Sanidad registra 4.057 nuevos contagios, 1.895 del último día, sin datos de Aragón y con Madrid a la cabeza

Una joven haciéndose un test PCR en Sabadell (Barcelona).

El Ministerio de Sanidad ha registrado 4.507 casos de coronavirus, 1.895 diagnosticados en el último día sin contar la información de Aragón, que no ha cargado datos este viernes. Ayer se notificaron 4.088. De los 4.507 casos, 1.411 se han producido en Madrid, 1.018 en Catalunya y 409 en Euskadi. Madrid se convierte así en la Comunidad que más contagios notifica de España. Desde el inicio de la pandemia se han infectado 314.362 personas confirmadas por test.

Además, las autoridades han añadido tres fallecidos al balance total, con lo que la cifra desde marzo sube a 28.503. De ellos, 16 han muerto con fecha de los últimos siete días.

La transmisión de la COVID-19 en julio y agosto ha hecho que España se asome a la segunda ola epidémica, al menos en algunas zonas. En 27 provincias, el número de casos positivos registrados que empezaron a tener síntomas en algún momento de los últimos 14 días, ha escalado de forma brusca, según la última revisión del Instituto de Salud Carlos III.

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha informado este viernes de 428 nuevos positivos, el 7,21% del total de pruebas realizas (5.929). Hace solamente una semana había 200 casos y la media en las últimas dos semanas era de unos 180. No había peor dato desde el 2 de abril, los días que se consideran como pico de la pandemia en Euskadi ya que fueron los peores en cuanto a ocupación de las UCI y mortalidad. Y no es solamente una cuestión de que ahora se hagan más pruebas: tampoco desde abril se conocía un porcentaje tan elevado de positivos en las labores de rastreo.

Con todo, el director del Centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha señalado tras las palabras de la consejera vasca de Salud, Nekane Murga –que reitera este viernes en una tribuna en elDiario.es que nos encontramos ante una segunda ola–, que ese concepto, el de "segunda ola", no es algo unívoco y que, según su criterio, aplicaría el término si se constatara una "transmisión comunitaria generalizada". Este tipo de transmisión implica que no se pueden trazar las cadenas de contagio de contacto a contacto. Pero, aparte de estas decisiones o análisis, los informes de Sanidad han revelado una tendencia preocupante sobre la que han alertado los epidemiólogos: el aumento de la positividad de las PCR, es decir, el porcentaje de pruebas realizadas que resultan positivas. Según los datos del Ministerio, esa tasa se ha ido incrementando en el último mes y ha pasado de ser el 1,7% en las pruebas realizadas en Atención Primaria y el 1,2% en hospitales en la semana 29 de junio al 5 de julio al 12,9% y 9,7% en la semana del 27 de julio al 2 de agosto.

Desde el inicio de la 'nueva normalidad', las comunidades autónomas han ido reportando cada vez más casos de COVID-19, pero la situación no es la misma que la de marzo. Ahora la capacidad de detección es mucho mayor, es decir, vemos más de la epidemia de lo que éramos capaces de identificar antes. Esto se traduce, entre otras cosas, en que en torno al 60% de los casos son asintomáticos o presintomáticos y en la bajada de la letalidad. Son indicadores resaltados esta semana por Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, que, al mismo tiempo, ha subrayado la existencia de esta tendencia negativa sobre las pruebas diagnósticas de laboratorio.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2020 - 17:39 h

Descubre nuestras apps

stats