La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

BlaBlaCar supera el ritmo pre-pandemia con la vista puesta en la liberalización del autobús

BlaBlaBus, el servicio de trayectos en autobús de BlaBlaCar, de momento solo está disponible en España para viajes con origen o destino en el extranjero.

Cada vez más sectores pueden anunciar su vuelta a cifras similares a las que registraban antes de la pandemia. Uno de ellos es el de la movilidad compartida, que fue uno de los más afectados por la crisis del coronavirus pero que ya vuelve sobre sus pasos: BlaBlaCar registró el pasado puente del Pilar (del 9 al 12 de octubre) su pico de viajes efectuados por sus usuarios en España. Superó en un 2% su anterior tope de trayectos realizados durante el puente de todos los santos de 2019.

Airbnb y BlaBlaCar buscan hacer negocio en la España vaciada

Airbnb y BlaBlaCar buscan hacer negocio en la España vaciada

"España ha sido el primer país que ha alcanzado esta meta de volver a cifras de 2019, cosa que nos ha sorprendido hasta a nosotros", ha afirmado en una reunión con periodistas Florent Bannwarth, director de operaciones para España y Portugal del servicio para organizar viajes compartidos, que cumple ahora 12 años de actividad en la península. El hito consolida las cifras registradas en las últimas dos semanas de agosto de 2021, cuando también se superó ligeramente el número de viajes que se organizaron en el mismo período de 2019.

España es un "mercado maduro" para la empresa francesa, ha manifestado Bannwarth. El 37% de los jóvenes españoles entre 18 y 35 años tiene cuenta en la aplicación, aunque su público "es cada vez más diverso. De hecho, la edad media de los usuarios ya es de 32 años", ha revelado el responsable de BlaBlaCar. En total, 7 millones de españoles se han registrado en el servicio, siendo Andalucía, donde una de cada cuatro personas tiene cuenta, la autonomía que ha logrado mayor implantación. La distancia media de los viajes reservados en la app en España es de 270 kilómetros y el precio medio son 12 euros.

A pesar de las buenas cifras, la empresa ve espacio para crecer. "Sabemos que los trayectos en coche compartido representan solo un 5% de los viajes de larga distancia que se realizan en España", detalla Bannwarth: "Compartir un trayecto siendo conductor o buscar un coche compartido siendo pasajero se va a convertir en algo muy natural en los próximos años".

Para sostener ese crecimiento, la compañía (que suma 100 millones de usuarios en 22 países) captó 97 millones de euros de diferentes inversores el pasado abril. Una parte la invirtió en la compra de la compañía de autobuses ucraniana Octobus, especializada en la gestión de trayectos y flotas mediante inteligencia artificial. Su objetivo es multiplicar su oferta en este sector, con el que actualmente conecta unas 400 ciudades europeas, sobre todo en Francia y en Alemania, y que ya representa un 20% se su negocio global.

La edad media de los usuarios ya es de 32 años

Florent Bannwarth director de operaciones para España y Portugal de BlaBlaCar

En España la reserva de viajes en BlaBlaBus también está disponible, pero solo para viajes con origen o destino en el extranjero. "Estamos avanzando cada vez más hacia la multimodalidad y la intermodalidad. Desde hace dos años tenemos los buses de BlaBlaCar, que son de larga distancia. En España, por la peculiaridad de tener un mercado concesional, solo podemos operar líneas internacionales, con buses a la carta que salen de Barcelona o San Sebastián, por ejemplo", ha detallado Bannwarth.

Esta situación, no obstante, podría cambiar próximamente.

El melón de los autobuses en España

"Cuando analizamos el sector nos dimos cuenta que había concesiones a empresas de transporte de viajeros por carretera que llevaban 25 años, lo cual nos provocó la alarma, pero cuando seguimos investigando nos encontramos que había concesiones que llevaban 100 años. Esto no puede ser", reconocía en 2019 el entonces presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. "Es la punta del iceberg de un problema serio en el que estamos trabajando", añadía.

Con la pandemia cruzándose en el camino, se espera que la CNMC publique sus recomendaciones para renovar el sector de los autobuses de forma inminente, este otoño. La elección será entre mantener el actual sistema concesionar o afrontar una liberalización como la que acaba de afrontar el sector del ferrocarril.

El transporte de viajeros por carretera se caracteriza por ser un mercado muy atomizado. En España dan servicio unas 3.200 empresas concesionarias, que disponen de unos 45.000 autobuses. La principal patronal del sector, Confebus, aboga por mantener el sistema actual. Pymes y otras asociaciones como Anetra, que agrupa al 10% de las empresas, piden la liberalización de algunas líneas.

"Creemos necesario un cambio del actual modelo concesional hacia un sistema mixto que combine líneas liberalizadas y rentables con otras necesariamente compensadas por la Administración, modelo sectorial prácticamente unánime en el conjunto de países de la Unión Europea", piden desde Anetra.

"Madrid-Barcelona es rentable en un tráfico con inicio en Madrid y destino Barcelona, pero por el camino se incluyen muchos pueblos que los atiende también la línea. Si tú dejas a la iniciativa privada lo ponen directo y todo lo que hay por medio no se atendería. Y si en el contrato con la Administración te obliga, no tiene más narices que hacerlo", alegan desde Confebus.

A la espera de la decisión de la CNMC, empresas como BlaBlaCar se posicionan para entrar en el mercado si este se liberaliza. Al respecto de la necesidad de atender paradas intermedias entre las grandes urbes que concentran la demanda de origen y destino de los trayectos, la app ha presentado este jueves los resultados de un sistema al que ha denominado "Boost". Presentada en junio, esta tecnología manda a los conductores solicitudes de reserva de viaje cuando tienen la posibilidad de recoger a un pasajero en algún punto intermedio de su ruta.

"Podemos decir que en España hoy en día el 20% de los viajes que se hacen en BlaBlaCar se hacen gracias a esa tecnología", ha revelado Bannwarth. En BlaBlaBus no se comparten gastos como con el servicio de compartir coche, sino que tiene un modelo tradicional de venta de billetes y precio según demanda.

Publicado el
19 de octubre de 2021 - 20:09 h

Descubre nuestras apps

stats