eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Madrid Central es salud pública

El nuevo gobierno municipal de Madrid apoyado por PP, Cs y Vox parece que tiene la voluntad de acabar con Madrid Central anulando lo que denominan "política de prohibiciones y restricciones de los últimos cuatro años puesta en marcha con este proyecto", según se desprende de los acuerdos firmados hace unos días.

Madrid Central es una zona de bajas emisiones que comenzó a funcionar
en noviembre de 2018 y es una medida contenida en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático que, en sus 472 hectáreas, evita un 37% de los kilómetros recorridos antes de su puesta en marcha y un 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante que afecta a la salud y cuyos niveles incumplían la normativa desde 2010.

Madrid Central es también un proyecto presentado ante la UE y aprobado por el organismo comunitario, dentro de los compromisos de España para con la UE en materia de descarbonización.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Vuelven las corbatas

El concejal de Vox Javier Ortega Smith y el alcalde madrileño del PP José Luis Martínez-Almeida

Poco más de dos años después de que Esperanza Aguirre presentara su dimisión como concejala del Ayuntamiento de Madrid tras la detención y entrada en prisión del que fuera su mano derecha en el gobierno regional, Ignacio González, el Partido Popular recupera la alcaldía. Transcurrido apenas un año desde que Cristina Cifuentes tuviera que dimitir al conocerse el “caso Máster” y hacerse público un video en el que era interceptada por un guardia de seguridad mientras intentaba, presuntamente, llevarse un par de botes de crema sin pasar por caja. Cuando no han pasado ni seis meses desde que el tribunal del Tribunal de Cuentas condenara a Ana Botella y a todo su ejecutivo a devolver 23 millones de euros a las arcas públicas por malvender 1860 viviendas municipales a un fondo buitre, tenemos de nuevo al PP a los mandos del ayuntamiento. Pese a no haber ganado las elecciones y haber obtenido el peor resultado de su historia en la capital. Por eso esta vez no viene solo. Lo hace acompañado de un partido que se decía «regenerador» como Ciudadanos y de otro como Vox, una fuerza de extrema derecha que afirma que no existe la violencia machista y que considera al colectivo LGTB un lobby deprivilegiados a los que quiere mandar a la Casa de Campo.

Sin estos apoyos, el PP no habría alcanzado el gobierno de la ciudad. Pero sabíamos que se pondrían de acuerdo. Lo sabíamos desde que los resultados de la noche electoral del 26M otorgaran mayoría absoluta a la suma de estos tres partidos. Todo lo que hemos visto y oído desde entonces no ha sido más que un patético vodevil cuyo final estaba escrito de antemano. Los tres han formado gobierno. De momento, con políticas y medidas pactadas (y enmendadas) y en poco tiempo con cargos y responsabilidades compartidas (el PP y Vox se han dado 20 días para cerrar el acuerdo). Por mucho que Ciudadanos se esfuerce en repetir que su pacto es solo con los populares, los decretos de competencias y los nombramientos tanto en las presidencias de los distritos como en los niveles intermedios de las áreas gubernamentales, que se irán sucediendo en las próximas semanas, revelarán que no nos lo habían contado todo.

La ultraderecha forma ya parte del gobierno de Madrid y sus votos serán decisivos para sacar adelante los presupuestos o aprobar aquellos expedientes que requieran mayoría absoluta. Porque sin los cuatro concejales de Vox, los escaños de Más Madrid y PSOE (27) superan a la suma de PP y Ciudadanos (26). La aritmética no engaña.

Seguir leyendo »

El bulo de "la picadura de araña más mortífera que una cobra" en Alicante

La araña 'Loxosceles rufescens' / J. Lluch

El reciente caso de la supuesta picadura de una araña violinista (Loxosceles rufescens) en el interior de la Comunidad Valenciana ha vuelto a poner a las arañas en el punto de mira. Según varias noticias aparecidas en medios de comunicación, incluidas televisiones nacionales, y por supuesto en redes sociales, un hombre de 45 años había permanecido diez días ingresado en el Hospital de Elda (Alicante) tras haber sido mordido por ese tipo de araña. El Departamento de Salud de Elda desmintió, a través de un comunicado de prensa, que hubiera algún paciente ingresado en su hospital por picadura de araña en esas semanas o que hubiese una alerta por picaduras de arañas y, mucho menos, una plaga. Trataban de tranquilizar a la población señalando que las especies de arácnidos autóctonas no eran tan peligrosas como habían apuntado muchos medios. Aún así, se creó una alarma social sin fundamento.

¿Debemos temer a las arañas que habitan en la península ibérica? Las causas del temor irracional del ser humano a las arañas son complejas e incluyen factores genéticos, comportamientos adquiridos y aspectos culturales, entre otros. En el miedo irracional que provocan en muchas personas, influye el tratamiento que de ellas ha hecho el cine. Una treintena de películas comercializadas de ciencia-ficción y terror tienen a las arañas como protagonistas. Aracnofobia (1990) y otras tantas han contribuido a que el miedo irracional a las arañas se haya extendido dentro y fuera de nuestra cultura, del mismo modo que la película Tiburón (1975) junto a otros casi 70 títulos han producido el mismo efecto hacia los escualos.

En el caso de Alicante, ¿de dónde provino la alarma? En primer lugar, habría que destacar que el paciente no ingresó por una picadura. Tal y como refleja su informe médico, que el mismo paciente hizo público a través de su perfil personal de Facebook, los especialistas señalaban: "No se observa picadura ni solución de continuidad". El motivo del ingreso fue una celulitis (que, en medicina, es una inflamación del tejido subcutáneo) con infección por Staphylococcus aureus.

Seguir leyendo »

¿Falta talento o sobran jefes que no lo saben liderar?

Me desayuno con un titular: "La falta de talento preocupa al 76% de los CEO de la banca", que paradójicamente aparece en la misma página en la que se anuncian expedientes de regulación que afectan a miles de empleados del sector bancario: ¿En qué quedamos: nos faltan o nos sobran? ¿Es posible que sea verdad que la banca española carece de personas adecuadas, mientras que son miles y miles las inadecuadas?

Si no fuera por el patetismo que denota la primera noticia, y por el dolor que connota la segunda (al margen de que se prejubilen con una cadena de oro), la coincidencia temporal de ambas me hace sospechar que parte del problema no radica en esas personas, sino en quienes las dirigen.

Algunos rasgos de la vida económica española, y social en general, se asemejan preocupantemente al patio sevillano de Monipodio, en el que, según Cervantes, lo que se veía era un trasunto disfrazado de lo que realmente pasaba.

Seguir leyendo »

Derrota como objetivo, Chamartín como espantajo

48 Comentarios

Alba Rico, en una entrevista de hace unos días en Público, aludía con acierto a que "hay una cierta izquierda que considera que la buena dirección es la derrota". Sin duda ha contribuido a la pérdida del Ayuntamiento frente a otra izquierda que, con otros planteamientos, ha conseguido, ensanchando su alcance, la mayoría de los votos en Madrid; en ese feudo de la derecha que siempre ha sido, y tiende a seguir siendo, la capital. Quizás se nos había olvidado, confiando en que la labor de Carmena gobernando la ciudad de otro modo y para todos, podía superar esa condición. Confianza que, malévolamente trasmitida, también ha contribuido a la, de hecho, pretendida derrota.

La izquierda de la derrota cuestiona eso de gobernar para todos. Cuestiona incluso gobernar, gestionar la ciudad. Si ha llegado a las instituciones es para seguir reivindicando, desde ese altavoz, su enfrentamiento impotente ante las fuerzas financieras y empresariales que dominan el mundo y por tanto la ciudad. Ante estas fuerzas, solo cabe la denuncia. Así lo han manifestado de forma expresa algunos ediles que han planteado una candidatura tan supuestamente pura como intrínsecamente perdedora.

La fallida candidatura ha implicado un hándicap para la consolidación de un Ayuntamiento de progreso, pero su efecto ha sido más amplio. Se ha apoyado en una doble aproximación que se ha extendido más allá de los escasos votantes de la imposible alternativa. De un lado, cuestionando precisamente la idea de gobernar para todos, incluidas las empresas. Pareciera que, frente a éstas, el Ayuntamiento hubiera debido oponerse, paralizando sus propuestas. La ciudad, por más que la derecha lo intentó proclamar, no se ha paralizado. Los "puros" lo han intentado y no lo han conseguido.

Seguir leyendo »

Reivindicando a Carmena

Sede del Ayuntamiento de Madrid

Este sábado, 15 de junio, el Gobierno de Manuela Carmena pasa a ser un paréntesis (para algunos siempre lo ha sido) en la ciudad de Madrid, gobernada desde 1989 por la derecha. Durante dos años y tres meses he sido la Directora de Gabinete del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad. No pretendo hacer un análisis de qué ha pasado y por qué, pero sí quiero hablar de mi experiencia y reivindicar con el corazón, -pero también con datos-, la apasionante etapa de Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid.

¿Qué nos dicen los datos? Que a pesar de haber sido la candidatura más votada, no ha sido suficiente para gobernar. En todos los distritos hemos bajado ligeramente. En total 15.731 votos, un 0,9% en el total de la ciudad. La mayoría de los análisis que se han hecho hasta ahora coinciden en que la pérdida de votos de los distritos del Sur ha sido determinante, sobre todo en Vallecas, a pesar de que hay tres distritos por delante en ese porcentaje de bajada: Ciudad Lineal (-2,73%), Latina (-2,55%) y Hortaleza (-2,42%). También se obvia que en otros distritos del sur la bajada ha sido similar. Por ejemplo, Usera presenta datos similares a Tetuán o Centro o que Villaverde o Villa de Vallecas ofrecen datos como Chamartín o Fuencarral.

No pretendo negar que exista esa percepción. Es la que ha permitido argumentar que Carmena se ha dedicado al centro y que se ha olvidado de la periferia, concretamente de los distritos del sur. Evidentemente no hemos sabido transmitir el enorme esfuerzo que se ha hecho sobre todo desde el Fondo de Reequilibrio Territorial, los Planes Integrales de Barrio o los Equipos de Actuación Distrital que han destinado más de 166 millones de euros a reequilibrar la ciudad.

Seguir leyendo »

Voto a los 16: ¿Por qué negarse a ampliar derechos?

La reforma electoral pendiente: ¿Quién tiene miedo?

Iniciar un debate sobre el voto a partir de los 16 años es iniciar una cascada de reacciones que casi siempre ponen en tela de juicio la capacidad de las personas jóvenes para decidir en el ámbito político. Se trata de una cuestión que surge periódicamente y que, de momento en España, no hemos llegado a superar. Algunos países vecinos de la Unión Europea como Austria, Chipre o Malta ya han tomado una decisión al respecto y permiten a las personas de 16 y 17 años votar en todos los niveles electorales.

En nuestro país, sin embargo, tan sólo se ha trabajado en una iniciativa en el Congreso de las y los Diputados en abril de 2016 con la idea de modificar la Ley electoral. Sin embargo, la propuesta fue rechazada por la mayoría del Congreso. Dos años después, en 2018 se volvió a poner en marcha una propuesta de reforma de la LOREG donde también se incluyó el voto a los 16 años, sin llegar a ningún término. Es extraño, que aún tengamos que discutir sobre si una persona puede tener acceso a uno de los derechos más fundamentales de una democracia, como es el de poder votar, pero vivimos tiempos muy contradictorios.

Hay quienes se oponen a este derecho aludiendo que las y los jóvenes son muy influenciables y se dejan llevar por sus emociones, basando su negativa en la inmadurez psicológica de tener 16 años. Argumento que, por desgracia, ya fue utilizado en el pasado para impedir votar a las mujeres y que carecen de una justificación real. Otras personas exponen que "mejor cuando eduquemos correctamente en Democracia" ya que "no se está realmente preparado a los 16 años para poder votar". Pero ¿a los 18 años ya llegamos preparados y preparadas? ¿A los 18 ya tenemos la suficiente madurez psicológica? Son argumentos que, aunque se hagan con la mejor intención de salud democrática, conducen a un sendero peligroso; pues insinuar que hacen falta unas capacidades mínimas para votar nos desliga automáticamente de la cuestión de edad y nos conduce a hablar de niveles de ciudadanía. ¿Cómo se evalúa si se han alcanzado estas capacidades? ¿Con el final de la educación obligatoria (que ocurre, por cierto, a los 16 años)? ¿Creamos la escalofriante figura de un examen de derecho al sufragio? Y así es como se empieza a entender que haya personas que se quejen amargamente de que su voto "vale lo mismo" que el de otras personas.

Seguir leyendo »

Torcer el Derecho

El 26 de mayo pasado las urnas de toda Europa hablaron. A algunos no les gustó lo que dijeron. Muchos se sorprendieron y otros lamentamos la victoria del Frente Nacional de Le Pen en Francia, o la más acuciante posición euroescéptica de un Reino Unido sumido en la locura del Brexit. A quienes se muestran en contra del proceso independentista en Cataluña les herviría la sangre conociendo que Carles Puigdemont recibía el respaldo popular necesario para ser llamado a recoger su acta de europarlamentario. Todas esas impresiones y opiniones son absolutamente legítimas, en democracia. Todas, salvo que provengan de un operador jurídico en la noble misión de impartir recta e imparcial justicia o del Ministerio Fiscal en el ejercicio de la acción penal. Ellos no pueden tener opinión, ni motivación política en la confección de sus decisiones o presentación de informe o dictámenes. Cada cual, al igual que la Abogacía del Estado, ha de seguir lo dictado por la ley y sólo la ley. Torcer el Derecho por razones políticas o evitar situaciones complejas, que supongan verdaderos quebraderos de cabeza para los altos funcionarios encargados de acusar y juzgar, no tiene cabida en un Estado democrático que se rige por el imperio de la Ley.

El político Oriol Junqueras, acusado en el denominado procés, ha cosechado su segunda victoria democrática. En la primera fue llamado a ser diputado del Congreso de España. En la segunda, a convertirse en europarlamentario. La ley dictamina que, para formalizar lo que aclamaron las urnas, es imprescindible recoger el acta que le acredita como tal, y ese acto es indeleble a la condición adquirida en aquellas. Ese documento, que metafóricamente podría corresponderse al altavoz físico que los ciudadanos dan a sus representantes, despliega efectos jurídicos tan importantes como la inmunidad parlamentaria.

Esta inmunidad fue diseñada por el parlamentarismo histórico para garantizar el libre ejercicio de las responsabilidades y derechos políticos de los miembros de la asamblea legislativa en representación del pueblo. Es decir, para preservar y desarrollar la propia esencia de la democracia. Con ella se disipan los intentos de injerencia de otros intereses o poderes, incluso el judicial. Lo que sucede es que sus efectos son manifiestamente distintos cuando se trata de las Cortes españolas o del Parlamento Europeo. La condición de acusado en pleno juicio oral supone que el suplicatorio, que normalmente debería tramitar y, en su caso, aceptar nuestra Cámara Baja nacional, no sea necesario y que conforme con los reglamentos del Senado y del Congreso, la suspensión del flamante parlamentario, y otros en similar situación, iba de suyo. El Parlamento Europeo es diferente: aquí la condición de eurodiputado y su correspondiente inmunidad son automáticas y, en efecto, se habría de requerir la luz verde a un suplicatorio en Bruselas, ante la presencia del portador del acta mientras tanto, inmune, lejos del calabozo, con el proceso interrumpido, su causa internacionalizada y, quizás, de ser concedido el suplicatorio estando en Bruselas, enfrentarse al cansino proceso de entrega que ya todos conocemos.

Seguir leyendo »

Por el futuro del planeta, apostemos por emisiones cero

El Reino Unido aspira a reducir a cero los gases contaminantes para 2050.

El lecho del Mediterráneo convertido en un basurero. Un oso polar desesperado, saltando de un pequeño trozo de hielo a otro. El cielo que cubre nuestras capitales teñido de marrón grisáceo. Todos hemos visto estas imágenes o, si no, otras parecidas, que ponen de manifiesto cómo el medio ambiente está cambiando y la urgencia con la que debemos actuar antes de que sea irreversible.

El Reino Unido es muy consciente de la gravedad de la situación y por ello se acaba de comprometer a acabar con su contribución al cambio climático, eliminando sus emisiones de manera total para el año 2050. Cero emisiones de gases de efecto invernadero. Somos el primer país importante que asume este reto tan grande pero que estamos convencidos de que se puede conseguir, e invitamos a sumarse a todos los demás.

Aunque España aún no tiene nuevo gobierno, en febrero anunció el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-30, que ha recibido numerosas alabanzas por su nivel de ambición y de detalle. Estamos convencidos de que podremos trabajar codo con codo con la nueva administración española para garantizar el futuro de nuestro planeta.

Seguir leyendo »

El antigitanismo de género mata

Mujeres gitanas en la protesta

La hermana de una mujer romaní que no quería continuar una relación de pareja ha sido asesinada este lunes. Su otra hermana murió este martes y su madre está en el hospital. Sin embargo, no serán reconocidas como víctimas de violencia machista, ni tampoco como víctimas de violencia de género porque nos gobierna un Estado retrasado respecto a las demandas de las mujeres en las calles. Por tanto en este caso igualmente que en el resto, lo personal es político también cuando hablamos de las mujeres romaníes.

La igualdad entre mujeres y hombres es el componente estructural que nos vacuna frente a las violencias machistas, entre las que se encuentra la violencia de género. Sin embargo, el Antigitanismo de Género en nuestro país excluye a las mujeres romaníes sistemáticamente tanto de las políticas "feministas" (de Estado) como de las políticas antirracistas (que no existen en realidad). Lo único que el Estado contempla a estos efectos es una asignación presupuestaria de 125.000 euros a cargo de los Presupuestos Generales del Estado para un programa de igualdad en el empleo. ¿Va este dinero directamente a las mujeres romaníes? Por supuesto que no, es otorgado sin criterio ninguno a una organización presidida por un sacerdote varón y payo cuya máxima reflexión sobre la mal llamada "integración" se basa en establecer como indicador el número de matrimonio mixtos. Actualmente, ninguna mujer romaní con formación en igualdad entre mujeres y hombres o la erradicación de violencias machistas está siendo contemplada oficialmente para tomar decisiones en este sentido en las diferentes administraciones. No será porque no haya mujeres formadas entre nuestras filas.

Seguir leyendo »