La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

Crece el número de municipios pobres en servicios sociales, la mayoría en la Comunidad de Madrid

Atención social a una mujer dependiente.EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ/Archivo


Los habitantes de Galapagar (Madrid), Caravaca de la Cruz (Murcia) y Torrevieja (Alicante) son los más pobres de España en inversión social cuyos ayuntamientos destinan poco más de 20 euros a satisfacer las necesidades básicas de sus vecinos en materias como dependencia, vivienda, familia e infancia o exclusión social. La inversión social de sus gobiernos locales, como la de otros 43 municipios españoles de más de 20.000 habitantes está clasificada como "pobre" o en el análisis del presupuesto liquidado por el Ministerio de Hacienda realizado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales por cuarto año consecutivo.

Este es el mapa de los servicios sociales en España: 4 millones de ciudadanos sufren políticas municipales deficientes

El número de ayuntamientos de más de 20.000 habitantes considerados "pobres" en su inversión en servicios sociales creció en 2019 hasta los 45, siete más que en el ejercicio anterior. Cinco capitales entran en esta categoría: Toledo, Guadalajara, Badajoz, Cáceres y Pontevedra. Todos ellos invierten menos de 45 euros por habitante y año a servicios sociales, menos del 60% de la mediana de gasto del conjunto de las ciudades analizadas (76 euros).

Por contra, 34 municipios alcanzaron el nivel de excelencia en esta materia. Las siete capitales incluidas son Barcelona, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Jaén y A Coruña. El análisis muestra una mejora respecto al año anterior de esta inversión social: seis ayuntamientos excelentes más y quince precarios menos, aunque se suman en la lista de pobres siete más. Destaca que el esfuerzo inversor de los ayuntamientos también contempla las transferencias que reciben de las comunidad autónomas, "por lo que, en buena medida, estas también han de sentirse responsables de los resultados obtenidos por los ayuntamientos de su territorio".

El estudio está elaborado con datos de 384 ayuntamientos de más de 20.000 habitantes (de los 421 que hay en España) cuya inversión social global ascendió a 3.157 millones, un 10% más que en el ejercicio anterior.



Excelencia en el gasto social

La comunidad con mayor número de ayuntamientos "excelentes" en su gasto social es Andalucía, con 14 municipios, seguida de Cataluña con 7, País Vasco con 3 y Aragón con 2; Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra y La Rioja no cuentan con algún municipio que atienda a estos criterios de excelencia, informa EFE.

Para obtener esta etiqueta es necesario tener un gasto acreditado en "Servicios Sociales y Promoción Social" superior a 100 euros habitante/año, no haber reducido el presupuesto en 2020 respecto a la liquidación de 2019, que dicho gasto suponga al menos un 10% del presupuesto total no financiero del ayuntamiento y que se pueda cotejar en el Portal de Transparencia de la web municipal.

Encabeza la lista de inversión social Alcalá la Real (Jaén), con 237 euros por habitante al año; seguida de Barcelona y Esparraguera (Barcelona), con 196 euros.

Gasto de menos de 45 euros por persona: la Comunidad de Madrid a la cabeza

En el otro lado, los más pobres en inversión social de España son Galapagar (Madrid) -20,5 euros-, Caravaca de la Cruz (Murcia) -21,7- y Torrevieja (Alicante) -24,1-. En esta lista, tres capitales se incluyen por la precariedad de sus servicios y se etiquetan como pobres: Toledo -43,7 euros-, Guadalajara -44,1- y Badajoz -44,8-.

Para la clasificación de "pobre" se tiene en cuenta que el gasto social es inferior a 45 euros, es decir, por debajo del 60% de la media de gasto por habitante/año.

De nuevo, este año la Comunidad de Madrid es la que aporta un mayor número de ayuntamientos pobres en servicios sociales, con 15 municipios (dos más que el ejercicio anterior) y más de un tercio del total del país. Le siguen la Comunidad Valenciana, con 10 (cuatro más que el ejercicio anterior); Andalucía con 4 (uno menos que el año anterior); Extremadura y Castilla-La Mancha con 3; Baleares y Canarias con 2 cada una; Cantabria, Cataluña y Galicia con uno.

Casi dos de cada tres ayuntamientos pobres en 2019 lo fueron también en 2018 (64,4 %), una reincidencia que es "un lamentable ejemplo de persistencia de las corporaciones en mantener a los servicios sociales de sus poblaciones en esta categoría y consecuentemente a sus vecinos privados de unos derechos sociales que legítimamente les corresponden", lamenta el presidente de la asociación, José Manuel Ramírez.

Casi una veintena de ayuntamientos en precario

Además, hay 19 municipios de más de 20.000 habitantes con un gasto entre los 45 y los 50 euros por habitante y año, es decir, no llegan a ser "pobres" pero casi. Dicha clasificación afecta a algo más de un millón de ciudadanos "que sufren la insensibilidad de sus regidores municipales", señala el responsable de la organización.

Como dato positivo, ha habido una reducción en los últimos dos años de los ayuntamientos en este tramo, ya que en 2019 afectaba a 4 millones de personas y el anterior a 6,7 millones. Pero el 60% de los ayuntamientos precarios en 2018 vuelve a repetir.

Figuran en la lista de ayuntamientos precarios, entre otros, Cáceres -46 euros-, Campello (Alicante) -46,1-, Sant Josep de Sa Talaia (Ibiza) -46,3-, Pontevedra -46- y Altea (Alicante) -46,3-.

Etiquetas

Descubre nuestras apps