eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Honrar unidos a las víctimas

Homenaje a las víctimas del atentado en la Rambla de Barcelona

Sea un presidente de la República o sea un rey, como es nuestro caso, en el homenaje a las víctimas de un atentado terrible, el jefe de Estado tiene la obligación de estar ahí, en representación de todos. No es aceptable pues ningún veto político a su presencia, como tampoco lo sería la ausencia o el veto al actual president de la Generalitat de Cataluña.

Sin embargo, el veto se ha formulado desde ambientes independentistas, si bien con saludables matices, acentuado por el anuncio previo del president Torra de no invitar al jefe del Estado a Cataluña. En la línea de esta sana actitud se encuadra la de la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, con su anuncio de que la entidad independentista no organizará acto alguno de boicot o protesta ante el rey. Lo argumenta así: “Aquí hay unos protagonistas centrales, que son las familias de las víctimas”.  Similares términos ha utilizado Marcel Mauri, vicepresidente de Omnium, pidiendo que sean las víctimas y los cuerpos policiales el centro de atención en la conmemoración de ese día aciago.

Para no obviar sus reivindicaciones de base, ANC y Omnium Cultural han optado por manifestarse ese día 17 por la tarde frente a la prisión de Lledoners, arropando a Joaquim Forn, conseller de Interior durante los atentados, quien arrastra ya 9 meses de reclusión preventiva por el 1-O.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Estereotipos ideológicos y niveles de conciencia

Viandantes en una ciudad

¿Son las personas de izquierdas pobres y las de derechas ricas? ¿Son las personas de izquierdas incultas o con baja formación y las de derechas con mucha formación y cultas? Habitualmente se asocia los votantes de Podemos o IU a perroflautas, obreros, parados o pringados y los del PP y Cs a gente con altos ingresos y con educación superior. Obviamente estos son estereotipos ideológicos, los cuales conllevan, por ejemplo, que un dirigente o votante de izquierdas no puede o debe tener altos ingresos, y por lo tanto no puede comprarse una vivienda de calidad ni un vehículo caro o pasar las vacaciones en un lugar exótico.

Sin embargo, y de acuerdo con los datos publicados en los últimos años fruto de encuestas, esto no es así. Por ejemplo, dentro del grupo de personas con mayores ingresos el partido más votado es Podemos; y dentro del grupo de las personas con estudios superiores el partido más votado es Podemos. Asimismo, hay un número elevado de obreros, o votantes con bajos ingresos que votan al PP ¿Por qué ocurre esto? Obviamente por un lado están los estereotipos, que a algunos les interesa defender, y otra cosa muy distinta es la realidad, que es más compleja. En cualquier caso, esto no quiere decir que no haya gente con pocos recursos que vote izquierda, y al revés.

Desde mi punto de vista, la respuesta a todo esto o lo que determina el posicionamiento ideológico de las personas radica en su nivel de conciencia, con independencia de sus ingresos. Y este nivel de conciencia puede venir afectado por la educación, aunque no tiene porqué.

Seguir leyendo »

Carta de Jordi Cuixart a Jaume Asens: "Intentando quitarnos la fuerza, nos la han dado toda"

Acceso a la cárcel de Lledoners, en la que Jordi Cuixart permanece en prisión preventiva

Queridísimo Jaume, 

He empezado esta carta varias veces, pero hoy he recibido la visita de Olivier Peters y Benet Salellas, y he sabido que era el día de terminarla. Sois una generación de abogados «militantes» que encarnáis lo mejor de la lucha antifascista, recuperando los clásicos como Vergès, Liebknecht o Dimitrov, hacéis que todos seamos un poco más libres. 

La última visita fue el día de nuestra llegada a Lledoners y el último abrazo durante el encuentro (¡en sala!) con Pablo Iglesias en Soto del Real, el 26 de mayo, pocos días antes de nuestro traslado. Quería decirte que eres de las personas que más admiro por tu coherencia y valentía, por no tener miedo de salir del rebaño y huir del dogmatismo, en palabras de Sergi Picazo: un hombre de frontera; como decía el president Torra: un hombre puente. También quiero darte las gracias por estar siempre allí, incluso cuando discrepamos; conozco a poca gente que dedique tantos esfuerzos como tú a matizar los posicionamientos y encontrar oportunidades en ello. Gracias por toda la complicidad durante estos nueve meses de cautiverio, pero sobre todo por el antes eterno, cuando los focos estaban lejos y discutíamos durante las sobremesas inacabables en la Vila de Gràcia, en la terraza de Nel·la y Bosch, o al acabar la mani de turno. Podría pasar horas explicando que siempre estás allí, en el escenario en Nou Barris defendiendo la democracia o a pie de calle para cerrar los CIE, delante de los colegios el 1-O o en los actos de «Demà pots ser tu» - « Mañana puedes ser tú», para concienciar a la ciudadanía sobre la vulneración de derechos fundamentales, o también en la mani de los derechos sociales de Via Laietana, en los actos de La Model contra los crímenes del franquismo o en las Nits de Santa Llúcia; sin cultura no hay revolución. 

Seguir leyendo »

Nicaragua, en el ojo del huracán

Entierro de víctimas de la violencia en Nicaragua

Nicaragua es conocida en España por la revolución sandinista protagonizada en el año 1979 pero también por los reportajes de Carmen Sarmiento, una vez ganada la guerra, en los que se narraba el asedio de la Contra, alimentada por Ronald Reagan, y que Carmen denunciaba por el suelo revolver en mano para protegerse de los paramilitares.  Sin duda, la situación ha cambiado y el Gobierno de Ortega ya no es el mismo de los 80, muchos aseguran que ya no tiene nada de sandinista y que Ortega se ha convertido en un dictador represor.

Decía Gabriel García Márquez que Nicaragua es el único país que estuvo inscrito en el registro de la propiedad, que perteneció a una familia. Nicaragua fue un país sin identidad que pasaba de mano en mano como la “bien pagá” llegando a ser ocupada por Estados Unidos de 1912 a 1933. Más allá de 1933 el control sobre su soberanía ha sido una constante por parte de los EUA.

La guerra declarada por parte de los EUA al sandinismo no es ninguna fantasía difícil de constatar con documentación histórica reciente, ahora bien, ¿significa eso que las actuales revueltas por parte de la sociedad civil de Nicaragua, sean manipulaciones financiadas y alimentadas por los EUA? Esto es algo más difícil de constatar, puesto que aunque USAID reconoce sin problemas que financia organizaciones nicaragüenses que participan en las revueltas, los primeros en salir a la calle legítimamente fueron los jubilados que no entendieron la cotización del 5% que el Gobierno les planteaba.

Seguir leyendo »

Construyendo imaginarios antirracistas: comunidad afro de España

Varias personas participan en el Festival Afroconciencia, en Madrid.

Ante el intento del Partido Popular, Ciudadanos y Vox de enarbolar un discurso racista y xenófobo para intentar crear un estado de alarma y miedo en nuestra sociedad y, así, desviar el foco de atención de los cambios estructurales que necesita nuestro país para recuperar las instituciones y revertir las políticas de recortes que nos han llevado a la precarización de nuestras vidas, nosotras, desde Unidas Podemos, seguimos trabajando por un proyecto de país feminista y antirracista que ponga en el centro la recuperación de esa idea de justicia social que defendieron y defendemos muchas, como reza el lema del Decenio Internacional para los Afrodescendientes, ¨Reconocimiento, Justicia y Desarrollo¨, es lo que necesitamos contra el discurso racista y xenófobo de Casado y compañía.

Concluimos hace unos días el periodo de sesiones en el Congreso de los Diputados. Hemos vivido un camino apasionante de cambios inmediatos, y sin apenas distancia histórica para una reflexión profunda de todo lo acontecido. Entrar en un espacio donde no se nos esperaba va más allá del imaginario político y colectivo. Desde el primer día, el reto que me planteé al aterrizar en el Congreso fue el de comprender las costuras de este armazón, construir resistencias y, de una manera firme, sin mucho ruido, empezar a escuchar y a tejer al ritmo de las voces que hicieron posible que estuviéramos aquí. A pesar de los disimulos, el barniz y las piedras en el camino, me he planteado sortear las dificultades para corresponder al mandato de la gente.

De esta manera, escuchando, empecé a participar en actividades, reuniones y encuentros organizados por diferentes asociaciones y entidades de la comunidad africana y afrodescendiente. Comencé a conocer, y, sobre todo, a reconocerme, a indagar en mis recuerdos de infancia, de juventud, compartir con todas las personas africanas y afrodescendientes que he conocido durante estos meses de trabajo. Muchas me han enseñado algo muy valioso y, es que la experiencia encarnada es un valor, aun así, esta no es suficiente. La idea de comunidad que se está creando dentro del tejido social, organizaciones y asociaciones, hermanos y hermanas, está directamente relacionada con la puesta en valor de la herencia africana de la heterogénea población afro que habitamos en este país, y, además, es una forma de significar la experiencia propia que nos sirve como marco desde donde apropiarnos de espacios políticos históricamente negados. La conciencia no es un resultado, es la condición de un proceso y, ellos y ellas están atravesando conmigo este camino, hoy siento y sé que formo parte de una identidad política en movimiento, viva, en construcción, un pedazo de esa identidad múltiple y compleja que muchas habitamos, soy de la comunidad africana y afrodescendiente de España.

Seguir leyendo »

Cuatro mujeres sirias

Fadwa era actriz. Natural de Alepo, fue durante años una de las estrellas más reconocidas de Siria. En 2011, cuando estallaron las protestas en la ciudad de Homs, se convirtió en un icono revolucionario. Su imagen, rodeada de manifestantes, cabello rapado al dos y pañuelo palestino, contrasta con su apariencia sólo unos meses antes. Incluso la voz, aquella cadencia dulce que enamoró a toda una generación de sirios, sonaba diferente en los gritos, apasionados y roncos, con que animaba a la ciudad de Homs a continuar el movimiento de desobediencia que inspiraba la resistencia contra la dictadura en el resto del país. El hecho de que perteneciese a la confesión alauita, igual que el régimen de los Asad, ponía en cuestión el relato oficial que desacreditaba las protestas. Tuvo que huir a Francia después de que las autoridades anunciasen que la buscaban viva o muerta.

Fadwa Suleiman  / Imagen obra de Rami Jarrah

Fadwa Suleiman / Imagen obra de Rami Jarrah

May también era actriz. Recuerdo la mirada de fascinación que le dirigió  mi pareja de entonces aquel verano de 2008 en la Cueva de Baal, el bar de Damasco que frecuentábamos. “Es May Scaff, la amo...”, me dijo él, despertando una punzada de celos hacia aquella mujer bellísima que reía y bailaba, rodeada de amigos. Le conté aquella anécdota en 2013, cuando la conocí finalmente en Ammán, durante una reunión de defensores de derechos humanos sirios residentes en Jordania, y recuerdo que rió de buena gana. Comimos, bebimos, intercambiamos largas conversaciones sobre el presente y el futuro del país, en aquellos días en los que todavía esperábamos justicia. En sus últimas imágenes, casi siete años después de aquellas protestas en las que participó activamente, su rostro se había endurecido, las canas cubrían su cabello casi por completo y costaba reconocer a la belleza relajada de otra época.

Seguir leyendo »

Carta abierta para ti, cuñado binario

63 Comentarios

Personas no binaries en el Orgullo de Londres en 2016.

Querido cuñado, sé que te encanta oírte, pero cállate un momento y permíteme presentarme. Me llamo Pable y, además de otras muchas cosas, porque quiénes somos no se limita simplemente a esto, soy una persona trans no binaria. Pero como esto va de visibilizar, me centraré en eso, porque si te digo que tengo 23 años o que estudio dos carreras, eso lo entiendes, y por algún extraño motivo esas cosas no te parecen artificios creados por la sociedad, pero mi género sí. Por hacerlo algo más interesante, te diré que soy la persona a la que pegaste en la puerta de una discoteca mientras negabas su identidad en un nuevo ataque tránsfobo, simplemente porque tú me veías como un hombre y yo te dije que no lo soy, como  publicaba este diario hace unos días.

Repito, soy trans no binarie. No, eso no significa que no tenga género, tampoco que vaya a destruirse la sociedad occidental porque mi género sea uno del que no oíste hablar en el colegio o que yo sea algo extraño que va a traumatizar a tus hijes si nos cruzamos por la calle. Tampoco me refiero al modo cómo me visto, o a con quién me acuesto o no. Significa simplemente que mi género es distinto a los dos géneros binarios, mujer y hombre. No es lo que siento, mi género no es una emoción, yo me siento alegre, triste o frustrade (de que no respetes mi identidad), pero no binarie soy. Ni siquiera me gusta la expresión “con lo que me identifico”, es lo que soy, así de fácil, al igual que un hombre cis es un hombre. No te pido que entiendas esto si tus neuronas educadas en el binarismo de género explotan en un infructuoso intento de procesarlo, sólo te pido que lo respetes.

Ah sí, y lo de trans, eso significa que el género que me asignaron al nacer en base a lo que vieron entre mis piernas es distinto a mi género, porque mi género lo digo yo, no lo dicen una ecografía, le ginecóloge de turno o tú, mi querido cuñado, por mucho que tengas interiorizado que necesitamos lo más mínimo tu opinión de mierda. Por este motivo yo utilizo la palabra trans para definirme, otres compañeres no binaries no, yo no hablo por todes, al igual que tú no hablas por todos los cisheteros cada vez que abres la boca.

Seguir leyendo »

Carta abierta para ti, cuñado binario

Bandera del movimiento de las personas no binarias

Querido cuñado, sé que te encanta oírte, pero cállate un momento y permíteme presentarme. Me llamo Pable y, además de otras muchas cosas, porque quiénes somos no se limita simplemente a esto, soy una persona trans no binaria. Pero como esto va de visibilizar, me centraré en eso, porque si te digo que tengo 23 años o que estudio dos carreras, eso lo entiendes, y por algún extraño motivo esas cosas no te parecen artificios creados por la sociedad, pero mi género sí. Por hacerlo algo más interesante, te diré que soy la persona a la que pegaste en la puerta de una discoteca mientras negabas su identidad en un nuevo ataque tránsfobo, simplemente porque tú me veías como un hombre y yo te dije que no lo soy, como publicaba este diario hace unos días.

Repito, soy trans no binarie. No, eso no significa que no tenga género, tampoco que vaya a destruirse la sociedad occidental porque mi género sea uno del que no oíste hablar en el colegio o que yo sea algo extraño que va a traumatizar a tus hijes si nos cruzamos por la calle. Tampoco me refiero al modo cómo me visto, o a con quién me acuesto o no. Significa simplemente que mi género es distinto a los dos géneros binarios, mujer y hombre. No es lo que siento, mi género no es una emoción, yo me siento alegre, triste o frustrade (de que no respetes mi identidad), pero no binarie soy. Ni siquiera me gusta la expresión “con lo que me identifico”, es lo que soy, así de fácil, al igual que un hombre cis es un hombre. No te pido que entiendas esto si tus neuronas educadas en el binarismo de género explotan en un infructuoso intento de procesarlo, sólo te pido que lo respetes.

Ah sí, y lo de trans, eso significa que el género que me asignaron al nacer en base a lo que vieron entre mis piernas es distinto a mi género, porque mi género lo digo yo, no lo dicen una ecografía, le ginecóloge de turno o tú, mi querido cuñado, por mucho que tengas interiorizado que necesitamos lo más mínimo tu opinión de mierda. Por este motivo yo utilizo la palabra trans para definirme, otres compañeres no binaries no, yo no hablo por todes, al igual que tú no hablas por todos los cisheteros cada vez que abres la boca.

Seguir leyendo »

Otra vez el techo de los gestos

25 Comentarios

Otra vez la izquierda confunde medios y fines, principios y responsabilidad, lo bueno y lo mejor, absteniéndose en la votación del techo de gasto, propuesto por el Gobierno como paso previo al proyecto de presupuestos.

Dicen desde Unidos Podemos y otros que la propuesta de incremento era insuficiente y continuista, destinada a contentar al Partido Popular y a su mayoría absoluta en el Senado para eludir el más que cantado veto. Argumento absurdo por inverosímil, sobre todo después de la elección del señor Casado y su decisión de bloquear en la Cámara Baja cualquier medida propuesta por un 'gobierno okupa', incluidos los temas de Estado como la política de inmigración o la política territorial.

Otros aducen de nuevo la falta de negociación previa con los que han sido sus aliados en la moción de censura, tanto en el monto como en su distribución entre el margen de déficit y la seguridad social.

Seguir leyendo »

Secretos, mentiras y cintas de audio

Fotograma de la película 'Sexo, mentiras y cintas de video'

Muchos lectores habrán adivinado que el título de este artículo guarda muchas semejanzas con el de una película de éxito que conquistó la Palma de Oro en Cannes: Sexo, mentiras y cintas de video. En estos últimos días, han caído sobre las agitadas aguas de nuestra vida política los contenidos de las cintas que, según los que aseguran estar bien informados, grabó el Comisario Villarejo a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Su contenido revela actuaciones del Rey Emérito Juan Carlos I, que, en el caso de confirmarse con pruebas más sólidas, nos enfrentaría a la comisión de hechos de indudable trascendencia delictiva.

La relevancia del protagonista y los métodos que al parecer se utilizaron, eleva la categoría de las revelaciones a niveles de grave conflicto político, que no siendo exclusivo de la monarquía parlamentaria española, no puede sustraerse al conocimiento de los ciudadanos sin grave quebranto de los fundamentos del sistema democrático, basado en la soberanía popular y la igualdad de todos ante la ley, como solemnemente proclamó el Rey Emérito en un discurso institucional.

Volviendo al título de la película, olvidémonos del sexo, que ningún interés o trascendencia puede tener en este caso y sobre el que nadie está autorizado para inmiscuirse o fisgonear entrometiéndose en la intimidad ajena. En todo caso, no se puede discutir la relevancia de las posibles mentiras, pero es incuestionable que la injustificada barrera del secreto alimenta la sospecha generalizada, acrecentada por la utilización de inconsistentes argumentos de descargo y justificación.

Seguir leyendo »