La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

CORONAVIRUS

Todas las claves de ómicron, la nueva variante detectada en Sudáfrica

Confirmados dos casos de la variante ómicron en Alemania.

elDiario.es


0

Conocemos su nombre: ómicron. Sabemos que ha llegado a España y que estaba presente en Europa antes de que Sudáfrica diera la voz de alarma. También que la Organización Mundial de la Salud la considera una "variante de preocupación". Una combinación de mutaciones (55 en todo el genoma y 32 en la proteína S o espícula) han encendido las alarmas y desatado una cascada de decisiones. Los científicos sospechan que podría ser más contagiosa y que podría tener más facilidad para evadir la respuesta inmunitaria del organismo, aunque todavía queda un poco de tiempo para tener verdaderas certezas. Estas son las claves con la información disponible:

La UE activa el 'freno de emergencia' y suspende los vuelos desde el sur de África por la nueva variante

La UE activa el 'freno de emergencia' y suspende los vuelos desde el sur de África por la nueva variante

¿Qué medidas ha adoptado España?

La Unión Europea mantiene su restricción de vuelos procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesotho, Namibia, Mozambique y Zimbabue. El Gobierno de España, por su parte, ya había anunciado que se iban a suspender los vuelos con Sudáfrica y Botsuana debido a la nueva variante, aunque habrá que esperar a este martes a que se apruebe la medida por parte del Consejo de Ministros y ver entonces a los territorios que afecta.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dado nuevas pistas sobre las posibles restricciones este lunes por la mañana al señalar que el Gobierno aprobará el martes en Consejo de Ministros medidas para restringir los vuelos desde los países del sur de África afectados. "Mañana llevaremos al Consejo de Ministros una acuerdo del Consejo para restringir vuelos procedentes del cono sur de África. Saben que es una medida que no es nueva, que ya hemos adoptado en anteriores ocasiones y ha dado resultado. Por tanto, prevención, vacunación y anticipación", ha indicado Darias.

Hasta ese momento, y a través de una orden publicada en el BOE, ya se había establecido que los pasajeros de vuelos procedentes de los mencionados siete países con destino a cualquier aeropuerto de España, "deberán guardar cuarentena durante los 10 días siguientes a su llegada o durante toda su estancia en España si esta fuera inferior a ese plazo". La orden tendrá validez durante 14 días desde este lunes y podría ser prorrogada.

Este lunes, el Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha confirmado el primer caso de coronavirus con la variante ómicron en España.

¿Qué aconseja la OMS?

La OMS insiste en que la aparición de esta variante nos recuerda que la pandemia "no se ha acabado". Pero en su informe técnico no ha recomendado abiertamente que se prohíban los vuelos a determinadas regiones y ha señalado únicamente que las autoridades nacionales "deben usar bases científicas a la hora de ajustar de forma puntual las medidas en torno a los viajes internacionales".

El organismo admite, en todo caso, que por ahora los casos de la ómicron que se han detectado están relacionados con los viajes, aunque "es de esperar que el principal origen de los casos vaya cambiando a medida que se va obteniendo más información". El primer caso de ómicron confirmado se detectó el 9 de noviembre en Sudáfrica, y apenas dos días después ya se confirmó otro con la misma variante en la vecina Botsuana.

¿Tiene sentido cancelar todos los vuelos?

El catedrático de Microbiología por la Universidad de Navarra, Ignacio López-Goñi, sostiene en un artículo publicado en The Conversation que no tiene mucho sentido cancelar todos los vuelos con Sudáfrica. En primer lugar, indica que seguramente este país africano sea de los pocos que está realizando la tarea de seguimiento genómico del virus y que es por esto precisamente por lo que ha detectado la variante. No detectarlas no significa que no las haya. Así, considera el científico, castigar al que lo hace bien podría ser un error. 

¿Cómo es la nueva variante y por qué preocupa?

Los científicos han detectado una nueva variante de la COVID-19 llamada B.1.1.529 y están trabajando para comprender sus posibles implicaciones. La Organización Mundial de la Salud ha decidido identificar la variante como "ómicron".

La variante B.1.1.529 presenta una atípica combinación de mutaciones que, según los científicos, podría hacer más contagioso el virus y ayudarle a evadir la respuesta inmunitaria del organismo. Cualquier nueva variante capaz de eludir la protección de las vacunas o de propagarse más rápidamente que la variante delta, predominante en este momento, podría amenazar la salida mundial de la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud se reunió el viernes y anunció que se trata de "una variante preocupante" (en contraste con la variante "de interés", un grado anterior de alerta). También decidió la designación oficial utilizando el alfabeto griego, como ha hecho con las anteriores variantes. La siguiente letra disponible era "nu", pero la OMS decidió saltarse esta letra y la siguiente ("xi") y pasó a "ómicron".

La Unión Europea considera que ómicron tiene un riesgo "alto o muy alto". El Centro de Prevención de Enfermedades de la UE (ECDC) sostiene en su informe que "la variante ómicron es la variante más divergente que se ha detectado en cantidades significativas durante la pandemia hasta el momento, lo que genera preocupaciones de que pueda estar asociada con una mayor transmisibilidad, una reducción significativa en la efectividad de la vacuna y un mayor riesgo de reinfecciones".

¿Dónde ha sido detectada?

El descubrimiento de esta nueva variante del coronavirus fue anunciado el jueves pasado por científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica, a partir de muestras tomadas entre el 14 y 16 de noviembre. Paralelamente se habían identificado ya los 4 contagios iniciales de Botsuana y uno en Hong Kong (China), de un viajero procedente de Sudáfrica.

Pero ómicron ya estaba en Europa antes de que Sudáfrica diera la alerta. Según ha informado el departamento de salud holandés, la variante ya se había detectado en dos tests del 19 y del 23 de noviembre, días antes de que el país africano alertase al mundo. Lo que no han dicho las autoridades, por el momento, es si las personas habían visitado el sur de África o habían tenido contacto con alguna persona que lo hubiera hecho. 

Desde el viernes, otros países han confirmado también casos de la variante ómicron como Israel, Bélgica (un caso de una viajera procedente de Egipto sin aparentes vínculos con el sur de África), Australia, España, Países Bajos o Reino Unido, recoge EFE.

Pese a la escasa información disponible (por la temprana detección), numerosos países, incluido el Reino Unido, Estados Unidos y las naciones de la Unión Europea, han anunciado rápidamente drásticas restricciones de viaje para los países del sur de África, medidas que han generado un fuerte malestar en el continente africano.

Los expertos en Sudáfrica confían en las vacunas

Los expertos de referencia en la lucha contra la pandemia en Sudáfrica se han mostrado optimistas respecto a la capacidad de las vacunas existentes para prevenir los casos graves de COVID-19 por la nueva variante ómicron, si bien esperan un rápido aumento de los contagios para los próximos días.

"Basándonos en lo que sabemos, y en cómo otras variantes de preocupación han reaccionado a la inmunidad vacunal, podemos esperar que aún veamos una alta efectividad frente a la hospitalización y la enfermedad grave", ha indicado este lunes en una rueda de prensa virtual el profesor Salim Abdool Karim, uno de los científicos líderes respecto a la COVID-19 en Sudáfrica.

Como lo esperado era que surgieran estas nuevas variantes, Sudáfrica no ha entrado en pánico, reconocen los expertos desde allí.

¿Cómo se compara con otras variantes?

Científicos consultados describen a ómicron como la peor variante desde el inicio de la pandemia. Presenta 32 mutaciones en la proteína de la espícula, que a su vez es la parte del virus usada por la mayoría de las vacunas para entrenar al sistema inmunitario contra la COVID-19. Este número de mutaciones es aproximadamente el doble de las asociadas a la variante delta. Las mutaciones en esta proteína pueden afectar a la capacidad del virus para infectar células y propagarse, pero también dificultan que las células inmunitarias ataquen al patógeno. De hecho, la OMS ha reconocido que esta nueva variante puede suponer un mayor riesgo de infección y la ha clasificado como "variante de preocupación".

La variante delta se detectó por primera vez en India a finales de 2020 y desde entonces se ha extendido a todo el mundo, provocando un aumento en las tasas de contagio y de letalidad. Otras variantes del coronavirus son la alfa (detectada en Kent, Reino Unido), la beta (detectada por primera vez en Sudáfrica) y la gamma (detectada en Brasil). Tras el descenso de casos registrado en Japón, se ha sugerido la posibilidad de que las variantes puedan "mutar hasta desaparecer".

¿Qué nuevas restricciones se han impuesto?

La Unión Europea ha decidido suspender los vuelos con Sudáfrica y otros destinos de la región. En total son siete los países afectados por las nuevas restricciones: Botsuana, Esuatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue. Varios países de Europa ya habían suspendido previamente todas las conexiones, entre ellos Alemania, Italia y Reino Unido.

España también había anunciado la suspensión de los vuelos con Sudáfrica y Botsuana, y el Gobierno decidirá este martes en Consejo de Ministros cómo será la restricción final.

Más allá de Europa, Israel y Marruecos han blindado sus fronteras completamente ante la llegada de viajeros procedentes de cualquier lugar del mundo. La medida, "estricta", según ha reconocido el primer ministro, Naftali Benet, pretende "mantener a Israel protegido del exterior y abierto a nivel interno". Tras él, Marruecos anunció este domingo una medida similar con la intención de "preservar los logros obtenidos en la lucha contra la pandemia y proteger la salud de los ciudadanos". También existen restricciones de acceso a los viajeros procedentes del sur de África en países como Nueva Zelanda, Indonesia, Japón, Brasil, Estados Unidos, Canadá o Rusia.

¿Cómo puede afectar a la Navidad?

Es demasiado pronto para saberlo. Los científicos trabajan para conocer mejor la nueva variante. Como ha sido detectada recientemente, los científicos aún no tienen pruebas de su transmisibilidad o de su capacidad para eludir la protección de las vacunas. A falta de un mes para la Navidad, el temor es que se impongan nuevas restricciones si se permite la propagación de la variante. Podrían pasar varias semanas antes de que los científicos dispongan de toda la información necesaria sobre la variante y sobre la gravedad de la amenaza que puede representar para el mundo.

¿Hay algo que hacer para protegerse?

Sí. Si aún no lo ha hecho, el consejo sigue siendo vacunarse. En España, el 79,4% de la población tiene la pauta completa y el 80,9% ha recibido al menos una dosis. Pero la administración de dosis de refuerzo lleva un ritmo más bajo.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha admitido esta semana que los porcentajes de vacunados con la dosis extra son "bajos", tanto en los mayores de 70 años –de los cuales han recibido la tercera inyección algo más de un 50%– como las personas que recibieron la monodosis de Janssen, cuya proporción es especialmente pequeña: no llega al 15%.

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDE) ha recomendado tercera dosis para toda la población adulta, con especial atención a las personas a partir de 40 años, seis meses después de la segunda inyección.

Con información de The Guardian.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats