eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Supremo decidirá si el teniente Segura fue encarcelado conforme al derecho

El arresto de un mes se basó en una incomparecencia a una citación, aunque el ya exmilitar aportó un justificante médico que certificaba que se encontraba indispuesto.

Acusaron a Gonzalo Segura de atender a un medio el 5 de noviembre a pesar de estar enfermo, aunque la revista 'Dirigentes' testificó que la entrevista se grabó el día 4.

El exteniente ha elevado la causa al Supremo, y en caso de respuesta afirmativa pedirá daños y perjuicios y que se borre esa mancha de su expediente.

- PUBLICIDAD -
Gonzalo Segura atiende a la revista 'Dirigentes', en una entrevista publicada dos días después./ Foto: Revista Dirigentes

Gonzalo Segura atiende a la revista 'Dirigentes', en una entrevista publicada dos días después.

El Tribunal Supremo tendrá que decidir si el arresto que sufrió durante un mes el ya exteniente Luis Gonzalo Segura fue ajustado a derecho, después de que el Tribunal Militar Central hay desestimado el recurso presentado por Gonzalo Segura por los motivos que llevaron al Ejército a encarcelarlo durante 30 días sin previo aviso, basándose, entre otras cosas, en una incomparecencia del entonces militar a una citación de su puesto de mando.

Unos hechos que se remontan al pasado noviembre. El día 17 de ese mes, Luis Gonzalo Segura llegó a su acuartelamiento y fue encarcelado sin previo aviso, en base a la acusación de no haber comparecido ante el mismo órgano 12 días antes.

El teniente basó su defensa en que el día 5 estaba indispuesto, para lo que presentó incluso un certificado médico. Sin embargo, el Tribunal echó mano de una revista "Dirigentes", que el 6 de noviembre publicaba una entrevista con él. Los militares se agarraron a que la entrevista se había realizado el día antes, lo que fue negado por la propia dirección del medio, que testificó para señalar que se grabó el 4 de noviembre. Pero su testimonio no ha sido tenido en cuenta.
Para Gonzalo Segura, es un apartado más de la persecución que dice sufrir desde que publicó el libro "Un paso al frente", en el que denunciaba presuntas corruptelas en el Ejército Español, con un segundo libro llamado "Código Rojo".

"Pasan cosas muy raras, como que me me citan por correo electrónico el día 12 de noviembre a las 14:15, para que me presente el día siguiente a las 11:00, con menos de 24 horas de antelación. Recibí el correo al montarme en un ferry a Ceuta, y mi abogado comunica por fax que estoy en Ceuta y no me dará tiempo a llegar. Pero cuando me presenté el día 17 me arrestaron, algo delirante, porque acudo sin estar obligado, ya que la normativa no obligaba a acudir a las citaciones, pero me arrestaron sin más explicaciones".

Por eso, salvado el trámite de la justicia militar, en la que Segura no tenía especial confianza, queda el trámite del Tribunal Supremo, "al que pedimos que anule la sanción preventiva, porque es obvio que está basada en algo que no es correcto. He asistido a más 50 citaciones y solo he faltado a 2", señala el exmilitar, que pide que se anule, "tras lo que pediré daños y perjuicios por el tiempo que estuve encerrado sin motivo, y por supuesto que se borre esa mancha de mi expediente".

"El Ejército se equivoca si dice que grabamos el día 65"

"Dirigentes testificó el pasado mayo en el caso contra el teniente Luis Gonzalo Segura, que estuvo encerrado 30 días por no presentarse a una citación el 5 de noviembre de 2014 por encontrarse enfermo. El Ejército le acusa de hacer ese mismo día una entrevista con este medio. Pero se equivocan, la entrevista se realizó un día antes". Este texto fue publicado este martes en la web de la revista que entrevistó a Gonzalo Segura, que recuerda que "este medio acudió como testigo para certificar que la entrevista que nos concedió Luis Gonzalo Segura se realizó el 4 de noviembre de 2014, aunque se publicó el día 6. Un día antes, el día 5, el Ejército había citado a Segura, quien no acudió al encontrarse indispuesto. Al no presentarse, el Ejército (que vio nuestra entrevista publicada el día 6) concluyó que el teniente había mentido, y por ello, Segura estuvo encerrado 30 días, aunque no se presentó ninguna prueba que indicara que la entrevista se hizo el día 5 de noviembre".

La misma revista sostiene que "por parte del Ejército, acudieron un coronel y un capitán, responsables del expediente disciplinario que se le abrió al teniente. Curiosamente, en el testifical ninguno de los dos recordaba nada", con lo que, si el proceso sigue con la misma forma que hasta ahora, se encontraría con una sentencia en la que no habría pruebas para decidir un ingreso en prisión más allá que la unilateralidad de la propia justicia militar.

La revista, por cierto, coincide con las dificultades halladas por eldiario.es/andalucia para obtener la versión del ejército en este asunto, ya que sostiene que no pudo lograrla a pesar de los intentos en este sentido. En su día, Defensa se remitió a un escueto comunicado en el que detallaba que Gonzalo Segura había sido encarcelado por una falta grave, sin más detalles. Ahora, la pelota está en el tejado del Tribunal Supremo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha