Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Denuncias por violencia machista bajaron un 50 % en marzo y un 25 % en abril

Denuncias por violencia machista bajaron un 50 % en marzo y un 25 % en abril
Madrid —

0

Madrid, 24 sep. (EFE).- El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha indicado que la Policía Nacional y la Guardia Civil registraron un descenso de las denuncias por violencia machista como consecuencia del estado de alarma del 50 % en la segunda quincena de marzo y del 25 % en abril.

Grande-Marlaska ha sostenido que entre el 16 de marzo y el 21 de junio fueron detenidos 14.040 presuntos agresores por violencia de género y se practicaron 75.587 actuaciones de vigilancia y control de agresores confirmados o supuestos.

Durante el estado de alarma, la Policía Nacional y la Guardia Civil prestaron 396.183 servicios de protección a mujeres en riesgo: 108.618 fueron contactos presenciales o vigilancias de carácter preventivo y 287.565, contactos no presenciales, en su mayoría telefónicos.

Son algunos de los datos aportados este jueves por el ministro del Interior en las VIII Jornadas de Abogados y Abogadas de Violencia de Género organizadas por el Consejo General de la Abogacía del Estado, en las que se han analizado las consecuencias de la pandemia en la asistencia a las víctimas de violencia machista.

La fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, ha coincidido en que se ha producido durante marzo y abril un descenso drástico en el número de denuncias por violencia machista.

Ha explicado que la situación de confinamiento ha dificultado que los agresores que estaban separados de sus parejas o exparejas cometieran un delito -ya que el 15 % de las denuncias de violencia de género son por quebrantamiento de órdenes de protección y condenas-.

Además, ha continuado, como el agresor conviviente tenía controlada a la víctima las 24 horas, la violencia no era necesaria para dominarla y someterla, lo que no quiere decir que no haya habido un aumento de la violencia emocional y de control.

También el mayor control policial y la presencia de los vecinos en sus casas han dificultado las agresiones físicas, ha sostenido la fiscal.

Por ello, entre marzo y junio se ha registrado una bajada drástica de los ataques contra la vida de las mujeres, así como las denuncias, que no han vuelto a niveles normales hasta julio.

Martín Nájera ha subrayado que esos descensos de denuncias y victimizaciones contrastan con el incremento de las llamadas al 016 y ha pedido que se analicen esas dos realidades.

La fiscal ha celebrado que a pesar de que se han presentado menos denuncias durante el estado de alarma, ha aumentado mucho la concesión de órdenes de protección de las víctimas, que ha llegado a ser del 95 % en algunas provincias.

Sin embargo, Martín Nájera ha lamentado que las condiciones en las que la justicia ha trabajado durante el estado de alarma haya impedido que se haya cumplido de forma íntegra el estatuto de la víctima.

Grande-Marlaska ha asegurado que desde los primeros momentos de la pandemia la lucha contra la violencia de género se convirtió en una "prioridad insoslayable" para el Ministerio, ya que sabían que el confinamiento podía agravar la situación de fragilidad y hostigamiento de las víctimas y era una "exigencia indefectible" tomar medidas adicionales.

El ministro del Interior ha hecho hincapié en que las instituciones tienen que tomar partido contra la violencia de género porque "la neutralidad y la pasividad son posiciones cómplices" y esa complicidad "cuesta vidas humanas".

A su juicio, las posiciones negacionistas con respecto al "terrorismo machista" generan "silencios e inacciones sociales que son caldos de cultivo de futuros crímenes".

Por último, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha subrayado que durante el confinamiento se ha producido en los hogares mucha violencia digital, de control y sexual contra las mujeres.

Además, ha lamentado que con la desescalada ha habido un repunte de la violencia física contra las mujeres, que han dejado de estar vigiladas 24 horas del día por su agresor.

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats