La portada de mañana
Acceder
Europa da pasos hacia la 'gripalización' de la COVID
ERC mantiene su rechazo a la reforma laboral y acusa al Gobierno de dar largas
Opinión - 'Crónica escéptica de la guerra sobre Ucrania', por Rosa María Artal

Coronavirus

La EMA calcula que una vacuna adaptada a la variante ómicron estaría lista en tres o cuatro meses

Emer Cooke, directora de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), en el Parlamento Europeo, el 30 de noviembre de 2021.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

7

Entre tres y cuatro meses. Es el tiempo que puede durar el proceso hasta que se ponga en circulación una nueva vacuna más precisa y adaptada a la variante ómicron. Así lo ha afirmado la directora de la Agencia Europea de Medicamentos, Emer Cooke, en su comparecencia ante la comisión de Sanidad del Parlamento Europeo.

Todas las claves de ómicron, la nueva variante detectada en Sudáfrica

Todas las claves de ómicron, la nueva variante detectada en Sudáfrica

Cooke, en todo caso, ha insistido en que "las vacunas existentes han mostrado ser eficaces frente a las variantes", y que primero hay que ver si lo siguen siendo, y en qué medida, ante la variante ómicron, antes de tomar la decisión de sustituir las existentes por unas nuevas.

"Es muy importante insistir en que estamos preparados", ha dicho Cooke: "Sabemos que los virus mutan y sabemos que tarde o temprano van a mutar y vamos a tener que cambiar el enfoque. Hemos creado guías para las empresas, que aún no las hemos tenido que utilizar porque las vacunas existentes han mostrado ser eficaces frente a las variantes. No sabemos si esto va a seguir siendo así, pero tenemos que asegurarnos de saberlo bien".

¿Y después? "Una parte del trabajo de los laboratorios es evaluar la neutralización cruzada de la vacuna, para lo que se necesitan unas dos semanas", ha explicado la directora de la EMA: "Es decir, que el laboratorio ponga a prueba la vacuna para saber si protegen frente a la nueva variante, si bien la secuenciación es muy diferente. La otra cosa en la que hay que dedicar algo de tiempo es en analizar el contexto, dado que que la situación europea es diferente a Sudáfrica, porque tenemos un número importante de adultos ya vacunados, y estamos con las dosis de refuerzo... Hay un abanico de circunstancias que pueden incidir en la expansión de la variante ómicron en Europa. No lo sabemos aún, pero estamos trabajando con HERA, OMS y las empresas para comprender la situación".

."Al mismo tiempo", prosigue Cooke, "nos tenemos que preparar para el caso de necesitar cambiar las vacunas existentes, y es un trabajo que harán las compañías. Las empresas van a tratar de adaptarse a las nuevas secuencias y luego tendrán que demostrar que funciona el sistema de producción, y hacer ensayos clínicos para ver si en la práctica funcionan o no las vacunas, y ver como tendrá que modificarse el proceso de elaboración. Éste es un trabajo que habrá que hacer a escala empresarial, y estamos trabajando con las empresas y los reguladores para que estén preparados".

"Nosotros pensamos que podríamos encontrarnos en una situación en la que haya que cambiar las vacunas existentes, y que sea necesario tenerlas aprobadas en entre tres y cuatro meses", ha dicho Cooke a preguntas del eurodiputado socialista Nicolás González Casares. 

En todo caso, Cooke ha insistido en los pasos: "Primero hay que decidir si esto es necesario o no, hay que tener en cuenta la situación epidemiológica y la situación de las vacunas actuales frente a la nueva variante. Primero hay que tomar esa decisión, y luego vendría lo demás. Es algo para lo que nos hemos preparado".

"La eficacia de las vacunas es cada vez mayor. Hay que aumentar la protección con la tercera vacuna, sobre todo por la nueva variante", ha dicho Cooke: "Las vacunas siguen siendo eficaces y salvan de complicaciones y la muerte. Con la nueva variante la vacuna seguirá dando protección".

Presente en Europa antes del aviso de Sudáfrica

El Instituto Nacional de Salud y Medio Ambiente neerlandés ha encontrado la variante corona ómicron en dos tests que se habían tomado en los Países Bajos en noviembre. Se trata de muestras extraídas los días 19 y 23 de noviembre de 2021, antes de que Sudáfrica diera la alerta el jueves pasado, 25 de noviembre.

Todavía no está claro si las personas afectadas también han estado en África meridional, informa el Gobierno holandés, que precisa que el 26 de noviembre, 624 personas que regresaban de Sudáfrica se sometieron a pruebas del virus corona en Schiphol. De estos, 61 pasajeros recibieron un resultado de test positivo. En total, se diagnosticó la variante ómicron en 14 de ellos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats