eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Trabajadores despedidos de la base de La Legión en Viator demandan al Ministerio de Defensa

Los 15 despedidos han demandado a la empresa, al Ministerio y a la escuela taller del INEM que realiza ahora sus anteriores trabajos.

El trabajo que hasta ahora llevaba a cabo lo hacen militares y una escuela taller del INEM, "pero los militares no entienden de esto", dice uno de los despedidos.

En la base de Viator, donde conviven unas 2.500 personas, se entrenan las misiones internacionales de las tropas españolas. 

- PUBLICIDAD -
La Legión despide a los 200 participantes en la operación Apoyo Irak

Desde principios de año una quincena de trabajadores de mantenimiento de la base militar de Viator se quedaron en una situación de total inseguridad laboral después de que la empresa para que la trabajaban dejara de prestar sus servicios para el Ministerio de Defensa sin ser subrogados por ninguna otra. 

Felipe es uno de los afectados por el problema. Con 56 años, ha cotizado cuarenta como fontanero. Tiene que mantener a un hijo parado y pagar 400 euros mensuales de alquiler. El trabajo que hasta ahora llevaba a cabo lo hacen militares y una escuela taller del INEM, "pero los militares no entienden de esto. La planta de ósmosis está parada, la descalcificadora también y de siete calderas también hay alguna parada. No están preparados para el mantenimiento de la base. No me han servido de nada cuarenta años cotizando a la Seguridad Social. ¿Y quién me va a contratar a mis años?", se lamenta. Algunos de sus compañeros han trabajado durante 14 años en la base militar.

El pasado 18 de diciembre la empresa les envió una nota comunicando que dejaban la base al no prorrogarles la contrata el ejército, pero sin darles carta de despido ni finiquito. Afortunadamente la administración les ha reconocido el desempleo varios meses después, por lo que ya están cobrando el paro a la espera del juicio por la demanda que han interpuesto contra el Ministerio de Defensa, la escuela taller y la empresa Clece, para la que trabajaban hasta ser despedidos.

Se entrevistaron con el coronel de la base quien les contestó que cumplían órdenes de Sevilla. Ante el Subdelegado del Gobierno en Almería defendieron la propuesta de constituir una cooperativa para volver a hacerse cargo de los trabajos de mantenimiento, prometiéndoles el titular del departamento en la provincia, Andrés García Lorca, que iba a defenderla en Sevilla ante el Ministerio al ver que se trataba de una solución viable.

Ya han protagonizado concentraciones en protesta en el centro de la capital almeriense, en un conflicto agravado por la desesperada situación de sus compañeras, las limpiadoras de la base militar, que llegaron a declararse en huelga al estar cuatro meses sin cobrar sus sueldos. "Ha habido situaciones desesperadas entre las chicas", confirmaba Paqui, "aunque parece que ya se soluciona nuestro conflicto porque nos han comunicado que la empresa ya tiene nuevo administrador y desconvocaremos la huelga. La nueva empresa nos asegura que mantiene todos los puestos de trabajo y las condiciones laborales", añade aliviada tras varios meses de incertidumbre laboral sin cobrar, pero denuncia que "mientras nosotras no cobrábamos los sueldos, el Ministerio pagaba religiosamente cada mes la contrata".

El conflicto almeriense de las limpiadoras de la empresa 'Cleanet' es similar en Galicia, Murcia y Madrid, con unas dos mil personas afectadas. El de los trabajadores de mantenimiento de la empresa 'Clece' afecta a Almería y Córdoba.

¿Privatización?

"Creemos que hay falta de transparencia y una intención última de privatizar el servicio", denuncia la diputada socialista almeriense Consuelo Rumí, quien ha pedido una entrevista al ministro de Defensa y presentado una iniciativa en el Congreso para solucionar un problema que afecta a otras bases de España. Desde la estratégica base militar de Viator, sede de La Legión, parten las misiones internacionales de las tropas españolas y se entrenan allí para ellas. 

En el conflicto del mantenimiento, tras no renovarse el contrato a la última empresa, el Ministerio no ha abierto concurso nuevo, encargando como alternativa trabajos menores sin presentar oferta pública integral. "Son contratos inferiores sectoriales que no salen a oferta pública al ser de importe menor. Es una elección a dedo de la empresa. Creemos que hay falta de transparencia y una intención última de privatizar el servicio", argumenta la diputada socialista.

Consuelo Rumí se comprometió con los afectados que se dedicaban al mantenimiento a solicitar una reunión con el ministro de Defensa en Madrid en la que ella misma pudiera dar cuenta de lo que está ocurriendo en la base militar y reclamar explicaciones y posibles soluciones al respecto.

Según la información recibida hasta el momento por parte de los afectados, la intención del Ministerio es la de cubrir esa labor, entre otras formas, con la oferta de dos contratos que, por su cuantía, no conllevarían la presentación de una oferta pública -como ha ocurrido hasta ahora- sino la elección directa de empresas para cubrir determinados servicios.

Ante ese planteamiento, Rumí ha expresado que los socialistas "somos sensibles con la situación de los trabajadores" y que, por ello, "vamos a coordinar acciones en el Congreso de los Diputados en torno a los centros afectados en Andalucía por esta decisión que nadie en el Gobierno ha justificado", además de "analizar las partidas destinadas a mantenimiento en los Presupuestos Generales del Estado para esclarecer qué es lo que está ocurriendo. La realidad es que hay 15 trabajadores que han dejado de realizar un servicio fundamental en un campamento que es una población, con 2.500 personas, y que nos preocupa en qué condiciones se va a realizar ese servicio ya que, si es como les están diciendo, es de una manera poco eficiente y poco transparente", sentenciaba la diputada almeriense al Congreso, quien se reunió con los afectados junto al senador Juan Carlos Pérez Navas, candidato socialista a la alcaldía de Almería, con Rubí en su lista electoral municipal.

"No nos dejan entrar en la base militar", confirma Felipe. "El trabajo lo hacen con una escuela taller de empleo de 18 personas, con fontaneros, electricistas, pintores, albañiles, jardineros, etc., mayores de 25 años. Ya están talando árboles y setos. Las dos empresas sectoriales de Sevilla que se encargan de la caldera y la planta de ósmosis llamarán a quienes ellos quieran para hacer nuestros trabajos".

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha