MAPA DE RESTRICCIONES

El 65% de España vive bajo cierres perimetrales o con limitaciones para frenar la segunda ola de coronavirus


Fuente: elDiario.es


El catálogo de nuevas restricciones que están tomando las comunidades autónomas para hacer frente a la expansión del coronavirus es cada vez más amplio y abarca un gran número de municipios. En concreto, 5.213 localidades donde viven 30,3 millones de personas que corresponden al 65% de la población del país, según los datos recopilados por elDiario.es y por sus respectivas ediciones locales.

Durante estas últimas semanas, el enfrentamiento político en Madrid y un estado de alarma impuesto desde el Ejecutivo han acaparado la atención como si el resto de España no estuviera en alerta sanitaria y optando en ocasiones por medidas tan drásticas, o más, que las que rigen actualmente en la capital.



Hasta que no se aprueben los cuatro niveles de alerta propuestos por Sanidad en el Consejo Interterritorial de la semana que viene, cada región es libre de corregir su situación epidemiológica con las normas que considere oportunas. Las últimas han sido Catalunya –que ha ordenado el cierre de bares y restaurantes en todo su territorio–, la precavida Asturias, Castilla y León, Extremadura y Melilla. Algunos territorios se han regido por los criterios fijados en las cuatro fases de la desescalada, mientras que otros han innovado para adaptarlos a las particularidades epidemiológicas de sus municipios. El objetivo es el mismo: evitar males mayores de cara a este otoño.

No obstante, el nivel de proactividad a la hora de imponer medidas varía entre las distintas comunidades. A un lado de la balanza estaría la Comunidad de Madrid, negándose a perimetrar los municipios de más de 100.000 habitantes más afectados hasta forzar un estado de alarma impuesto en la región. De esta manera se decretó el confinamiento en Madrid capital, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz hasta el próximo 24 de octubre. Por su parte, la Consejería de Sanidad madrileña ha ampliado otras limitaciones de horarios y aforo a cuatro zonas de salud: Arganda del Rey, Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo), y Valleaguado (Coslada).



Al otro lado de la balanza, Asturias, punto limpio nacional durante el verano y que, ante el repunte de casos y de la tasa de positividad ha decidido por precaución volver a una fase 2 "modificada".

Desde el pasado jueves se recomienda el "autoconfinamiento" a los ciudadanos, se ha prohibido el consumo en las barras de los bares y se ha reducido al 25% el aforo en las zonas comunes de centros comerciales. Además, las reuniones privadas en casas o en locales no podrán ser de más de seis personas. Si bien cuenta con una de las incidencias más bajas (206 casos por 100.000 habitantes) y una tasa de ocupación hospitalaria controlada, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha defendido estas medidas para evitar otras más "duras" como el estado de alarma, el cierre total de la hostelería o los confinamientos.

Opina lo mismo María Chivite, presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, que sufre la tasa de incidencia acumulada más alta de España (847 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días) y ya ha confinado cuatro municipios. "No vamos a asumir que tienen que morir un porcentaje de personas y que otras enfermen para que la mayoría siga igual", dijo el pasado domingo al anunciar restricciones en todo el territorio. Entre otras, el gobierno navarro ha reducido el aforo del interior de los locales al 30% y al 50% en terrazas; además de que deberán cerrar a las 22:00, una hora antes que en las zonas confinadas de Madrid. Los encuentros sociales también serán de un máximo de seis personas.



Otra comunidad que tiene varios indicadores en riesgo "extremo" es Aragón, que ya hizo retroceder de fase a la provincia de Zaragoza en verano y esta semana ha aplicado la misma receta en los municipios de Teruel, Cella y Épila, que se unen a Almunia y Huesca en una fase 2 similar a la de la desescalada. Los aragoneses tienen una de las peores tasas de ocupación de camas UCI y son terceros en el ranking de incidencia (455) después de Melilla (549).

Siguiendo a Aragón está La Rioja, con una incidencia de 453 casos y la tercera según porcentaje de ocupación de camas UCI, con lo que decidió ampliar las medidas tomadas a mediados de septiembre hasta finales de octubre. Entre ellas, la más estricta es la de limitar a 6 el número de personas reunidas en espacios públicos y privados.

Extremadura ha sido la última en prohibir estas reuniones de más de seis personas en toda la comunidad y en confinar a 12.800 personas en dos municipios. Aunque su incidencia general está en 262, los municipios de Mérida, Plasencia y Almendralejo están bastante peor a pesar de haber adoptado ya restricciones, por lo que el gobierno regional no descarta endurecerlas.

¿Dónde están las restricciones más "fuertes"?

Catalunya ha actuado con puño de hierro para rebajar su incidencia regional, situada en 288 y que supera por ocho puntos la media española, aunque sigue alejada de Navarra o Aragón. Para ello, consciente de su impacto social y económico, ha decidido cerrar bares y restaurantes en toda la comunidad durante, como mínimo, dos semanas. A su vez se ha limitado el aforo de los comercios al 30% y el horario de los parques infantiles hasta las 20:00 horas. La clausura de los bares también se ha aplicado en Melilla. Ambos territorios siguen la estela de las medidas tomadas en Europa para zonas muy afectadas.

"La alternativa serán restricciones más severas, un confinamiento total que queremos evitar a toda costa", dijo el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al anunciar el nuevo paquete de medidas. De hecho, el confinamiento es ya una opción que afecta de forma perimetral y por municipios a 5 millones y medio de personas en seis comunidades autónomas distintas: Madrid, Murcia, Galicia, Navarra, Andalucía y Castilla y León.

Los confinamientos y cierres perimetrales afectan ya a 50 municipios de seis comunidades autónomas distintas y a 5 millones y medio de personas, a pesar de que el estado de alarma impuesto en 9 zonas de la Comunidad de Madrid acapare toda la atención.

Castilla y León ha confinado perimetralmente a partir de este viernes 14 municipios repartidos por Burgos, Valladolid, León, Palencia y Salamanca, incluyendo las capitales de las tres últimas. Además, la Junta ha anunciado nuevas acciones en toda la comunidad que pasan por no fumar en terrazas ni consumir en barras y no superar las reuniones de más de seis personas. El escenario castellanoleonés preocupa por la incidencia de 412 casos, pero también por el estado de sus UCI, llenas al 32,5% y por el número elevado de muertes que registra: es la segunda comunidad con más defunciones diarias por detrás de Madrid.

Además de los confinamientos mencionados en Extremadura, Navarra y la Comunidad de Madrid, también se han aplicado otros en la provincia de Ourense. Con indicadores, de nuevo, menos negativos que Madrid, la tercera ciudad en habitantes de Galicia está aislada perimetralmente desde la semana pasada y de forma indefinida. No se puede entrar ni salir de Ourense ni de la vecina Barbadás o de los municipios de O Carbariño, Boborás y O Irixo. Además, la Xunta decretó, con carácter general, que haya un máximo de diez personas en las reuniones públicas o privadas.

También cinco municipios de Murcia, entre los que se incluyen Lorca y Totana, están sufriendo cierres perimetrales desde mediados de septiembre. La Región presenta unas tasas de incidencia que la sitúan en un riesgo extremo frente al virus, con 337 casos por 100.000 habitantes, pero sus indicadores asistenciales dan un respiro, por lo que el resto de la comunidad se mantiene libre de restricciones.

Por último, en Andalucía, la Junta ha informado de que a partir de este sábado a las ocho de la mañana 32 municipios de la provincia de Granada tendrán medidas especiales para frenar el aumento de contagios reportado en la capital, que decidió suspender las clases presenciales en la Universidad. Entre las nuevas normas se incluye el cierre de bares, restaurantes y locales a las 22.00 horas, el cierre de parques o la reducción de aforos. Además, cuenta con tres municipios confinados: Linares (Jaén), Écija (Sevilla) y Almodóvar del Río (Córdoba), lo que en total afecta a más de 100.000 personas.

Esta información ha sido elaborada con la ayuda de las ediciones locales de elDiario.es. Si detectas algún error en tu municipio puedes escribir a: mzas@eldiario.es, aordaz@eldiario.es, voliveres@eldiario.es.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 22:42 h

Descubre nuestras apps

stats