eldiario.es

9

Empieza la carrera para sustituir a Trump: siete claves de los caucus de Iowa

Desde hace casi medio siglo el privilegio de votar primero y toda la responsabilidad que conlleva un pequeño estado donde vive menos del 1% de los estadounidenses

ANÁLISIS | Le daban por amortizado, pero Bernie Sanders llega a tiempo para dar la batalla, por Iñigo Sáenz de Ugarte

Llegan los "caucus" de Iowa: ¿Quién es quién en las primarias de EE.UU.?

Elizabeth Warren durante un mitin en Des Moines, Iowa EFE

En unas horas, los demócratas empiezan a elegir a su candidato para derrotar a Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre. Como desde hace casi medio siglo, el privilegio de votar primero y toda la responsabilidad que conlleva es para Iowa, un pequeño estado donde vive menos del 1% de los estadounidenses.

¿Por qué son tan importantes los caucus?

Porque van primero y eso es una enorme oportunidad para los candidatos menos conocidos y con poco dinero. Iowa es un estado pequeño en el que, con esfuerzo y dedicación, un político puede hacer campaña de un modo barato y tradicional: yendo pueblo por pueblo y feria por feria durante meses estrechando la mano de los votantes y pidiéndoles su apoyo. Haciendo mítines para una docena de personas en una sala de estar.

La clave es que, al ir primero, el estado es una lanzadera: el ganador de Iowa recibe 40 delegados y el de California, por ejemplo, se lleva 415. Pero el gran premio de Iowa es un aluvión de atención mediática que convierte de inmediato al vencedor en un candidato serio a ganar las primarias. Si un senador desconocido como Obama pudo imponerse a la maquinaria nacional de Hillary Clinton fue gracias a que ganó en Iowa  y su victoria le dio a conocer en todo el país. Los votantes del estado se toman muy en serio su responsabilidad como "catadores" de presidentes y nadie puede aspirar a ganar los caucus sin patearse Iowa de punta a punta explicando sus planes.

¿Por qué son los primeros?

La cosa empezó prácticamente por casualidad y se ha convertido en una tradición sacrosanta de la política estadounidense. Les dieron el primer lugar simplemente porque su sistema de votación era complejo y necesitaba tiempo: en los estados que hacen una primaria basta con abrir los centros de votación, contar las papeletas y declarar el ganador. En Iowa los caucus o asambleas votan cada una por su lado, durante diferentes rondas y el proceso es bastante más difícil.

Sus críticos dicen que es de chiste que un estado pequeño y casi 90% blanco tenga tanta influencia, pero los habitantes de Iowa han defendido su primer puesto con ferocidad: una ley estatal exige que los caucus se celebren al menos ocho días antes de cualquier otra convocatoria en otro estado.

¿Qué es un caucus?

Los caucus son asambleas de barrio o de pueblo, en concreto más de 1.700 a lo largo de todo el estado y en otros puntos del país. Para participar en los caucus demócratas, tienes que estar registrado como votante del partido en Iowa y acudir al lugar de la asamblea a las 19h del lunes. Una vez allí, los votantes se organizan para estar físicamente al lado de los otros partidarios de su candidato. Entonces se hace el primer recuento y los candidatos que en su grupo tengan menos de un 15% de los votantes del caucus quedan eliminados.

Los votantes de esos "eliminados" tienen la opción en segunda ronda de intentar convencer a otros de que se pasen a su grupo para llegar al 15%, irse ellos mismos a unirse al grupo de otro candidato o marcharse a casa. Lo normal es que estén por el caucus representantes de las diferentes campañas tratando de convencerles de que cambien de grupo. Alguno de los candidatos incluso ha recomendado a sus votantes que, si quedan "eliminados", se unan a tal otro candidato en concreto. Después de esa segunda ronda, se anotan los resultados y los delegados que cada campaña ha conseguido para la convención estatal, que a su vez enviará a la convención nacional un número de delegados que son los que elegirán al candidato oficialmente.

¿Quién va a ganar?

Este año la cosa está bonita y reñida. Las encuestas dicen que el senador Bernie Sanders y el vicepresidente de Obama, Joe Biden, están bastante igualados en primera posición. Cerca de ellos están el alcalde de South Bend Pete Buttigieg y la senadora Elizabeth Warren. Resumidamente, se podría decir que tenemos cuatro candidatos fuertes: dos bastante a la izquierda (Sanders y Warren) y dos con perfil más centrista (Biden y Buttigieg).

Esto dicen las encuestas, pero no conviene fiarse. El complicado sistema de votación hace que sea difícil estimar tanto el sentido del voto como la participación. La gente tiene que trasladarse físicamente a una asamblea de noche y con seis grados bajo cero y eso es imprevisible. Nunca hay que descartar una sorpresa y la senadora Amy Klobuchar, aunque por detrás de los cuatro favoritos, lleva semanas subiendo en las encuestas...

¿Qué pasará luego?

Lo normal es que después de Iowa varios candidatos decidan tirar la toalla y retirarse. Los menos conocidos y con pocos recursos tienen una sola bala y son los caucus, si no ganan o quedan en un segundo puesto cercano, varios tendrán que decir adiós. Los que queden avanzarán a la siguiente fase, la crucial primaria de New Hampshire espera ocho días después.

Quien gana en Iowa... ¿gana las primarias?

No tiene por qué, pero la estadística no es mala: en los últimos 24 años, el ganador de los caucus demócratas de Iowa siempre ha sido el que ha acabado llevándose la nominación del partido a la presidencia. Candidatos de fuera del establishment y que lo tenían muy difícil como Jimmy Carter y Obama acabaron en la Casa Blanca, en buena parte, gracias a sus victorias en los caucus de Iowa.

¿Y los republicanos?

Aunque varios estados suelen suspender las primarias del partido del presidente cuando se presenta a la reelección, los republicanos de Iowa están obligados por ley a celebrar sus caucus. Contra Trump se presentan algunos candidatos pero es impensable que ninguno vaya a darle problemas.

Una sociedad mal informada debilita la democracia

Ahora más que nunca se demuestra que la desinformación debilita la democracia y por eso son necesarios medios que te cuenten la verdad: la independencia de eldiario.es es posible porque somos rentables y no tenemos deudas. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de más de 35.000 socios y socias. Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero.

Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.

Más en eldiario.es

ANÁLISIS | Le daban por amortizado, pero Bernie Sanders llega a tiempo para dar la batalla, por Iñigo Sáenz de Ugarte

MAPA | El calendario de las primarias en Estados Unidos

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha