La UE fija por ley las emisiones cero para 2050 sin marcar una senda de objetivos escalonados desde el primer día

La activista por el clima Greta Thunberg, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el vicepresidente Frans Timmermans; y el comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, este miércoles en Bruselas.

La Unión Europea quiere fijar por ley las emisiones cero para 2050. Y, para ello, anuncia que debatirá en septiembre de 2020 aumentar el objetivo de recortes para 2030 hasta el 50%-55, que se sitúa actualmente en el 40% en comparación con las emisiones de 1990. Pero no establece más trayectoria de objetivos a corto plazo previos y escalonados para llegar a esa meta en 2050.

El pacto verde de la UE: neutralidad de carbono en 2050, reducción de emisiones al 55% para 2030 y una promesa sin concretar de 100.000 millones

El pacto verde de la UE: neutralidad de carbono en 2050, reducción de emisiones al 55% para 2030 y una promesa sin concretar de 100.000 millones

La propuesta, presentada este miércoles por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, es la piedra angular del Pacto Verde europeo, una estrategia de gran alcance que prevé una reforma radical de la economía europea en las próximas tres décadas, si bien no establece cómo hacerla.

El proyecto, adelantado el martes por El País, establece es que la Comisión analizará cada cinco años, a partir de 2023, la senda de descarbonización de la UE para evaluar si las medidas aplicadas por los 27 son suficientes.

Greta Thunberg y el colectivo de activistas climáticos han firmado una carta abierta en la que consideran que la norma ley climática de la Comisión Europea es una "rendición".

"Estamos en una crisis que nunca ha sido tratada como una crisis", afirman los activistas: "No solo necesitamos objetivos para solo 2030 o 2050. Sobre todo, los necesitamos para 2020 y cada mes y año siguiente. Esta ley climática es una rendición, porque la naturaleza no negocia y no puedes hacer componendas con la física".

En los mismos términos se ha expresado la joven activista durante su intervención este miércoles en la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, donde, echando mano de uno de sus lemas más repetidos, ha equiparado la ley a "darte cuenta de que tu casa está en llamas y entrar dentro a acabar de hacer la cena". "Si tu casa está en llamas, no esperas unos años para apagar el fuego. Y, sin embargo, esto es lo que propone la Comisión hoy", ha afeado Thunberg en un duro discurso que ha recibido un largo aplauso de los asistentes. También ha criticado que la UE se presente como líder en la lucha contra el cambio climático "mientras sigue subsidiando infraestructuras para combustibles fósiles".

El borrador de ley, aprobado este miércoles por el colegio de comisarios, deberá ser negociado con el Consejo Europeo y la Eurocámara. Sobre todo en el Consejo encontrará detractores, en particular el grupo de Visegrado –Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría–, que señalarán el artículo en el que otorga a la Comisión el poder de introducir recortes de emisiones más ambiciosos después de 2030 mediante actos delegados, lo que dificulta que los países de la UE y el Parlamento Europeo bloqueen tales acciones. Polonia fue el país que bloqueó la conclusión unánime de los líderes de la UE para comprometerse al objetivo de emisiones cero para 2050.

"Está en manos de Angela Merkel decidir si vamos rápido [en la ley climática] o disminuimos la velocidad", dice Pascal Canfin en el Financial Times, eurodiputado francés que preside la Comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara. "Necesitamos saber dónde se encuentra Alemania".

El texto prevé que "en junio de 2021, la Comisión revisará y, cuando sea necesario, propondrá revisar, todos los instrumentos de política relevantes para lograr las reducciones de emisiones adicionales para 2030", además de proponer, sin concretar, "el establecimiento de una trayectoria de 2030-2050 en toda la UE para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, para medir el progreso y dar previsibilidad a las autoridades públicas, las empresas y los ciudadanos".

Para septiembre de 2023, y cada cinco años a partir de entonces, "la Comisión evaluará la coherencia de las medidas de la UE y nacionales con el objetivo de neutralidad climática y la trayectoria 2030-2050".

Además, la Comisión "estará facultada para emitir recomendaciones a los Estados miembros cuyas acciones sean incompatibles con el objetivo de neutralidad climática, y los Estados miembros estarán obligados a tener debidamente en cuenta estas recomendaciones o explicar su razonamiento si no lo hacen. La Comisión también puede revisar la adecuación de la senda y las medidas a escala de la Unión".

"Los Estados miembros también deberán desarrollar e implementar estrategias de adaptación para fortalecer la resiliencia y reducir la vulnerabilidad a los efectos del cambio climático", sostiene el texto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats