eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El yerno, el hijo, y el asesor, los tres protagonistas del culebrón Trump

Jared Kushner comparece este lunes a puerta cerrada ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado y el martes en la de la Cámara de Representantes

El miércoles les toca al turno a Donald Jr y Paul Manafort ante la Comisión Judicial del Senado

- PUBLICIDAD -
El yerno de Trump también se reunió con el embajador ruso durante la transición

Jared Kushne y Donald Trump EFE

Esta semana se esperan episodios especialmente tensos en el culebrón Trump porque el hijo del presidente, Donald Jr, su yerno, Jared Kushner, y su antiguo director de campaña y viejo amigo, Paul Manafort comparecerán ante los congresistas para explicar por qué, el 9 de junio de 2016, se entrevistaron en la torre Trump de Nueva York, con una abogada rusa de dudosas conexiones, Natalia Veselnitskaya, que les había prometido darles información comprometedora sobre la entonces candidata Hillary Clinton.

Jared Kushner comparece este lunes a puerta cerrada ante la Comisión de Asuntos de Inteligencia del Senado y el martes en la de la Cámara de Representantes. El miércoles les toca al turno a Donald Jr y Paul Manafort ante la Comisión Judicial del Senado.

No está de más recordar quiénes son y qué han hecho:

El yerno

Kushner, de 36 años, no tiene experiencia previa en asuntos de estado. Antes de ocuparse de la campaña electoral de su suegro, se dedicaba a gestionar el imperio inmobiliario de su padre. Y aunque nunca se ha ocupado de asuntos diplomáticos lleva la voz cantante en temas como el proceso de paz en Oriente Próximo (se lleva especialmente bien el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu), las relaciones con China, México y Canadá.

Se casó con Ivanka Trump en 2009. Tienen tres hijos. Dentro del círculo de consejeros de Trump, Kushner no se lleva muy bien con Steven Bannon, el asesor estratégico del presidente. Todo apunta a que el yernísimo es el colaborador en el que más confía el presidente. La prensa estadounidense asegura que fue él quien convenció a Trump de despedir al jefe del FBI, James Comey.

Kushner es una de las piezas claves del enredo ruso. Además de estar presente en el encuentro se entrevistó en diciembre de 2016 con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, afín de establecer una comunicación fluida con Moscú. La reunión tuvo lugar en la torre Trump, en Nueva York y, según la prensa estadounidense, también se abordaron temas como la política de Obama en Siria. Kushner ya había mantenido sendas conversaciones telefónicas con el embajador a lo largo de la campaña entre abril y noviembre de 2016.

La semana pasada Kushner reconoció que se le habia olvidado declarar bienes por valor de diez millones de dólares lo que pondría la fortuna del matrimonio en unos 760 millones de dólares.

Lo que Kushner no hace es hablar con la prensa. De hecho, no habla. Se limita a mantenerse silencioso al lado de Trump. Lo que ha sido objeto de pitorreo. La última entrevista que dio fue a la revista Forbes en diciembre de 2016 donde contó como usó sus conexiones en Silicon Valley para mejorar la campaña de su suegro en los medios sociales.

El hijo

Donald Trump Jr , 39 años, es el hijo de la primera mujer de Trump, Ivana. Fue quien organizó el encuentro con la abogada rusa. No siempre le ha sido fácil llevar su nombre. Después del sonado divorcio de sus padres pasó su infancia en un internado y sólo veía a su padre los veranos. Según la prensa de entonces, no se llevaba muy bien con él.

Al acabar la universidad tuvo un momento un poco disperso en el que se fue a cazar, pescar y beber en Colorado. Pero todo cambió a partir de 2001 cuando finalmente empezó a trabajar en los negocios del magnate. Y empezó a copiarle. Ahora tiene el mismo estilo histriónico del presidente, como se pudo apreciar en el discurso que dio en la convención republicana hace un año. Cuando en 2012 salió en una foto tomada durante un safari en Africa con un cuchillo en la mano y la cola de un elefante que yacía muerto a sus pies, declaró dudarlo: “ Soy un cazador, no tengo porque disculparme.”

Donald Jr tiene cinco hijos con su mujer Vanessa Haydon. Teóricamente se ocupa del imperio de su padre mientras éste dirige el país. A lo largo de estos meses, y antes de que el New York Times desvelara a principios de este mes su encuentro con la abogada rusa, ha estado negando que tuviera nada que ver con el “Rusiagate”, aunque sí ha reconocido haber viajado a Rusia por negocios.

El asesor

Paul Manafort, 69 años, conoce a Donald Trump desde los años 70. Es profesional de la política y del lobbying.

Fue el director de campaña de Trump y organizó la convención republicana hasta que se vio obligado a dimitir en agosto de 2016 por los rumores sobre sus negocios en Rusia. Luego se supo que en efecto había trabajado para el que fuera presidente de Ukrania y aliado de Moscú, Viktor Yanukovych, entre 2012 y 2014, por lo que recibió más de 17 millones de dólares. También habría trabajado para el oligarca Oleg Deripaska, un hombre de negocios cercano a Vladimir Putin, por lo que cobró diez millones de dólares.

Manafort lleva décadas trabajando en la órbita republicana. Empezó en la campaña electoral de Gerald Ford en 1976. También asesoró las campañas de Ronald Reagan, George H.W. Bush, y Bob Dole. Como lobista en Washington asesoró en su momento a clientes como el dictador congoleño Mobutu Sese Seko y al filipino Ferdinand Marcos.

Manafort también está siendo investigado por Robert Mueller, el fiscal especial encargado de averiguar la posible injerencia de Rusia en las elecciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha