El doctor añade: es mejor que se traslade la persona vulnerable y el enfermo se quede en el hogar, que probablemente ya tenga posibles focos de contagio.

Pero enseguida también matiza: "Hay que saber que el contagio, en general, requiere de un cierto tiempo de exposición. En 30 segundos no va a haber contagio, en principio, harían falta unos dos minutos". Esto quiere decir por ejemplo que si vivimos solos y hacemos la compra por internet (lo que se debe hacer, estamos aislados en este supuesto), le podemos abrir la puerta al repartidor y recoger la compra. O a un familiar o conocido que nos traiga algo. Simplemente hay que evitar el contacto físico.

Además de las recomendaciones que aparecen también en la página del Ministerio de Sanidad, el doctor insiste en las dos palabras que deben regir la conducta de toda persona que se vea obligada a aislarse en casa (y las que no, también): "Sentido común" como principio rector de las acciones.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 22:25 h

Descubre nuestras apps

stats